miércoles, 28 de mayo de 2008

Michel Fourniret: “el ogro de las Ardenas”


Michel Fourniret nació en la población francesa de Sedán el 4 de abril de 1942. Detenido en verano de 2004, confesó haber secuestrado, violado y asesinado a, al menos, nueve niñas y adolescentes, en un lapso de 14 años, entre la década de los 80 y 90. También es sospechoso de 10 muertes más, nueve en Francia y una en Bélgica

Su tercera esposa, Monique Olivier, de 55 años, denunció los asesinatos llevados a cabo desde 1987 luego de que Michelle Martin, esposa del asesino en serie belga Marc Dutroux, fuera condenada a 30 años de cárcel por complicidad en los crímenes de su marido. Fourniret había sido acusado de rapto de menores y comportamiento sexual inapropiado, y ha estado en prisión desde junio de 2003 por intentar secuestrar a una adolescente de 14 años en el año 2000.

Fourniret enterró al menos dos de sus víctimas en su elegante castillo en Sautou, avanzada la década de 1980. El 3 de julio de 2004, un equipo de policías franceses y belgas, recuperaron los cuerpos de estas dos víctimas de Fourniret cerca del castillo.

Historia de un psicópata

Después de ser detenido Fourniret reconoció que sentía «una atracción particular por la gracia y la virginidad de las niñas jóvenes». Pero esperó a que su mujer le denunciase para reconocer el asesinato de nueve personas. Su esposa insiste en que mató a 10.

El asesino describió fríamente y de manera distante los crímenes a los investigadores belgas y franceses. Los justifica por la «necesidad» que tenía de matar, porque sus víctimas no se dejaban violar o robar. Y es que la carrerra criminal de este asesino en serie empezó en Francia. El 26 de junio de 1987 fue condenado a siete años de cárcel por violación.

Como estaba detenido desde 1984 salió libre en octubre de 1987.Nada más abandonar la cárcel comete su primer asesinato conocido. Se trata de Isabelle Laville, una joven de 17 años desaparecida en diciembre de 1987 tras salir del colegio en la localidad gala de Auxerre.

Generalmente se dirigía a las inmediaciones de una estación de ferrocarril para localizar a sus potenciales víctimas. Tras preguntarles una dirección las convencía para que subieran al coche y acto seguido las violaba y estrangulaba. Su actual esposa declaró que Michel Fourniret le anunciaba que «salía de caza».

Ante los investigadores, Fourniret empezó por negar las acusaciones de su mujer. Pero cuando ésta informó con precisión sobre los asesinatos, admitió que se lo había contado «de broma». Finalmente declaró «no cuestionar» los hechos, pero afirmó que «no deseaba dar más precisiones».

El Dutroux francés, que conoció a su actual mujer cuando trabaja de visitante de cárceles, no secuestraba durante mucho tiempo a sus víctimas. Al no saber qué hacer con ellas tras violarlas las asesinaba, enterrando a algunas de las chicas en el jardín de un castillo que la pareja compró cerca de la localidad gala de Sedan (nordeste del país).

En Bélgica sus vecinos le consideraban «un hombre discreto y encantador». En enero de 2003 trabajó incluso, junto con su esposa, como vigilante en el comedor del colegio del pequeño pueblo belga. La directora lo describe como una persona «tranquila, comedida e inteligente».

Una imagen que no coincide totalmente con la descripción que de él hacen los investigadores. Este hombre, que toma nota de todo, provocaba un miedo inmenso a sus victimas: «Si no haces el amor conmigo, te lanzo ácido a la cara y te desfiguro». A veces, admitió a los policías franceses y belgas, las niñas no entendían lo que decía al «hablar de relaciones sexuales».

Con su aire de profesor -usa el pretérito pluscuamperfecto para expresarse- les explicaba lo que quería. Admite que escoge niñas guapas para «desflorarlas». Adora la literatura y posee tres cuadernos (azul, rojo y verde) que lleva siempre con él. El primero lo destina a su mujer, el segundo a su abogado y el último a sí mismo, en el que escribe sus memorias.

