miércoles, 10 de diciembre de 2008

El caso del "Guantanamo juvenil" de España, vuelve a la actualidad en forma de miniserie televisiva: El Castigo.


La polémica sentencia judicial que condena a una madre a 45 dias de prisión, y dicta una orden de alejamiento de su hijo, de diez años, durante un año, por haberle dado un bofetón, ha vuelto a suscitar la polémica sobre los castigos físicos a menores. Y en medio de esa polémica los próximos días 15 y 16 de diciembre Antena3-TV presenta la miniserie "El Castigo", de Daniel Calparoso, que intenta rescatar un caso sorprendente, que en 2006 escandalizó a la opinión pública española y suiza. Jóvenes conflictivos suizos eran trasladados a un correccional juvenil ilegal en España, donde "desaparecián", durante semanas, sometidos a un tratamiento disciplinario que incluía los castigos físicos, la disciplina más estricta, e incluso jaulas de jabalíes convertidas ahora en improvisadas "celdas de castigo".
.
Aunque los "instructores" de aquel "Guantánamo juvenil" ahora están en libertad, y continuan viviendo en Sant Llorenc de la Muga, esperando inquietos el estreno de la tvmovie que va a intentar retratar su historia, lo cierto es que la mayoría la realidad de esta historia, como siempre, supera la ficción. Por eso he querido rescatar de EL ARCHIVO DEL CRIMEN algún titular de aquel escándalo que, en abril de 2006, conmocionó a la opinión pública, y una entrevista a Antonio Verguer (Mossos d`Escuadra), que coordinó la investigación policial.
.
CORRECCIONAL ILEGAL PARA JOVENES SUIZOS EN GERONA
LVD - 04/04/2006 18.05 horas Girona. La masía de Sant Llorenç de la Muga, que desde hace dos años se usaba como centro correccional para menores suizos conflictivos, no tiene permisos para esta actividad, ni sus tres ocupantes cuentan con formación ni título, según la delegada de la Generalitat en Girona, Pia Bosch. Los mossos detuvieron el pasado viernes a los tres ocupantes de la masía, Lorena Elizabeth B., de 30 años y de nacionalidad italiana, su pareja, Armin Markus, de 44 y de nacionalidad suiza, y el francés Raymond N., de 60, que, según la policía autonómica, reconocieron haber encerrado a los menores en jaulas para animales o haberles privado de la comida si se portaban mal, pero negaron haberles pegado.
Los detenidos, acusados de diversos delitos de detención ilegal y violencia física y psíquica a menores, pasaron a disposición del juzgado de guardia de Figueres el pasado fin de semana y el juez decretó su puesta en libertad con cargos. Según los Mossos d'Esquadra, los padres de estos cinco menores, de entre 14 y 17 años de edad y de nacionalidad suiza, pagaban unos 4.000 euros por estancias de un mes y medio en esta masía de Sant Llorenç de la Muga, situada en las afueras de la población.
El caso se destapó el pasado viernes, cuando el propietario de un restaurante cercano a la estación de Figueres vio a un chico de 14 años de nacionalidad suiza que estaba sólo por la zona y alertó a los mossos. El menor explicó dónde estaba viviendo, las circunstancias en que les tenían y aseguró que les encerraban en jaulas para jabalíes, en habitaciones de un metro cuadrado hasta 8 horas diarias, o que les daban de comer sólo leche y cereales durante días si se portaban mal. Los Mossos d'Esquadra, que se desplazaron hasta esta masía, pudieron corroborar la versión del chico, que además fue trasladado a un centro sanitario, donde el parte médico indicó que presentaba moratones y erosiones por el cuerpo.
Los agentes comprobaron que las habitaciones de la masía carecían de las condiciones higiénicas necesarias para ser habitadas y que, además, en el exterior del recinto había 16 caravanas verdes, cerradas con candados, que presentaban el mismo estado de insalubridad que la vivienda principal y que además tenían estufas de leña en su interior. Los encargados de la masía reconocieron ante la policía que si los jóvenes se peleaban entre ellos o no cumplían sus obligaciones de trabajo en la granja con las gallinas o las cabras, les encerraban en la jaula o en una estancia de la masía de un metro cuadrado. A pesar de que por el momento los Mossos desconocen cuántos menores pueden haber pasado por estas instalaciones, la investigación ha permitido saber que en este centro correccional ilegal había 5 menores de entre 14 y 17 años de nacionalidad suiza. Al parecer, cansados de los malos tratos que recibían, los jóvenes decidieron escaparse el pasado día 26 de marzo: tres de ellos lo hicieron, pero dos finalmente se quedaron en la masía.
No obstante, el menor de 14 años que encontraron los mossos puso en alerta de todo lo que sucedía, y en la masía Can Gener encontraron al quinto menor que vivía en la casa. La policía autonómica ha confirmado que los tres menores que se fugaron de la granja están en sus casas en Suiza, igual que el menor que encontraron el viernes, cuyos padres reconocieron que ya le habían ingresado en varios centros en Suiza y que éste había sido su último recurso. Según han podido saber los Mossos, estas instalaciones no se publicitaban, sino que funcionaban con el boca-oreja o simplemente con contactos que se hacían directamente en Suiza, y los menores que acudían a este lugar no acostumbraban a pasar largas estancias, sino periodos comprendidos entre uno y tres meses.
La delegada de la Generalitat en Girona, Pia Bosch, ha asegurado que estas instalaciones no tienen ningún tipo de relación con la red educativa especial catalana ni suiza, y que se trata de "una instalación, porque no se le puede llamar centro, ilegal y fraudulento". A pesar de que los tres encargados de estas instalaciones han quedado en libertad con cargos, la policía ha asegurado que seguirá investigando y que controlará la masía Can Gener para que no se vuelva a producir una situación de este tipo.
.
ENTREVISTA a Antonio Verger, Jefe de los Mossos de Figueres: "Sólo un padre ha venido hasta Girona a buscar a su hijo"·
.
Barcelona 5 Abril
- ¿ Cómo han ido las investigaciones?
- Muy rápidas, recibimos una llamada el jueves y, el viernes ya detuvimos a los tres responsables de la masía.

