jueves, 14 de julio de 2016

QUIMERAS (ARGENTINA): "CRIMINALIDAD ESOTERICA" CON MANUEL CARBALLAL

El periodista Guillermo Elía, de Quimeras (Argentina), y el investigador Manuel Carballal charlan sobre los fraudes paranormales, el ilusionismo en la investigación de anomalías, las estafas esotéricas y otros aspectos de la criminalidad esotérica... 


jueves, 30 de junio de 2016

CONDENAN A 25 AÑOS DE INTERNAMIENTO PSIQUIATRICO A LA MIEMBRO DE UNA SECTA GNOSTICA QUE ASESINO A SU BEBE EN SANTIAGO DE COMPOSTELA

 
La Audiencia la absuelve del delito de asesinato al aplicar la eximente de enajenación mental 

Cometió el crimen con alevosía ante una víctima "absolutamente desamparada".

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha condenado a un máximo de 25 años de internamiento en un centro penal psiquiátrico a Marisol Fabiola Serrano Martínez, la mujer a la que un jurado popular declaró culpable de haber acabado con la vida de su bebé en la habitación de un hotel compostelano en agosto de 2015, cuando asistía junto a su marido a un congreso gnóstico. 

La sentencia dictada por el magistrado Alejandro Morán estima que esta madre es autora de un delito de asesinato, aunque la absuelve al aplicar la eximente completa de enajenación mental. La resolución se emite en consonancia con el veredicto del tribunal popular, que vio probado por unanimidad que Marisol Fabiola, quien tiene nacionalidad chilena y alemana, asfixió a su hija, que solo tenía seis meses, en la habitación de un hotel compostelano en la tarde del 31 de agosto de 2015. 

Además el jurado consideró que en el momento de los hechos su capacidad de "entender y querer" estaba alterada por un "brote" de la esquizofrenia paranoide que padece y que tenía sin tratar. En la sentencia la sala estima que los hechos probados son "constitutivos de un delito de asesinato" por la concurrente de alevosía, por la "inexistencia de probabilidades de defensa" por parte de la niña, que estaba "absolutamente desamparada y dependiente". 

Asimismo, recuerda que la propia condenada "reconoció haber dado muerte a su hija", ya que consideró que "representaba el mal y tenía que acabar con ella para salvar al universo". Entre otras cuestiones que acreditan la autoría, la resolución judicial hace referencia a las imágenes que muestran los "extraños movimientos" de la acusada el día previo al crimen, así como el hecho de que Marisol Fabiola"era la única persona que se encontraba en la habitación con la menor cuando sucedieron los hechos". 

La causa de la muerte, apuntaron los forenses, fue asfixia por compresión cervical, con "posibilidad de que colocase una mano con suavidad sobre los orificios respiratorios oral y nasales". A pesar de la gravedad del delito, la sección aprecia la eximente completa de enajenación mental, ya que estima que cometió el asesinato dentro de un "brote agudo de su enfermedad" que "anuló sus facultades volitivas y cognoscitivas". 

La declara "inimputable", aunque descarta terapia ambulatoria, dado que "no es compatible con la necesidad de un tratamiento psiquiátrico controlado y duradero" toda vez que la mujer "carece de arraigo" en España y su control "sería poco más que una entelequia". "Es imprescindible la medida de internamiento, privada de libertad, en un centro psiquiátrico", apunta el juez, al tiempo que recuerda que un asesinato agravado como este sería, según el Código Penal, merecedor de prisión permanente revisable. 

El internamiento "no puede prolongarse válidamente cuando no subsista el trastorno mental que dio origen al mismo", por lo que fija un máximo de 25 años y revisiones periódicas. 

http://www.farodevigo.es/sucesos/2016/06/18/condenan-25-anos-penal-psiquiatrico/1482501.html

martes, 14 de junio de 2016

NARCOSATANICOS. PENSAMIENTO MAGICO, NARCOTRÁFICO, TERRORISMO Y CRIMEN ORGANIZADO


(Publicado en EOC Nº 80)

Los antropólogos sociales han comenzado a prestar atención a un fenómeno, que los especialistas llevan años estudiando: terroristas, narcotraficantes y sicarios utilizan la brujería y el satanismo para protegerse de la policía y para mantener el terror de sus víctimas. Nuestro compañero Manuel Carballal, ha viajado por Africa y América Latina estudiando in situ este inquietante fenómeno denominado por la prensa narcosatanismo.

 Algún lugar de Trinidad. Cuba.
 Después de varios viajes a la isla, y tras depositado en mi un cariño y unas expectativas inmerecidas, mi madrina, Rosa Sánchez, accedió por fin a que pudiese tomar fotografías en uno de los rituales de Palo Mayombe, la temida Regla Conga, que ella oficiaría como palera veterana. La única condición, me dijo, es que participase en la celebración como el resto de sus ahijados. 

Ya había tenido anteriormente la oportunidad de examinar las temibles Ngangas o calderos rituales. Unos recipientes en los que se recrea el universo energético en que se mueven los paleros, a través de elementos como vegetales, minerales, restos animales… y en muchos casos humanos. Incluyendo, en las Ngangas más poderosas, cráneos humanos previamente robados en los cementerios locales… 

A diferencia de los rituales oficiados por otros personajes del mundo mágico afrocubano, como los babalaos o los paleros, los rituales de Malo Mayombe o Palo Monte, son más duros. El “rayado” de los aspirantes, rajando sobre su piel con un cuchillo las “marcas” del santo, o los sacrificios de animales, para “dar de comer a los santos”, se antoja aberrante a ojos de un europeo. A pesar de que sus fiestas nacionales incluyan la tortura de animales. Tras horas de ritual, danza y música, al ritmo de los tambores sagrados, los orishas (dioses) hacen su aparición, cabalgando (poseyendo) a varios de los presentes, que comienzan a moverse frenéticamente. Uno toma una tortuga y le arranca la cabeza de un mordizco para beber su sangre…


