domingo, 1 de marzo de 2015

EL "PASTOR" VICTOR ARDEN BARNARD, FUGITIVO EN EEUU POR 59 CARGOS DE PEDOFILIA, CAPTURADO EN BRASIL POR INTERPOL




RÍO DE JANEIRO. Las autoridades brasileñas capturaron a un autoproclamado pastor que figuraba en la lista de los delincuentes más buscados en Estados Unidos, donde se le acusa de abusar sexualmente de dos niñas de un "grupo de vírgenes" en una agrupación religiosa que encabezaba en una zona rural de Minnesota.

La Secretaría de Seguridad Pública del gobierno del estado de Río Grande do Norte informó en un comunicado en su portal de internet del arresto de Victor Arden Barnard, de 53 años.

Por su parte, el Servicio de Alguaciles federal de Estados Unidos confirmó el arresto en un comunicado.

Las autoridades brasileñas indicaron que la policía capturó a Barnard la noche del viernes en un apartamento cerca de las playas paradisiacas de arenas blancas en el noreste de Brasil. El estadounidense estaba detenido en la ciudad de Natal a espera de su extradición para que enfrente los cargos que se le imputan en Estados Unidos.

Barnard, que enfrenta 59 cargos por conducta sexual delictiva, estaba en la lista de los delincuentes más buscados del Servicio de Alguaciles federal de Estados Unidos.

De acuerdo con una denuncia penal presentada en Estados Unidos, dos mujeres dijeron haber estado entre 10 niñas y mujeres jóvenes escogidas para que vivieran separadas de sus familias en un campamento que Barnard tenía instalado cerca de Finlayson, Minnesota, a 144 kilómetros (90 millas) al norte de Minneapolis.

Una mujer afirmó que Barnard abusó sexualmente de ella desde que tenía 13 años y continuó haciéndolo hasta los 22 años. La otra dijo que fue objeto de abuso sexual de los 12 a los 20 años.

Barnard supuestamente mantenía aisladas a las jóvenes en tanto que las autoridades estadounidenses han dicho que se valía de la coacción y la intimidación religiosas para mantener su control sobre ellas, en lo que describieron como una conducta similar a la de un culto.

Supuestamente Barnard dijo a una de las víctimas que ella permanecería virgen porque él era un "hombre de Dios", según la denuncia penal.


Los investigadores creen que Barnard abusó sexualmente de otras menores pero no han logrado que presenten denuncia. La mayoría de los cargos penales contra Barnard conllevan sentencias máximas de 30 años de prisión.

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/article11729165.html