- ¿Qué sensación tuvieron al entrar en la masía?
- De sorpresa, estaba lleno de suciedad, chatarra, no reunía las condiciones para vivir, ni para los responsables de la casa ni para los chicos.
- ¿Los chicos vivían en el interior de la casa?
- No, en unas caravanas sin ruedas asentadas en unos ladrillos, aquello no era seguro. Además tenían una estufa de leña y era muy peligroso. En la masía se duchaban, comían y usaban los lavabos. Estaban construyendo otro edifico y todo estaba muy desordenado. Era caótico. Tenían hasta animales de granja.
- ¿ Qué es lo que declararon los dos chicos?
- Que estaban sometidos a violencia física y psíquica. Que los encerraban en jaulas de animales salvajes.
- ¿Hubo violencia física?
- Ese aspecto no queda acreditado. Los informes médicos decían que uno de los chicos sufría lesiones, pero hay otra versión que habla de una pelea entre los menores. Lo que sí que constatamos es que había castigos en forma de encierros y demás.
- ¿ Y qué cuentan los responsables de la masía?
- Admiten que castigaban a los chicos encerrándolos en pequeñas habitaciones, pero niegan que les pegaran. Dicen que usaban esos castigos como medidas extremas.
- ¿Y cómo contactaban los padres con esta casa?
- Creemos que de boca en boca. Uno de los detenidos es suizo y podría contactar directamente con los padres en su país y ellos se iban pasando la información.
- ¿Perfil de los jóvenes?
- Chicos problemáticos que han pasado por varios centros en su país. No hablamos delincuentes sino más bien de chicos con problemas de adaptación, violentos e hiperactivos.
- ¿Un internado ilegal desde hace dos años. No se enteran hasta ahora?
- No había denuncia, el Ayuntamiento tampoco tenía conocimiento. Funcionaba de casa particular y nosotros no podemos estar dentro de todas. Tampoco hace tanto tiempo que existe.
- ¿Y los padres?
- Hemos contactado con cuatro familias para saber como habían llegado sus hijos a Suiza. Sólo una madre vino a Figueres a buscar a su hijo. No lo sabía, estaba asustada, no parecía una familia desestructurada.
.
Zurich subvencionaba el "Guantánamo juvenil" español
.
El departamento de Asuntos Sociales del cantón de Zúrich se hizo responsable del envío de tres de los cinco muchachos rescatados por los Mossos d'Esquadra de un albergue ilegal en Girona, cuyos gastos de viaje y mantenimiento costeó con dinero público. Los tres chicos, de entre 14 y 17 años, procedían de Zúrich y han sido ya repatriados, según declaró a la emisora pública Radio DRS la directora del Servicio Social de este cantón, Rosann Waldvogel.
Los servicios sociales de Zúrich habrían contratado el citado albergue a través de 'una organización externa', según fuentes de la ciudad suiza. Waldvogel afirmó no querer pronunciarse sobre lo cierto de las acusaciones por hallarse a la espera de las investigaciones penales en curso.Aunque los medios suizos presentan el escándalo bajo el titular de 'adolescentes suizos maltratados en España', en la información se desprende una responsabilidad por parte del servicio público que seleccionó el centro y los envió, como del dueño y educadores del albergue, el también suizo Armin Markus Schlegel, de 44 años; su pareja, Lorena Elizabeth, de 30 y nacionalidad italiana, y un ayudante francés, Raymond N., de 60 años.
El educador suizo sostiene que nunca habría encerrado a nadie, más allá de un caso de un par de horas en un cuarto de baño, y que jamás ha pegado a nadie, declarando que las marcas que presentaba algún muchacho serían de peleas entre ellos. Schlegel asegura que no se trataba de un albergue ilegal, sino de una familia de acogida.Respecto a las jaulas para jabalíes halladas en la finca, Schlegel aseguró que las fabricaba él y que 'mientras trabajaba, metía al niño dentro, pero yo estaba a su lado y estaba abierto'. El responsable del reformatorio, que quedó en libertad con cargos, aseveró que 'las familias nos apoyan cien por cien', aunque no quiso responder a si tenían permisos para funcionar como centro de protección de menores.
En declaraciones a COM Rádio, el ciudadano suizo atribuyó la denuncia de los menores a 'un complot entre ellos'. El ayudante francés Raymond N. manifestó a Efe que el chico que se fugó era muy problemático y que 'fue él mismo quien un día, para reírse, se metió en una jaula para zorros y luego debe haber aprovechado este hecho para imaginar el resto'.El albergue fue descubierto el viernes pasado después de que el dueño de un restaurante de Figueres alertara a los Mossos d'Esquadra de que un menor merodeaba por la estación. El muchacho explicó que se había escapado de un centro porque le maltrataban, lo que desencadenó la investigación.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy oportuno Manuel. Llevo dias viendo los trailers anunciando la serie de Antena 3 pero no conocia la historia real en la que se inspira. Es estupendo poder entrar en este blog y siempre encontrar cosas interesantes y novedosas. Sigue asi. Saludos desde Sevilla.