Otro toma una cabra, y la decapita de un certero golpe con un machete. Alguien derrama su sangre sobre un cuenco de madera y mi madrina lo acerca a mis lábios… “bebe, es la sangre del sacrificio” me dice… Me sorprende su sabor. Es dulce… El Palo Mayombe pierde sus raíces históricas en la noche de los tiempos, y en lo más profundo de Africa, el origen de la humanidad. Es una religión ancestral, dura, telúrica, primitiva, pero también viva, vital y alegre. Sin embargo la implacable dureza del uso de sangre en sus rituales has inspirado a criminales, psicópatas y charlatanes, para disfrazar su sadismo con las vestiduras del Palo Monte. Sustituyendo las tortugas, chivos o gallinas, por seres humanos. Y expulsando a los ancestrales dioses del panteón Yoruba, para ocuparlos con el mismo Diablo… 

Brujería y crimen organizado 

Siete de enero de 2016. Efectivos de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Colombia), en colaboración con la fiscalía, rodean la casa. Revisan los chalecos antibalas, montan las armas, y tras una patada en la puerta, entran en el recinto gritando: ¡Policía! Tumulto, empujones, más gritos…

Los agentes han conseguido sorprender a los delincuentes que no pueden evitar las detenciones… Los demonios, espíritus y fuerzas sobrenaturales que, según creen, protegen su guarida, han sucumbido a los fusiles de asalto policiales… 

Según el Coronel Jaime Barrera, comandante de la MECUC (Policia Metropolitana de Cúcuta), los sospechosos pertenecían a la banda de La Machorra (Los Paisas), una organización dedicada al narcotráfico y al sicariato (asesinatos por encargo), responsable de las ejecuciones de Daisy Marcela Pineda Romero (el pasado 1 de octubre); Maritza Vera y Nelson de Jesús Chávez (25 días más tarde), etc. La MECUC detuvo a Erick Heller Rojas, alias 'Tito', de 24 años; y Jefferson Andrade, conocido como 'Cocoy', de 18, a quienes consideran líderes de la organización. Así como a varios integrantes de la misma. En el registro también se encontraron armas, drogas… y lo que resultó más sorprendente: un altar de brujería. 

 Los presuntos asesinos a sueldo y narcotraficantes acudían a la magia para protegerse de de la Ley… Obviamente no los funcionó. En estos momentos, según una nota oficial publicada en la web de la Fiscalía (fiscalia.gov.co) todos han sido trasladados al Centro Penitenciario de Cúcuta, en Santander, acusados de narcotráfico y asesinato. A la mañana siguiente la prensa colombiana se desayunaba con el siguiente titular: “Sicarios usaban brujería para evitar la Justicia”. 

En las imágenes del altar que la MECUC nos filtró a los medios, creo reconocer a “viejos conocidos”. Santos y orishas como María Lionza, el Dr. J. Gregorio Hernández, el negro Felipe… hasta Buda había sido incorporado al altar sincrético de los sicarios. Algo que antes solo había visto en mis viajes por Cuba y Haití. No, no era la primera vez que el crimen organizado utilizaba la brujería en Cúcuta.

En esa misma ciudad, y justo un mes antes, en enero de 2015, varias jóvenes menores de edad fueron liberadas de una red de “trata de blancas” que reclutaba a niñas y jóvenes por todo el país, para después obligarlas a prostituirse en la frontera colombo-venezolana. También en esta ocasión los criminales utilizaban la brujería para aterrorizar a las menores, “fidelizándolas” con sus proxenetas, y para “protegerse” de la Policía. De nuevo no existió tal protección cuando la Policía Nacional detuvo a Fredy Fonseca, alias “el Gordo” y Luis Sierra alias Pipe, líderes de la organización… No funciona. 

No importa cuanta sangre, animal o humana, haya sido ofrendada a los espíritus. La detención de los criminales, que pretenden encontrar en la brujería un sistema de hacerse invisibles, invulnerables a las balas, o inaccesibles a la policía, demuestra que el sistema no es efectivo. Sin embargo en estos momentos, en algún rincón del mundo, un asesino, un narcotraficante o un terrorista, están afilando un cuchillo ritual para sesgar una vida, ofrendándosela a algún exótico altar diabólico, creyendo que así obtendrá una protección mágica para sus delitos…

Brujería armada
El 25 de agosto de 2013 caía el jefe del Frente 57 de las FARC en la frontera entre Panamá y Colombia.

Virgilio Antonio Vidal Mora, alias ‘Sílver’, fallecía durante un bombardeo del ejército colombiano, al campamento del Frente 57 de las FARC, en la frontera de colombopanameña. Silver había ingresado en las FARC 30 años antes. Su lucha, que empezó motivada por ideales revolucionarios, evolucionó hacia el narcotráfico, excusándose, como muchos comandantes de las guerrillas colombianas, en que la lucha revolucionaria requería grandes cantidades de dinero para pagar armas, municiones o explosivos. Y si el mayor negocio de Colombia es el tráfico de cocaína, los guerrilleros decidieron que el narcotráfico debía contribuir a su lucha revolucionaria… Así, poco a poco, los ideales marxistas del pasado fueron desdibujándose devorados por el verde de la selva, transformando a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en simples narcotraficantes, como los que en su origen decían combatir.

Para los servicios de inteligencia colombianos Silver terminó por convertirse en uno de los principales responsables del tráfico de armas y drogas de las FARC, vinculado directamente con el cártel mexicano de Sinaloa. Y, como los de Sinaloa, Silver compartía también una arraigada creencia: la brujería podía protegerle de las balas.

Solo tres meses antes un grupo de 11 guerrilleros del Frente 57 de las FARC, encabezados por  Alfredo Úsuga, alias Marlon, abandonaron la lucha armada desmovilizándose, y uno de ellos, Breiner, hombre de confianza  de Sílver, relató a los servicios de inteligencia como había acompañado a su comandante a la consulta Maritza Cerdeño, una conocida santera de Aparadó, pueblo natal del comandante de las FARC, y quien lo habría introducido en las artes de la magia. Maritza Cerdeño ya había iniciado anteriormente a otros guerrilleros históricos, como Noel Matta Matta (Efrain Gúzmán “el viejo”), uno de los fundadores de las FARC junto con Tirofijo y Miguel Pascuas.

