sábado, 11 de abril de 2009

El caso de la secta de Roch Theriault, el Charles Manson canadiense


Nacido el 16 de mayo de 1947, Roch “Moises” Thériault fue el líder carismático de un pequeño grupo religioso en Ontario (Canadá). Entre 1977 y 1989 lideró una comuna religiosa compuesta por 12 adultos y 26 niños. Durante ese tiempo tuvo relaciones con al menos nueve de las mujeres de la comuna a las que llamaba “mis concubinas”, y era el padre de la mayoría de los niños nacidos en la comuna.

En 1989 fue detenido por asalto, y en 1993 condenado por asesinato. Condenado a cadena perpetua en la actualidad continua cumpliendo su pena, ya que en 2002 se le denegó la libertad tras su apelación. A pesar del desconocimiento que existe sobre este caso en el mundo hispano, se trata de uno de los líderes sectarios más siniestros y demoledores de la historia criminal de las creencias religiosas.
Durante su reinado sobre la secta que fundó, llegó a mutilar a varios de sus adeptos. Como la francesa Gabrielle Lavallee, una de sus concubinas, a quien amputó una mano y parte del brazo con un hacha de cocina, como “castigo” por sus “pecados”. Además, Thériault fue acusado de castrar a alguno de los niños de la comunidad, y al menos a un adulto, estirpándoles personalmente los testículos en operaciones de “cirugía” casera que él mismo realizaba.

Precisamente durante una de esas operaciones dio muerte a Solange, su primera y legítima esposa, estirpándole una costilla con la que se hizo un colgante que usaba como amuleto y “para recordarla”.

A pesar de la crueldad criminal de sus prácticas, y de que Roch Thériault haya sido bautizado socialmente como “mesias satánico”, no sería correcto calificar de secta satánica a la comunidad que lideraba.

Obsesionado desde niño por la religión y por la Biblia, Roch Thériault había pertenecido a varios colectivos católicos de estudios bíblicos, y también había sido miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Dia, pero fue expulsado en todas las ocasiones por el radicalismo de sus planteamientos bíblicos, así que terminó fundando su propia comunidad religiosa.

Thériault basaba su culto en el Antiguo Testamento. Fascinado por la poligamia, la obediencia de las mujeres hacia los hombres, los severos castigos, y el Dios particularmente estricto que aparece en la primera parte de la Biblia, Thériault fundó una secta que pretendía actualizar el Antiguo Testamento y vivir deacorde a sus enseñanzas en el mundo moderno. Así que adoptó el nombre de Moises, o de Padre, y rebautizaba con nombres bíblicos a todos los nuevos adeptos que se unían al grupo.

Presentandose como la reencarnación de Moises, y asegurando tener contacto directo con Dios, sus decisiones y ordenes no eran cuestionadas. Sus seguidores le atribuían el mismo principio de infalibilidad que los católicos pueden conceder al Papa. Sólo que sus revelaciones solían ser mucho más crueles y dolorosas que ningúna encíclica...
Resulta interesante que, incluso después de su detención y condena, los seguidores continuaban que “Moises” Thériault poseía poderes sobrenaturales y era capaz de realizar milagros. Experto curandero aseguraba poder sanar todas las enfermedades de sus seguidores, y estos le creían, relatando todo tipo de prodígios realizados por el gurú.

Convincente orador, era capaz de convencer a sus adeptos para que vendiesen sus pertenencias, rompiesen sus lazos familiares y se mudasen a la comunidad, situada en un bosque a unos 100 km al norte de noroeste de Toronto. Allí convenció a las mujeres de que todas eran sus espaosas y que debían tener muchos niños para poblar el mundo nuevo que iban a fundar en base al Antiguo Testamento. Resulta un ejemplo extraordinario de su magnético poder de influencia que, incluso después de condenado, tres de sus esposas-concubinas continuaron visitándolo en prisión, y accediendo a mantener relaciones “vis a vis” con él. Fruto de esas visitas en la cárcel Thériault tendría todavia más hijos al dejar embarazadas a dos de esas tres adeptas.

