sábado, 2 de agosto de 2008

SENTENCIA completa contra El Solitario por el homicidio de dos guardias civiles


Acaban de enviarme el texto completo de la sentencia contra Jaime Giménez Arbe, alias "el Solitario", condenado por la sección tercera de la Audiencia Provincial de Navarra, por el homicido, el 9 de junio de 2004, de los guardias civiles Juan Antonio Palmero Benítez y José Antonio Vidal Fernández. Y he pensado que, debido al interés mediático que a despertado este caso, y la figura de "el solitario", podría ser un documento de interés para los lectores de EL ARCHIVO DEL CRIMEN, a pesar de su extensión (35 páginas). Así que la he buscado la forma de colgarla en internet, para que los interesados puedan acceder al documento original, y no a los resúmenes que han hecho algunos médios de comunicación, de forma un poco tendenciosa en algunos casos. Aunque lo cierto es que mirando simplemente algunas fotos de criminales, como Giménez, uno no puede evitar recordar los obsoletos postulados de Lombroso...
.
.
"El Solitario", que fue detenido en Portugal el 23 de julio de 2007, es condenado en concreto a veinte años de prisión por cada uno de los asesinatos y a siete años de cárcel por el delito de tenencia de armas de guerra. También se le condena al pago de dos indemnizaciones de 95.000 euros a los padres de los agentes y de 48.000 euros para la novia de Juan Antonio Palmero, con la que tenía previsto casarse en breve, así como de 24.285 euros al Estado por los daños que sufrió el coche patrulla.

La sentencia, hecha pública hoy, considera probado que el 9 de junio de 2004, sobre las 18,00 horas, los agentes Palmero y Vidal, de 29 y 31 años, respectivamente, pertenecientes al destacamento de Calahorra (La Rioja), observaron una irregularidad en la conducción de un todoterreno pequeño, marca Suzuki, en el enlace de la N-113 (Los Abetos-Madrid) con la N-232 (Logroño-Zaragoza). Los agentes emprendieron entonces una persecución del todoterreno en su coche patrulla, utilizando la señalización acústica y luminosa, y al llegar al cruce de Castejón se situaron en paralelo con el vehículo que perseguían, cuyo conductor era Giménez Arbe. En ese momento, indica la sentencia, "de manera inesperada, absolutamente sorpresiva y sin que los agentes de la autoridad dispusieran de la menos posibilidad de defensa", Giménez Arbe disparó a los guardias civiles desde su vehículo 21 proyectiles de un subfusil "M3" de fabricación americana.

2 comentarios:

Futurabogada dijo...

Muchas gracias por el documento Manuel, te acabas de apuntar un 10. Es muy interesante poder analzarla sentencia completa. Ojala subas más documentos asi. Gracias.

Anónimo dijo...

Es una pena que en España no exista la pena de muerte para asesinos como este.