Según la confesión de Breiner, Silver “dice que las balas del enemigo no le entran cuando está en combate. Anda embambado con cadenas, de las que le cuelgan unos amuletos… En las noches se retira a su cambuche, en el que nadie entra, hace unas invocaciones, se baña con unas pócimas de hierbas que carga en el morral. No entra ni siquiera Mery, su compañera sentimental (a la que reclutó para las FARC con 12 años). El que lo moleste lo manda a fusilar…”.

Más aún, el arrepentido relató algunas de las historias que circulaban entre los guerrilleros, y que pretendían certificar los poderes mágicos del Comandante Silver, como aquella ocasión en que echó un “mal de ojo” a Rigo, otro guerrillero perteneciente al Bloque Iván Ríos de las FARC, con quien había discutido y a quien, en presencia de varios guerrilleros, auguró una muerte inminente: “‘Rigo’ se enfermó; tenía fiebre y alucinaciones, decía que ‘una sombra lo perseguía en las noches’. Una mañana unos compañeros lo encontraron muerto dentro de la tienda. Decían que ‘Sílver’ le dijo a la bruja que se lo llevara…”.

Guerrilleras embrujadas
Erika Gabrial, reportera del programa colombiano Testigo Directo, consiguió entrevistar a dos guerrilleras desmovilizadas que vivieron en primera persona los rituales de brujería en los grupos armados de Colombia. Lliliana combatió durante 12 años en la Compañía “Guerreros de Sindagua” del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y Nataly en el Frente 1º de las FARC. Ambas dieron testimonio de cómo algunos mandos de las guerrillas utilizaban a Payés, brujos locales de la selva colombiana, para realizar rituales de brujería con diferentes objetivos: protegerse del ejército colombiano en los enfrentamientos armados; solucionar problemas de salud que surgen en la selva o incluso obtener los favores sexuales de las guerrilleras de sus compañías.

El antropólogo Nestor Alejandro Pardo, de la Universidad Nacional de Colombia, ha estudiado a fondo el tema. Autor de varios trabajos sobre la brujería contemporánea en las guerrillas colombianas recogió el caso de una guerrillera que supuestamente habría recibido 30 balazos antes de caer abatida… se había incrustado un crucifijo en el hombro.

Según las investigaciones de Pardo algunos guerrilleros “rezan a las balas y al armamento para que sea más efectivo”, y acuden a los payés para “hacerse invisibles o invulnerables a las balas de la policía y el ejército”.

Antes de entrar en combate acuden a un Payé o brujo local, que realiza los rituales de protección, cuando no les enseña a los terroristas como hacerlos ellos mismos. Y así, confiados en la magia de la brujería, en una protección sobrenatural que los hace invulnerables, se lanzan con mayor aplomo y confianza a la lucha. Y eso siempre suele jugar a su favor. Por ello, cuando sobreviven al combate, en el que solo la confianza en si mismos ha contribuido al éxito, refuerzan erróneamente la idea de que la brujería puede protegerles.

El problema es que con frecuencia sus asesores mágicos no son más que estafadores, que intentan lucrarse de su ignorancia, aumentando el precio de los rituales, argumentando que los dioses requieren sacrificios más costosos. Más animales, o animales más grandes o raros… incluso seres humanos. Solo así los rituales serán más potentes y los éxitos estarán asegurados…

El siguiente paso era predecible. Más allá de religiones lícitas y ancestrales, como la Santeria o la Wicca, los criminales buscan el favor de dioses más poderosos… o del mismo Satán.

Los narcosatánicos de Matamoros
Tuve la primara noticia sobre la increíble historia de Adolfo de Jesús Costazgo de la mano de Torcuato Luca de Tena. El destino quiso que a mediados de ese año 1989 el fundador del ABC y autor del célebre “Los renglones torcidos de Dios” y quien esto escribe, coincidiesen en un debate televisivo sobre la figura del Diablo. Luca de Tena acababa de regresar de México, donde residía desde mediados de los setenta, y todavía llegaba conmocionado por la noticia que esos días había colapsado los medios aztecas.

Una secta satánica de narcotraficantes, que había realizado docenas de sacrificios humanos, acababa de ser desmantelada por la policía. El escándalo salpicaba a famosos y conocidos cantantes, actores, políticos…

Todo comenzó, como comienzan estas cosas, en un control rutinario de carreteras. El lunes diez de abril de ese año David Serna Valdez, de 22 años, conducía una camioneta Chevrolet Silverado (matrícula 1068RP) cerca de la frontera de México con EEUU cuando se encontró con un control policial en la carretera de Matamoros A Reynosa, que bordea la frontera de México con EEUU. Perdió los nervios. En lugar de detenerse aceleró, originando una espectacular persecución que terminó a la altura del kilómetro 39, ya dentro de rancho Santa Elena. David Serna creía que en el rancho estaría a salvo de la policía… Se equivocó.

En la furgoneta los agentes encontraron restos de marihuana y una pistola del 38 especial. En el rancho fue detenido otro tipo: Domingo Reyes Bustmante. Su comportamiento resultaba sospechoso. Parecía confuso. Ni Valdez ni él parecían dar crédito a la presencia policial en el rancho. Era como si los sistemas de protección mágica que en teoría protegían Santa Elena de la policía hubiesen perdido su poder…

Tras un intenso interrogatorio, probablemente tortura, Valdez se derrumbó confesando su pertenencia a un cártel de narcotráfico, y como acababan de entregar en Rio Bravo un pedido de 300 kg de marihuana. Sin embargo el detalle más escalofriante de su confesión superaba todas las expectativas de la policía: Valdez confesó que el capo de su organización era un brujo cubano que realizaba sacrificios humanos en rituales mágicos, para obtener la protección de los espíritus…


Domingo Reyes confirmó las increíbles declaraciones de su compinche, y señaló la ubicación de otra base de la organización: una lujosa mansión en Matamoros donde son detenidos más miembros del cártel: los hermanos Elio y Ovidio Hernández Rivera y su primo Serafín Hernández García.

