jueves, 20 de mayo de 2010

El pederasta que decía tener poderes sobrenaturales



Martin Anthony Smith, natural de North Shields, en el noreste de Inglaterra, tenía a la policía pisándole los talones desde hacía más de dos años. Inscrito en la lista de los delincuentes más buscados del país, en noviembre del 2007 fue detenido en la región de Cumbria por la supuesta violación y abusos sexuales reiterados de una menor, que era su hijastra.
La niña habría sido víctima de las agresiones durante una década, a partir de 1995. Poco después del arresto, Smith quedó en libertad condicional a la espera de ser procesado. Fue entonces cuando huyó a España, donde se perdió su pista, hasta ser arrestado el 7 de mayo en Barcelona. En la fuga le acompañaron su mujer, Lianne, y la pequeña Rebecca, de las que tampoco había noticia desde que desaparecieron en diciembre del 2007.



Smith vivía y trabajaba en Cumbria, donde también cometió las agresiones. Durante un tiempo fue técnico de sonido y estuvo relacionado con la firma Target Managemet en la ciudad de Brompton. Sin embargo su última actividad laboral antes de desaparecer fue la de médium. Smith ejercía en un canal de televisión por satélite desde comienzos del 2007. Incluso participó en un programa para investigar si una propiedad, Brougham Hall, estaba habitada por espíritus.



También se había dedicado a la hipnosis de espectáculo, como demuestran estes video que EL ARCHIVO DEL CRIMEN ha descubierto en youtube.


Las dotes paranormales que se atribuía le fallaron cuando creyó que en España se podría esconder y escapar de la justicia británica. Los dos países han creado un grupo, denominado Operación Captura, en el que colaboran los miembros de la Agencia Contra la Gran Delincuencia Organizada (SOCA), la oenegé Crimstoppers, que recopila información anónima sobre actividades delictivas, la embajada británica en Madrid y la policía española. Con Smith, son 34 los detenidos por Operación Captura, donde todavía figuran 16 sospechosos que siguen huidos.