jueves, 7 de enero de 2010

Abdelmalek Bayou: la genética como atenuante

.
Por primera vez en la historia de la Justicia europea, argumentos sobre la predisposición genética han tenido un efecto atenuante sobre una sentencia judicial.


El caso se produjo en Italia. El argelino Abdelmalek Bayou, residente en ese país, mató a puñaladas al colombiano Walter Felipe Novoa Pérez, luego que éste criticara a Bayou por pintarse los ojos con kohl, algo que el argelino afirma hacer por razones religiosas.

La sentencia original fue reducida en tres años, luego que informes psiquiátricos confirmaran el frágil estado mental del argelino en el momento en que cometió el crimen.

Sin embargo, el especialista en neurología molecular, Pietro Pietrini, y el neurólogo cognitivo Giuseppe Saroti, registraron anomalías luego de analizar un encefalograma de Bayou y la composición de cinco genes que han sido relacionados con el comportamiento violento.

Los científicos concluyeron que hay una predisposición genética en el acusado, que junto a un ambiente hostil, puede desencadenar una reacción violenta. Para el juez, éstos fueron argumentos suficientes, y la condena se redujo un año más.


Genética: una ciencia joven
Las reacciones a esta sentencia no se hicieron esperar. En primer lugar, porque la genética se encuentra aún en pañales. No fue sino hasta el 2003 que se logró presentar un genoma completo del ser humano, o sea simplemente su contabilización. Sí se sabe de genes que tienen influencia de una u otra forma en el comportamiento humano, pero es muy poco lo que se ha descifrado de la compleja interacción génica.

Hasta el momento, científicos han podido sacar conclusiones sobre la influencia de los genes, pero fundamentalmente a nivel estadístico, no individual. Sí han podido constatar que algunos genes en los que se ha logrado identificar una función específica, presentan variaciones dependiendo del grupo étnico o de las condiciones de vida.


Determinismo genético
La alarma ante esta sentencia en Italia tiene una razón muy comprensible: ¿cuál es el verdadero alcance del determinismo genético? El 90% de los asesinatos es responsabilidad de seres portando el cromosoma Y, o sea hombres. ¿Podría esto transformarse en un argumento para dar penas menos severas a los hombres que a las mujeres, debido a que son víctimas del determinismo genético? Ahora se habla de motivos atenuantes ante un asesinato pero, ¿no sería también posible dar una sentencia más severa a una persona simplemente porque su constitución genética lo hace más propenso al crimen, representando una mayor amenaza a la sociedad?

El paso de la Justicia italiana significa una fractura significativa en lo que percibimos como ser humano. El avance de la genética nos está enfrentando quizás a nuestra cuarta herida narcisista. Primero nos dijo Copérnico que no éramos el centro del Universo. Luego vino Darwin afirmando que éramos parientes cercanos de los monos, y no una creación única y divina. Freud le puso la cereza diciendo que no tenemos control completo sobre nuestros actos, al hablar del inconsciente. Ahora parece ser el turno de la ética y la moral, que según el determinismo genético, parecerían estar definidas por minúsculas formaciones del organismo, un tanto fuera de nuestra voluntad.

4 comentarios:

Sonja dijo...

Bueno una cosa es determinismo y otra condicionamiento, yo creo que sí hay condicionamientos genéticos pero si hay que hacer leyes para cada perfil genético apaga y vámonos.
Que una persona sea más propensa a cometer un crimen que otra y por tanto ese comportamiento sea más alevoso en uno que en otro eso yo lo deslindaría hacia el terreno moral, la ley considero debe aplicar justicia no moral.

Antonio Andres Pueyo dijo...

Apreciado Manuel

Esta bien que informes del hecho tan sorprendente. En los EEUU hace ya unos cuantos años que se hacen apelaciones (especialmente en condenados a la pena capital) utilizando pruebas genéticas y de naturaleza fisiológica que, junto a muchos otros argumentos, ayudan a individualizar la aplicación de la justicia. Los avances científicos ayudarán a una mejor aplicación de las leyes y este es un ejemplo. Una parte de esta "alarma" se debe a que lo que no conocemos bien se nos antoja siempre "peligroso". Hay que analizar todo el caso para hacernos un "Juicio" completo de lo que representa esta novedad.
Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

no soy fan tuyo, pero me ha encantado ver que esribes en un blog.
Participaré en la medida que pueda...
claro, que todos tendemos a algo...p.ej. resumiendo neurosis, psicosis, o la mezcla entre ambas...
sencillamente el resto son agentes exógenos...así que determinar un peligro humano se detecta tan sólo con la observación y el problema radica allí. El aislamiento parental es caldo de cultivo, si no pongamos una pelicula como el Buen hijo, que interpreta Macaulay Kulkin el actor de la celebre Sólo en casa... reflexionemos

Manuel Carballal dijo...

Supongo que la genética forense, una rama de la criminalística que todavía estamos empezando a conoce, nos va a dotar de herramientas extraordinarias para la lucha contra el crimen, de la que todavía tenemos mucho que aprender, pero entiendo que a las víctimas eso nunca les consuele. Estos días estamos viendo lo que esta pasando con el Caso Mariluz... :-(

De todas formas, los que estudieis Derecho o seais abogados, seguro que conoceis sentencias muchisimo más... "pintorescas" que esta. No olvidemos tampoco que los jueces son humanos...