Comenzaron los registros. Drogas, armas… y una fosa común con una docena de cuerpos humanos a los que les había extirpado el corazón o el cerebro en macabros rituales de brujería. También encontraron las Gnangas, muy parecidas a las que yo he podido examinar en Cuba, Dominicana o Haití. Pero en este caso los huesos y cráneos de animales sacrificados podían ser sustituidos por restos humanos… Después vinieron más. La organización contaba con fincas y pisos en diferentes puntos del país.

Los agentes de policía estaban desbordados. Nunca antes se habían enfrentado a algo parecido. Pronto en otras partes del Santa Elena, y en otras propiedades de la organización, como el rancho Santa Liberada, se encontraron más cadáveres. Después de registrarían la mansión del lujoso barrio de Obispado de Monterrey, la del número 47 de la calle Papagayos, etc.

Imposible detener el escándalo. La policía inicia un despliegue sin precedentes en el estado, a la busca y captura de “El Padrino” y sus secuaces más directos: Alvaro de León Valdez “Duby”, Omar Francisco Orea, Martín Quintana (su lugarteniente) y la escultural Salara Villareal Aldrete (musa y amante de “El Padrino” a quien algunos se referían como “La Madrina”. Pero la noticia no puede contenerse y copa todos los titulares: “narcosatánicos en Matamoros”. “El Padrino” y sus colaboradores más directos inician la fuga, y durante tres semanas consiguen burlar el operativo, de más de 300 agentes, que siguen su pista por todo México.

Mientras los forenses continúan desenterrando cuerpos en las propiedades de la organización. En las autopsias consigue identificarse a las primeras víctimas. Casos abiertos de desaparecidos, consiguen por fin ser resueltos. Pero los exámenes evidencian que algunos de ellos han sido sometidos a tormentos atroces, presuntamente durante el transcurso de rituales de brujería. El transexual Claudia Ivette, por ejemplo fue descuartizado, le extirparon los ojos y le arrancaron la pial. Al joven norteamericano Mark Kirloy, le habían amputado las piernas, extraído el cerebro y con su columna vertebral “El Padrino”, se había hecho un alfiler de corbata… El asesinato de Kirloy implicó en la investigación a las autoridades norteamericanas.

El desenlace
Por fin, el 6 de mayo, “El Padrino” y grupo de seguidores más leales es localizado en el histórico barrio de Cuauhtémoc, en el norte de México Distrito Federal. Allí, en el cruce de las calles Río Balsas con Río Serna, concretamente en el apartamento 11 del número 19 de Rio Serna,  se había parapetado el núcleo duro de los “narcosatánicos” de Matamoros.

Justo enfrente todavía hoy se erige un kiosco de prensa donde aún recuerdan aquel soleado día de mayo de 1986, en que las balas comenzaron a llover del cielo, desde la azotea del edificio situado en la esquina.

Rodeados por la policía “El Padrino” y sus hombres comenzaron a disparar contra la policía que les invitaba a rendirse. Pero “El Padrino” no estaba dispuesto a dejarse atrapar. Después de 45 minutos de intenso tiroteo entrega su ametralladora a León Valdéz “Duby” ordenando que le disparase, pero el joven no se siente capaz de “suicidar” a su bienamado Padrino. Este decide ponérselo fácil y meterse dentro de un armario para que Duby no vea sus rostro al aparetar el gatillo. Y sentencia: “Mátame o te irá muy mal en el infierno”... Duby asiente resignado.

Martín Quintana, fiel hasta la muerte a su Padrino, decidió morir a su lado y entró con él en el armario recibiendo una lluvia de balas. Para cuando el resto de la banda, incluida “La Madrina” se rindieron, y la policía entró en el apartamento, el Padrino y su fiel lugarteniente ya estaban muertos. Había prometido que no entraría en prisión y cumplió su palabra.

Torcuato Luca de Tena, según me relató en nuestro encuentro, siguió día a día la evolución del caso que acaparaba los titulares de toda la prensa mexicana e internacional. El Padrino, cuyo nombre real era Adolfo de Jesús Costazgo, había nacido en Miami en 1962. Se había iniciado en el Palo Mayombe o Regla Conga, una religión afrocubana, siendo apenas un adolescente y durante años había sobrevivido gracias a sus conocimientos de dicha religión, y a una consulta como echador de tarot. Pero, tras establecerse en México, comenzó a utilizar los contactos que le ofrecía sus consulta: policías, actores, delincuentes, para iniciar su propio negocio de narcotráfico, pervirtiendo los principios de una religión ancestral y legítima como la Regla Conga, y convirtiendo el Palo Monte en una particular forma de satanismo para fidelizar a sus seguidores, aterrorizar a sus enemigos, y obtener “protección mágica” contra las autoridades. Obviamente tampoco a él le funcionó.

Según me explicó Torcuato Luca de Tena entonces, y pude comprobar a medida que las noticas llegaban a España, El Padrino estaba muy bien relacionado con la alta sociedad azteca. Pronto el escándalo salpicó a políticos, actores, cantantes, etc, a los que se vinculó con los narcosatánicos de Matamoros: Desde el cantante Oscar Athie, a la famosa actriz Irma Serrano “la tigresa”, pasando por  Lucía Méndez, el peluquero Alfredo Palacio o la también cantante Yuri, que poco antes había triunfado en España apadrinada por Juan Pardo.

Pero quien focalizó la atención de la prensa mundial fue ella… “la Madrina”. Sara María Aldrete Villareal. Nacida en Matamoros, en 1964. Su casi metro noventa de estatura y su natural belleza, no hacían que pasase desapercibida. Y un ciudadano estadounidense, Miguel Zacarias, consiguió casarse con ella el día de Halloween de 1983, pero el matrimonio apenas duró cinco meses. Sin embargo Sara ya había conseguido la nacionalidad norteamericana.