Anónimo dijo...

hola a todos, soy del pueblo. yo los vi a esos chabales unas cuantas veces. veinian al pueblo de tanto en tanto a emborracharse i demás... claro, siempre acompañados del viejo que parecía un personaje salido de un episodio de popeye. parecía que se llevavan bien entre ellos. me llegaron a pedir cannabis en una ocasion. problemas era obvio que tenian, pero maltratados... no creo.
en cuanto a Laos (que es como le llaman a schlegel), tampoco era un tipo raro ni nada por el estilo. pero claro, en estas cosas nunca se sabe.
advierto que la serie esta de antena 3 parece muy exagerada y melodramatica, como suelen ser las series tipicas de este canal.
bueno, apa! adeu siau a tots

Revista semanal SAFE WORLD dijo...

Veremos la miniserie y te comentaremos, Manuel, por lo demás tu web es fenomenal, se nota tu calidad y experiencia profesionales y nos tienes a tu entera disposición

Agatha Blue* dijo...

Hola, ayer ví la serire y la curiosidad me ha empujado a indagar mas sobre la vida de estos muchachos y saber que hay de cierto en la historia que A3 emite.

Lo que he leído hasta ahora tampoco aclara mucho la veracidad de la serie.

Mi modo de pensar es que seguro que hay otros métodos menos drásticos para reeducar a jovenes conflictivos. En primer lugar estudiar el nucleo familiar y los problemas que han podido gestar comportamientos posteriores.

No creo que para nada, encerrar a un ser humano en una jaula sea un método de éxito. Además no creo que este personaje ( Armin Markus Schlegel ) tenga estudios de psicología para enfrentarse a problemas tan complejos en adolescentes.

Vamos, que la serie refleje o no veracidad no quita para nada culpabilidad en los hechos de Time Out.

Un saludo y felicidades por tu Blog,

Agatha Blue*

Anónimo dijo...

Pues yo he visto el primer capitulo y me ha molado mucho. Hoy voy a ver el segundo y me alegro de haber encontrado aqui la historia real, gracias

Anónimo dijo...

Graciias... por poner la historia real aqií..

el capíítulo me encantóó ii oi lo acabaréé de ver...

pero aora tengo una duda..
¿ es cierto lo que se cuenta en ella o está exageradíísiimo?

Anónimo dijo...

hola a todos... me parece indignante lo que se esta haciendo y diciendo... yo los conozco y son bellisimas personas...trataban a los chicos como si fueran amigos... claro que con un poco mas de disciplina y tal...ya que estaban en el campo y tenian que ayudar.. evidentemente...y son personas problematicas...
Bueno...que cada uno piense lo que quiera, pero el caso no esta cerrado... y los chicos ya se han retractado diciendo que era una brona adolescente...y sino, mirar los periodicos...pero claro, esto no da audiencia, no?
en conclusion, se han pasado tres pueblos... y me parece injusto...
Saludos

Anónimo dijo...

ola!!sto pa para la persona del comentario anterior.si tu dices qee son buenas personas debems creerlo??xk vams si se a dixo claramente q cometian maltratos sera por algo,o no??los jovenes d oi n dia sern malos y retorcidos pero no creo k llegen a esos xtremos...

aah x ciert muy buena la pagina y el articulo.felicto a manuel por su trabajo.