Gabrielle Lavallée, la adepta a la que habia amputado un brazo, y cuyo testimonio fué vital en en el proceso judicial contra Thériautl, terminó escribiendo un libro “L'alliance de la brevis”, en el que relataba su estremecedora experiencia en la comuna. Uno de los testimonios más brutales que podemos encontrar en la historia criminal de las sectas religiosas.

5 comentarios:

El hada del Sur dijo...

Manso procede de una familia desestructurada. Madre con 16 años que con el tiempo se hace prostituta. Abuelos fanaticos religiosos. Infancia y adolescencia dificil. El historial de Manso delictivo era completo antes de crear la secta.
Es un psicopata autentico.
Impresionante como un ser de este tipo tiene esa capacidad de persuadir y conseguir este grupos de adeptos.
Mantener tanta gente pendiente de él fuera de la cárcel y como estas mujeres mantienen esa fuerte adicción a su lider. La mente humana es impresionante.
Quiero conocer más fondo estos personajes y la influencia que ejercen en esta gente tan debil
Muy buen articulo. Seguire leyendote.
Un abrazo. Matilde

Marta dijo...

Hola! Muy interesante tu blog. Creo que ahora el perfil del líder de una secta está cambiando siempre y cuando no hablemos del sociópata. Ahora hay mucho interesado enriqueciéndose a base de engañar a gente con el tema de la Nueva Era y todo lo que entra dentro de ese cajón de sastre como terapias de crecimiento personal,técnicas variadísimas y además, disparatadas la mayoría de ellas, pero que venden. Estoy impresionada de ver el alcance que tienen ya que han conseguido llegar a mucha más gente que las antiguas sectas quizá porque tendríamos que plantearnos que el concepto de secta, hoy en día, ha cambiado, ¿no crees? Estoy estudiando a los principales grupos que se mueven por Madrid y que utilizan principalmente Internet para sus encuentros. Un saludo.

S.Jarré dijo...

Es interesante el tema de la fe en las personas, que lleva a hacerles creer en tales desquiciados.

Un ejemplo de ello me lo contó un amigo que se metió en una secta de un viejo tailandes, un supuesto swami, segun se hacia llamar, donde para liberar los chakras de la garganta, decía este hombre, debia introducirle el pene en la boca de cada neofito.

Lo interesante, lo previsible, lo descarado era que las mujeres solamente eran iniciadas en dicho ritual.

Mi amigo se enojó (su esposa estaba en el grupo) y los mismos neofitos se encargaron de expulsarlo.

Muy buen post Manuel.

Abrazo desde Argentina

SJarré

Anónimo dijo...

LO MAS IMPACTANTE PARA MI, ES COMO EXISTE GENTE TARADA QUE SIGUE A ESTOS LOCOS POR LA VIDA...DIGO TARADA PORQUE CUANDO SACARON A TODOS LOS NIÑOS DE ESA SECTA, SERVICIO SOCIAL LES DIJO A CADA MADRE QUE NO VERIAN A SUS NIÑOS SI NO SE IBAN CON ELLOS...NINGUNA SE FUE...PREFERIR A ESTE IMBECIL, POR LOS MOTIVOS QUE FUERAN, NO SÈ CÒMO SE PERMITEN LAVAR EL CREBRO DE ESA MANERA, ALGO PASA POR ELLO TB, QUE PUEDEN LLEGAR A SER TAN MANEJABLES.

Anónimo dijo...

amigo anonimo, no seas tan duro con las personas que deciden seguir al lider de una secta. yo tuve una experiencia parecida a los 40 años, estaba sumida en una depresion y una persona con caracteristicas parecidas casi me enloquece y hace de mi lo que quiere. Yo pude salir, aun me pregunto como pude ser tan tonta pero ahora se de las debilidades del ser humano tanto como de sus fortalezas, me siento sobreviviente y fortalecida . y nunca digo de esta agua no bebere,