Estudiante ejemplar de educación física, becada por el Texas Southmost College,  conoció a Costazgo en julio de 1987 en una calle de Matamoros. El se convertiría en su amante y la iniciaría en su compleja mezcla ritual de Palo Monte, brujería azteca y satanismo, ordenándola como “La Madrina”.

Condenada a a 647 años de prisión, actualmente cumple su pena en una prisión de México, pero si algún día fuese liberada tendría que enfrentarse a otro proceso en EEUU por el asesinato de Mark Kirloy. Hace unos años publicó su propia versión de la historia en el libro “Me dicen la narco satanica”, y ha concedido diferentes entrevistas a medios mexicanos e internacionales asegurando que siempre fue una víctima, secuestrada por Costazgo, y que su confesión, durante el juicio, fue arrancada a fuerza de torturas y violaciones por parte de la policía.

Sin embargo su historia era demasiado fascinante, y ya se han producido varias películas relatando su vinculación con los narcosatánicos de Matamoros.

En 1997 el director español Alex de la Iglesia también quedo subyugado por la increíble historia de Sara Aldrete, dirigiendo la película “Perdita Durango”, en la que la actriz Rosie Pérez interpreta a una sanguinaria y ambiciosa Aldrete, y nuestro oscarizado Javier Bardén al personaje inspirado en Adolfo de Jesús Costazgo. En una de las entrevistas que concedió a Pepe Navarro, durante la promoción de la película, repleta de torturas, sangre y vísceras, dijo que tras documentarse a fondo sobre la historia de Sara Aldrete y Costazgo, había decidido suavizar las escenas de los rituales… “Si lo cuento como ocurrió realmente –dijo- nadie se lo creería”.

Manuel Carballal




lunes, 13 de junio de 2016

SUICIDO RITUAL EN MEXICO DE DOS MENORES


Jiquilpan, Michoacán.- Consternación en la comunidad de Colinas del Paraíso del municipio de Jiquilpan luego de que el mediodía de este lunes fueran encontrados los cuerpos sin vida de dos menores de edad que habían sido reportadas como desaparecidas la tarde del pasado domingo. 

De acuerdo a la información obtenida entre los familiares y amigos de las desaparecidas, las menores Mariana B. y Leslie L. ambas de 13 años comenzaron a despedirse de sus amigas y conocidos señalando solamente que se iban muy lejos para no volver, esto ocurrió al filo de las 3 de la tarde, sin embargo, la última vez que se les vio fue en el parque de esta colonia cerca de las 17:00 horas del domingo. 

Durante la tarde y noche familiares y vecinos desplegaron un intenso operativo en los cerros y barrancas cercanas ya que la policía municipal señaló que tendrían que pasar 72 horas para activar la búsqueda de las niñas y argumentaron que se carecía de patrullas para desplegar un operativo en busca de las menores. Los cuerpos fueron encontrados suspendidos de un árbol en las cercanías de la perforación de abastecimiento de agua potable que abastece a esta colonia, lugar que fue custodiado por elementos de las corporaciones policíacas de Jiquilpan y Sahuayo, además de elementos del Ejército Mexicano quienes impidieron la entrada a familiares hasta que se realizaran las actividades de los peritos. Familiares y amigos de las fallecidas levantaron fuertes reclamos contra los policías presentes en recriminación por su negativa a prestar ayuda en la búsqueda de las menores. 
De acuerdo a varios de los amigos de las dos fallecidas, durante la mañana del domingo las dos estuvieron mensajeando en sus redes sociales sobre un ritual de suicidio visto en una película en la que se les indicaba que debía vestir ropa blanca y ahorcarse con una cuerda azul. 

De hecho el padre de una de las menores fallecidas había señalado que su hija le había comentado que tenía la intención de colgarse de un árbol del bosque de Jiquilpan, árbol que había marcado ya con un listón azul. Los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense de la ciudad de Sahuayo para la autopsia de ley. 

http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-n2814

miércoles, 8 de junio de 2016

DAVID COPPERFIEL OBLIGADO A REVELAR UNO DE SUS EFECTOS MAGICOS POR ORDEN JUDICIAL


El mundialmente conocido mago David Copperfield se ha encontrado con un revés en su carrera cuando ha sido denunciado por un espectador que participó como voluntario en su espectáculo por las secuelas psíquicas y daño cerebral que le originó. 

Copperfield es uno de los mejores ilusionistas del siglo XX, y XXI, sorprendiendo con su particular fuga de Alcatraz, atravesar la Gran Muralla China o hacer desaparecer a la Estatua de la Libertad. En sus espectáculos también hace desaparecer a un grupo de 13 espectadores que acaban apareciendo, casi sin tiempo, por otra zona del escenario. 

Precisamente en ese truco se origina todo el conflicto. Sucedió en el año 2013 cuando el chef británico Gavin Cox fue elegido para participar, de forma activa, en el show de Copperfield en el casino MGM de Las Vegas (Estados Unidos), iba a ser parte del truco “Vinishing Audience”. El chef entró en una estructura con 13 sillas y fueron suspendidos en el aire, tras ello se dejó caer una cortina que los cubría. 
Los “voluntarios” elegidos se alumbraban con unas linternas y, de repente, desaparecieron. Realmente fueron llevados rápidamente por un pasillo hasta el exterior del teatro donde reaparecieron “por arte de magia”. Pero Cox ha interpuesto una demanda por que cayó al suelo mientras corría por el pasillo y se dislocó el hombro debiendo ser operado de espalda y cuello. 

El chef argumenta que también le provocó daños en el cerebro, una enfermedad similar al Parkinson “fue como si una alarma de incendio se hubiera encendido. Ellos (el equipo de Copperfield) gritaban ‘¡rápido!, corre, corre, corre’. Era como un pandemonium. No sabías donde debías ir. Era oscuro. Había manos empujándome en mi espalda. Entonces, cuando di vuelta en una esquina, mi pie tropezó y caí contra el suelo”. 