Anónimo dijo...

ola!!sto pa para la persona del comentario anterior.si tu dices qee son buenas personas debems creerlo??xk vams si se a dixo claramente q cometian maltratos sera por algo,o no??los jovenes d oi n dia sern malos y retorcidos pero no creo k llegen a esos xtremos...

aah x ciert muy buena la pagina y el articulo.felicto a manuel por su trabajo.

Anónimo dijo...

Las noticias siempre exageran y solo cuentan la parte morbosa.
Con respecto al comentario anterior, sobre los jovenes de hoy.... sin comentarios.... son capaces de eso y de más. Solo hay que ver los crios de 14 años que amenazan a sus padres con denunciarlos por un simple bofetón (la mayoría de las veces más que merecido...)
Con esto no defiendo para nada el pegar por pegar, pero un azote a tiempo vale más que tener que recurrir a centros de menores e internados con niños de 15 años, como es el caso de estos padres suizos...

niara dijo...

Antes de nada debo decir que no he tenido todavía ocasión de ver la miniserie de los niños en jaulas de jabalíes, aunque sí tengo conocimiento de ella y, por supuesto, del tema que le concierne.
He leido este artículo y los comentarios que se le han hecho. Hay uno al menos, no sé si un par hasta el momento, en que dicen que lo mostrado es una exageración de lo que en realidad ha sucedido. Yo no lo sé, pero si sé que quien ha visitado el lugar ha vuelto con una sensación espeluznante.
De todos modos yo no sé si se trata o no de juzgar el fiel ajuste del relato de unos hechos a los hechos. Y aun en el caso de ser así, no es que haya que ser un poco listo sino que basta con ser poco tonto para imaginar que lo que prima en la tele es el interés económico... Y nada despierta más interés "humano" que el morbo; bien sea sexual, sanguinario... o de ver a unos niños castigados. Así que, señores, asumamos que la exageración televisiva tan solo responde a nuestra sed de morbo, a nuestra demanda; así que la culpa de ello es nuestra... es de todos.
No obstante, abrir tal debate no me suscita tanto interés como el tratar de entender, tras haber leido esos comentarios, como hay gente capaz de quedarse centrada en este tema e impasible ante el tema del artículo: niños maltratados.
No alcanzo a imaginar las razones que pueden llevar a maltratar a un niño figura en carne y hueso de la vida, de la construcción, del crecimiento, de la inocencia... así corrompida e interrumpida... destruida.
Se ha puesto muy de moda, desde hace unos años a esta parte, el maltrato de género. Sin embargo, el maltrato infantil sigue estando un poco más relegado ¿Por qué? ¿Acaso porque aparentemente el niño "pertenece" todavía a sus padres, y la mujer adulta a la sociedad ya? ¿Es familiar el caso del niño y social el de la mujer adulta?
No lo sé pero esto me hace pensar en ¿a quién le pertenecen nuestras vidas?
Nos comentaron en Medicina Legal un interesante caso del que me estuve informando y fue la primera denuncia en la historia de maltrato familiar.
En Nueva York, entre 1860 y 1870, Mary Ellen Wilson fue adoptada por una familia que se dedicó durante mucho tiempo a maltratarla, la mantuvieron atada a una cama y con daños físicos que, aunque denunciados, no fueron condenados porque los padres decían que la niña les pertencía y con ella hacían lo que querían. No había ninguna ley para impedirlo hasta que Etta Wheeler, trabajadora de la iglesia, lo denunció a la Sociedad Americana para la prevención de la Crueldad hacia los aninales, alegando que la niña pertencía al reino animal y merecía, al menos, tanta consideración como cualquier otro animal.
Fue en 1874 que se fundó la Sociedad para la prevención de la Crueldad contra los Niños.
¿A quién le pertenece la vida? ¿A quién pertenece un niño: a sus padres, a una institución, a unas leyes? ¿Quién tiene el poder para castigar? ¿Es castigable la conducta incorrecta de un niño hasta tal punto de encerrarlo en una jaula? Porque lo que hay que condenar y castigar es la mano ignorante que cierra la jaula porque no sabe educar.

Manuel, haces una magnífica labor informativa con este blog. Con admiración y respeto, un saludo y gracias. Andrea.

Karl Johanson dijo...

Sus actuaciones siempre la convicción de los adultos acusados en la casa?

Institución que aparece ahora en una base de datos de instituciones de todo el mundo similares.