Ahora el chef pide una indemnización al mago y la defensa de este argumenta que se lleva realizando 15 años, con más de 100.000 voluntarios y que no es peligroso ni jamás ha sucedido nada con ninguna persona similar al caso de Cox. Debido a ello David Copperfield se ha visto obligado a desvelar como realiza el truco y esperar a enero de 2017 para conocer que dictamina el juez.

jueves, 2 de junio de 2016

JUEZ TAIN: "Altos cargos de la Guardia Civil, a través de los servicios secretos marroquíes, intentaron encarcelarme por narcotráfico”


En su libro "Dossier de lo Insólito" (Luciérnaga, 2016) el periodista David Cuevas da voz a los protagonistas de todo tipo de situaciones insólitas: casos criminales, conspiraciones, servicios secretos, sucesos anómalos, etc. 

Entrevistando a dichos protagonistas, siempre sobre el terreno, Cuevas accede a confidencias y confesiones, a veces absolutamente desconcertantes. 

Tal es el caso de José Antonio Vázquez Taín. Cuevas viajó hasta La Coruña para reunirse con el mediático juez en el Santa Sanctorum de su despacho privado en la Plaza de Pontevedra. Este es un extracto de su libro "Dossier de lo Insólito" que Cuevas ha cedido en exclusiva para El Archivo del Crimen. 

ENTREVISTA AL JUEZ TAIN 

El juez Tain no es un juez corriente. Su periplo por el famoso Camino de Santiago le hizo convertirse en el juez valiente que es. Especialmente conocido por ser colaborador (más de lo habitual, dirían algunos) con cuerpos y fuerzas de seguridad del estado y por la amabilidad que desprende con los medios. Sorprende su humildad en el trato cuando hablamos del instructor del caso Asunta y del robo del Códice Calixtino, así como del peligroso cartel de Vilagarcia de Arousa, la que fuera capital del narcotráfico gallego.

El juez que también colaboró en la instrucción del funesto accidente del Alvia en Angrois que dejó 80 muertos, tiene 49 años y es cinturón marrón de yudo y escritor de cierto éxito, cuyas tramas de algunas de sus novelas dicen que recuerdan demasiado a casos en los que él mismo ha trabajado. Nos recibió en el despacho de su mujer y nos mostró el suyo, lleno de recuerdos que, como expuestos trofeos, guarda a buen recaudo. Se trata de regalos y presentes de compañeros, personas de distintos cuerpos policiales, cargos de la Guardia Civil y… narcos. Sin pelos en la lengua, habló conmigo, entre otros asuntos, sobre corrupción, el Códice, Asunta y lo que su trabajo, a veces peligroso, le ha afectado en el terreno más humano. Una entrevista que fue publicada en Crónica de El Mundo, y que ha sido ampliada para “Dossier de lo insólito” (Luciérnaga, 2016).

¿Qué le lleva a usted a ser juez?
Yo pensaba que tenía vocación de fiscal, pero cuando preparo las oposiciones decido ser juez. No es el perseguidor, sino el árbitro defensor que encajaba con mis pretensiones de defender el derecho de los pobres o los débiles. Algo importante para mí ya que me crié en un ambiente relativamente humilde, siendo de la primera generación de universitarios de mi familia.

De hecho a usted le llaman el Robin Hood gallego…
Eso es por mi primer destino. Voluntariamente decidí trabajar en Vilagarcía de Arousa, y a todo lo que allí viví le debo mi forma de ser, actuar y trabajar.

¿Y como se mete allí?
Tuve la posibilidad de elegir un destino cómodo, pero un compañero me pidió que se lo cambiara y, como no se decir que no, lo hice. De modo que allí aterricé. Además, cuando aprobé las oposiciones hice el camino de Santiago y me encontré, revelando que tenía una forma de ser muy impetuosa. Descubrí que podía ser un juez valiente, e intenté demostrarlo en Vilagarcía haciendo un trabajo formal y no de fondo.

Pero la mayoría de jueces que pasan por allí saben que es un lugar de paso y usted, cuando llevaba años allí, llegó a renunciar un ascenso por continuar con aquella compleja labor…
Y eso no gustó a la Audiencia Nacional, de hecho. Pero un primer destino como ese es muy complicado, ya que son lugares cuya idiosincrasia de fronterizos les da un carácter dificultoso por determinados géneros delictivos que son muy específicos de esa zona. Allá por 1600, la Santa Inquisición envió a unos emisarios desde Valladolid para evitar el contrabando de libros en las costas gallegas, lo cual fracasó debido a que estos terminaban sobornados. Es decir, el contrabando (ahora narcotráfico) en costas gallegas lleva haciéndose desde tiempos remotos, y esto ha de tenerse en cuenta a la hora de luchar contra ello.

¿Y por qué no se elimina el narcotráfico?
Porque el dinero recaudado lo tiene que manejar un entramado fiscal lo suficientemente eficaz como para blanquearlo, amen de tener el apoyo de una entidad política para ampararlos y que no les persigan. No son cuatro locos que cargan y descargan droga en un barco corriendo por las playas. Es un entramado mucho más difícil que entraña a bancos, abogados, fiscalistas, políticos, policías…

Lo dice usted con tanta naturalidad que asusta.
Claro, porque cuando uno es conocedor de que altos cargos de la Guardia Civil, a través de los servicios secretos marroquíes, han establecido un entramado para implicarme a mí en un cargamento de cocaína y meterme en la cárcel, es cuando eres consciente de que la implicación policial en el entramado del narcotráfico es algo normal. Estamos hablando de que 2.000 kilos de cocaína, tras gastos y sobornos, conllevan un beneficio neto de seis millones de euros. Evidentemente, un traficante prefiere gastar dos millones en sobornar gente que ahorrárselos y acabar entre rejas.

¿Es cierto que, en ocasiones, cuando se incauta un “importante” alijo de droga, lo que realmente aparece en la comisaria es solo un 5 o 10% del montante real de la operación para justificar la misma, desviando la carga restante al comprador gracias a falsos chivatazos y sobornos policiales?
En todas mis operaciones siempre tuve claro que en la foto de la droga aparecían Policía Nacional, Guardia Civil o Vigilancia Aduanera, además correlativos. Lo que si era muy común en grandes operaciones era lo que llamamos aprehensión sin reos, es decir, que se incautaban grandes alijos de tabaco o droga pero había pocos detenidos. Un soplo, algo rápido, pero que justificaba una estadística.

O sea, que la problemática real del narcotráfico es mucho más compleja de lo que parece…
De cada operación vas sacando información para la siguiente. Conoces ese mundo lo mismo que ellos nos conocen a nosotros. Los narcos cambian las rutas y las formas de trabajar ya que nuestras investigaciones judiciales llegan a sus abogados que, a su vez, les aleccionan para que eviten la cárcel. Saben como trabajamos. Aún así, en esos años realizamos 19 macro-operaciones de tráfico de estupefacientes, una de ellas con 7 toneladas de cocaína incautada y 57 detenidos condenados.

¿Nos cuenta alguna anécdota de esa época?
Ha habido muchas. Recuerdo una que tuvo lugar durante una compleja investigación sobre el narcotráfico. Por aquel entonces les poníamos motes a todos los imputados. El caso es que a uno de ellos le llamábamos el “Cuatro jinetes vienen de Bonanza” pues este tenía la costumbre de tararear dicha cancioncilla. Y recuerdo que estando ante él mientras fumábamos en un momento dado, se me ocurrió, mirando a la pared, tararear la citada tonadilla, a lo que el imputado respondió: “Señoría, ¿lo sabe usted absolutamente todo de mí? Yo le dije que “y más”, a lo que el acusado terminó diciéndome: “Bueno, pues subamos arriba. Voy a confesar”, y terminó cambiando toda su declaración. Utilizábamos mucho esta clase de argucias.

¿Qué opina de la política corrupta?
Pues que no es que la política sea corrupta, sino que en este país nadie le pide al fontanero que le haga la factura con IVA. Es decir, por porcentaje, somos el país europeo con más pensiones no contributivas, subsidiarias o de ayuda. En España se usa la excusa de que ya que los políticos roban, yo también lo hago. Lo llevamos en nuestra naturaleza. La picaresca española es algo muy popular, de modo que en todos los colectivos, incluido el mío, nos encontramos a gente de toda clase y condición. Aún así, hay mucha gente obsesionada con la corrupción o el blanqueo de capitales cuando resulta que hay más policías municipales poniendo multas en cualquier ciudad pequeña del estado que verdaderos especialistas en delitos económicos o blanqueo de capitales investigando asuntos de corrupción. Es triste pero es así de real.

Pero nuestros gobernantes deberían de dar ejemplo, ¿no cree?    
No somos capaces de entender la capacidad de corrupción que tiene el sistema capitalista. Me refiero a todo tipo de corrupción. Hay que tener una personalidad muy especial para que un narco te ofrezca 10 o 15 millones de Euros por una colaboración y sepas decirle que no. La historia del narcotráfico gallego ha demostrado esto, incluyendo a alcaldes comprados.

¿Y como le afectaban a usted todas sus investigaciones desde el punto de vista más humano?
Pues llegué a vivir un drama personal, y es que un condenado por mí, tras salir de la cárcel, llegó a intentar quemar a mi hijo con ácido y se equivocó hiriendo a tres compañeros suyos de clase en la parada del autobús. Ahí adquieres la conciencia material y real de lo que es el peligro.

¿Y no llegó a plantearse un cambio de rumbo en sus investigaciones?
Al contrario, aquello me reforzó. Y no es una cuestión de venganza, sino el hecho de darte cuenta de que estás haciendo bien las cosas. Si eres consciente de lo que haces y del peligro que conlleva, uno ha de ser consecuente. Además, en Galicia no eran tan peligrosas para un juez ese tipo de investigaciones, pero en países como México o Colombia yo he visto, en ciertas operaciones que se llevaron a cabo, ajustes de cuentas que acabaron con personas que yo conocía y que no están ya entre nosotros.

¿Hay algún personaje al que le hubiera gustado haber juzgado?
Aunque soy ourensano de nacimiento, ahora soy muy coruñés y tal y como decía una magnífica jurista de A Coruña, Concepción Arenal, “odia el delito y compadece al delincuente”. Y yo soy así, por eso me llevaba muy bien con los narcos. Tengo muy buena amistad y, de hecho, en el despacho tengo muchos recuerdos de narcos con los que me he llevado muy bien, e incluso sigo hablando con ellos. Narcos a los que desgraciadamente, porque siempre duele, tuve que meter en la cárcel. Cuando veo ciertos asuntos, pienso lo bonito que sería haberlos llevado, pero no por la persona sino por la materia en sí.

¿Qué nos cuenta del Códice Calixtino?
(Risas). Aquello fue muy duro, hubo mucha tensión. A veces pienso que ya estoy curado para úlceras futuras.

¿Por qué se ríe?
Fueron muchos meses persiguiendo, buscando la información, conociendo a la gente, siempre con la presión de que pueden descubrir tus indagaciones y que se vaya todo a tomar por saco. Fue una investigación psicológica de un año, con la presión añadida de la prensa y determinados bandos, con unas formas bastante desagradables ya que aquello, al parecer, tenía que aparecer cuanto antes.

¿Qué recuerda de la instrucción del trágico accidente del Alvia?
Pues que tras dos noches sin dormir después del accidente, se me acercó un periodista francés, y me dijo que unas tres semanas antes se había producido otro percance ferroviario en París que dejó siete muertos y que aún no se habían terminado de retirar los restos del lugar del accidente mientras que nosotros lo habíamos hecho en 16 horas, y en 36 habíamos identificado a todas las víctimas. Al día siguiente de la tragedia, otro tren circulaba por las mismas vías del tren siniestrado. 31 lesionados críticos salieron del accidente al hospital, y todos ellos se recuperaron con vida. Un record médico. El caso es que para el resto de Europa somos todo un ejemplo a la hora de actuar en grandes catástrofes con una efectividad magnífica, véase por ejemplo el 11-M, mientras que todo lo que hacen en nuestro país, en vez de estar orgullosos, es criticar, criticar y criticar. Los españoles no somos capaces de sentirnos orgullosos de casi nada de lo que hacemos.

¿Qué echa en falta en la justicia española?
Los medios. Somos la administración más pobre del estado y estamos a niveles tercermundistas. Por poner un ejemplo, si vas al ayuntamiento más recóndito y austero de España verás como cualquier expediente está digitalizado en un ordenador, mientras que en justicia aún tenemos que consultar legajos llenos de polvo y grapas. Los políticos siempre hacen lo mismo, dicen que van a agilizar la justicia poniendo una ley que diga que lo que tenga que instruirse que se instruya en tres meses, a lo que yo les respondo que me encantaría poner yo otra ley para que cuando el presidente del gobierno diga que va a solucionar el paro en seis meses, lo cumpla o se le revoque del puesto. Es decir, los plazos impuestos por leyes son absurdos. Lo que hay que hacer es poner los medios idóneos para que puedan cumplirse esos plazos. Y luego se habla mucho de especialización, cuando hay determinados puestos cuya especialización viene en voluntarismos. Una persona no puede estar en un juzgado de violencia de género si no cree en la defensa de la mujer, o en otro de instrucción si no tienes intención de colaborar con la policía.

¿Se ha encontrado usted con casos así?
Aham (el juez asiente)
¿Cree que todos los jueces están realmente comprometidos con las causas?
Lo que están es desbordados por las causas. Por año, pasan una media de cinco o seis mil casos por cada juzgado de instrucción.

Y hablando de justicia, a usted se le denominaba como “el Garzón gallego”. Con todo lo que ha pasado al que fuera el juez más mediático de España, ¿cuál es su opinión sobre Garzón?
Tuve una relación personal de amistad con él hace años, y estamos en un país que gustan mucho los mártires, pero no los héroes. Quizás cometió el error de perpetuarse en un destino, y los que en su día le encumbraron luego le hicieron la astilla.

Tema Asunta. Filtraciones de sus interrogatorios a Telecinco…
Me parece algo tristísimo, muy triste. Ya en este asunto tuvimos muchísimos problemas, se entorpeció mucho la investigación. Todas las filtraciones fueron muy perjudiciales para nosotros. Yo creo que aquí hace falta una ley mucho más clara en el sentido de que si no queremos filtraciones judiciales, lo que hay que hacer no es prohibir la filtración. Hay que prohibir la publicación.

¿Quién ha podido ser el responsable de las filtraciones?
Las partes tienen una copia. Los laboratorios policiales tienen otra. Para hacer una copia digitalizada de todo el material, hubo que enviarlo a una empresa que trabaja para la Xunta para que hiciera las copias. Como en todos los colectivos, hay personas de todo tipo.

¿Tienes una opinión personal del presunto selfie de Alfonso Basterra en el ataúd de su hija?
Sí, pero no te la voy a contar. Aunque personal, cualquier opinión que de va a ser interpretada como judicial y supondría una falta de prudencia absoluta.


Las conversaciones grabadas en calabozos de Rosario Porto y Alfonso Basterra trajeron cola... ¿no hay aquí cierta doble moral en la crítica hacia usted?
Hay demasiadas opiniones de gente que desconoce la realidad. Yo solo he colocado micros una sola vez en el calabozo, pero en Santiago otros compañeros míos lo hicieron otras tantas veces. Durante años el Tribunal Supremo y el Constitucional lo ha considerado una actividad lícita. Yo considero que es mucho más licito algo así y menos atentatorio que intervenir un teléfono a través del cual van a tener lugar conversaciones personales.

Fui testigo de un encuentro suyo con la juez Pilar de Lara, compañera suya de promoción y responsable de operaciones como Pokemon o Carioca, en unas jornadas sobre espionaje que tuvieron lugar en Sarria (Lugo) en febrero de 2014. ¿Qué puede decirnos de ella?
Que es un ejemplo de trabajo, constancia y esfuerzo demostrado con un difícil trabajo para desentrañar aquel entramado de corrupción, además de ser una gran compañera. Espero que esos procedimientos den la respuesta jurídica a todo aquello.

¿Ni los buenos son tan buenos ni los malos, tan malos?
El mundo es muy complejo, ni vas a conseguir que el mundo sea idóneo, ni vas a solucionar nada. Intentas remediar pequeños problemas de gente concreta, y esa es la mejor forma de hacer justicia que uno tiene.


David Cuevas
(Extraído del libro "Dossier de lo Insólito". Editorial Luciérnaga)

jueves, 26 de mayo de 2016

PSICOSIS DE POSESIONES DEMONIACAS EN UN COLEGIO DE PERU

Cerca de 80 menores entre los 11 y los 14 años señalan haber tenido la visión de un hombre de negro que intentaba matarlos. 

 En la ciudad de Taropoto (San Martín, Perú), decenas de niños de una escuela experimentaron una serie de alucinaciones, convulsiones y desmayos que aún no han podido ser explicados. 

Algunos de los menores con edades entre los 11 y los 14 años, señalan haber tenido la visión de un hombre de negro que intentaba matarlos, según informaron medios locales. 

 Los cerca de 80 alumnos de la escuela Elsa Perea, víctimas de lo que algunos habitantes de la región consideran una "posesión demoníaca", fueron atendidos por personal médico, que hasta el momento no ha identificado la causa y afirma que la extraña condición podría ser "contagiosa y recurrente". 
"Sabemos que comenzó el 29 de abril y no entendemos como continúa sucediendo", señaló el periodista de investigación, Anthony Choy, a la cadena de televisión Panamericana. 

Algunos afirman que el fenómeno se debe a que la escuela fue construida sobre un cementerio y otros lo asocian con el uso de la tabla ouija por parte de los alumnos. Por su parte, psicólogos y expertos en salud mental consideran que se trata de una "histeria colectiva masiva" vinculada con ansiedad o miedo, posiblemente asociado con próximos exámenes escolares. 

Algunos van más allá y proponen que los menores sean exorcizados, para evitar que sean presa del maligno.

 https://actualidad.rt.com/actualidad/208366-panico-peru-posesiones-demoniacas-masivas-escuela