Los crímenes confesados por “el ogro”

Las víctimas cuyo secuestro, tortura, violación y asesinato que Fourniret ha confesado son:
.
.
.
- Isabelle Laville - Adolescente francesa de 17 años. Desapareció en Auxerre, el 11 de diciembre de 1987. En su camino a casa desde la escuela. Sus restos fueron hallados en el fondo de un pozo al norte de Auxerre en julio de 2006.
.
.
.
- Fabienne Leroy - una jóven de 20 años. Desapareció en 1988 en Mourmelon, y su cuerpo fue hallado luego en los bosques cercanos.
.
.
.
- Jeanne-Marie Desramault - estudiante francesa de 22 años. Desapareció en 1989 de la estación de trenes de Charleville-Méziere y su cuerpo fue recuperado de la finca de Fourniret, con su asistencia.
.
.
.
- Elisabeth Brichet - niña belga de 12 años. Desapareció de Namur en 1989 después de jugar con una amiga. Su desaparición fue asociada durante mucho tiempo al asesino en serie belga Marc Dutroux, hasta que Fourniret confesó el lugar donde estaba el cuerpo de la niña; en su finca en Francia.
.
.
.
- Natacha Danais - niña francesa de 13 años, desaparecida en 1990.
.
.
.
- Farida Hellegouarch - novia de uno de los miembros de la Gang des postiches (organización dedicada a robar bancos). Fourniret la mató en 1990 para entrar al grupo criminal. Compró un castillo en Francia con el dinero de esa organización.
.
.
.
- Céline Saison - jóven de 18 años desaparecida en Sedán en el año 2000, su cuerpo fue hallado en Bélgica.
.
.
.

- Manyana Thumpong - jóven de 18 años desaparecida en 2001 de Charleville-Mezieres. Su cuerpo también fue hallado luego en Bélgica.
.
.
.
-Hombre no identificado - Fourniret lo mató en el robó a un banco por un dinero en efectivo.

La esposa de Fourniret, también dijo que su marido había matado a una adolescente de 16 años de edad que había trabajado como “au pair” en su casa. Aparentemente, Fourniret la mató en 1993, pero esto no ha sido confirmado. La identidad de esta supuesta víctima es desconocida.

¿Otros crímenes?

El mismo Fourniret ha dicho que el no cometió ningún crímen entre 1990 y el 2000. Sin embargo, la policía de cinco países ( Francia, Bélgica, Paises Bajos, Alemania y Dinamarca) ha reabierto viejos casos de violaciones, desapariciones y asesinatos. En Dinamarca, la policía informó de que creían que probablemente Fourniret era el responsable de algunas violaciones, aunque las pruebas de ADN no confirmaron esto. En los Paises Bajos, los investigadores de las desapariciones de Tanja Groen y Nicky Verstappen han investigado a Fourniret.

En 2006, algunas personas decían que Fourniret probablemente era el responsable del asesinato de la niña de 8 años de edad Marie-Dolores Rambla. Christian Ranucci, ciudadano francés, había sido condenado por este crímen y decapitado el 28 de julio de 1976. El caso siempre ha sido controvertido.

Nueva evidencia mostró que Fourniret estaba tomando vacaciones en Marsella en el mismo lugar y tiempo que Rambla fue asesinada. El 3 de junio de 1974, Rambla y su hermano Jean, conocieron a un hombre en un automóvil que les dijo que estaba buscando a su perro. Marie-Dolores entró en el autmóvil de este hombre y fue secuestrada. Alrededor de una hora después del secuestro, el auto del secuestrador se vio envuelto en un accidente de tránsito con una persona llamada Martinez, pero el secuestrador logró escapar. Seguido por una pareja de ancianos, el secuestrador fue visto llevando una gran bolso. La policía cree que esa es la conexión entre el secuestro y la huída del criminal. Luego de una extensa búsqueda, el cuerpo de Marie-Dolores Rambla, apuñalada hasta la muerte, fue encontrado en unos arbustos. Ranucci fue arrestado ya que ese día había estado envuelto en un accidente de tránsito, y también, llevaba un gran bolso. En el auto de Ranucci la policía encontró unos pantalones con sangre seca que coincidía con el tipo de sangre de Rambla.

Ranucci confesó haber asesinado a la niña y le contó a la policía dónde estaba escondido el cuchillo (en los arbustos). Pero Ranucci sólo confesó lo encontrado por la policía en las primeras 48 horas. Un día después, Ranucci negó ser el asesino. Se ha sugerido que el caso de Ranucci ha sido alterado y que ciertas partes de evidencia han sido escondidas para hacer encajar algunas pruebas con su 'confesión'. Por ejemplo, las manchas de sangre en los pantalones de Ranucci eran mucho más viejas que el día del asesinato y puede explicarse a causa de un accidente que él tuvo en su moto. Ranucci tenía el mismo tipo de sangre que Rambla. La pareja de ancianos que siguió al auto confesó que vieron a la niña en la parte trasera del auto de Ranucci y que estaba gritando. Pero la pareja de ancianos no dejó el auto y según ellos vieron a Ranucci arrojar a la niña del auto por una puerta del automóvil, que, en el auto de Ranucci estaba rota. Más investigaciones revelaron que un sweter rojo encontrado en la escena del crímen no pertenecía a Ranucci como sí se había creído anteriormente.
Después, cinco personas contaron a la policía que ellos vieron el secuestro pero sin embargo nadie puedo identificar a Ranucci como el secuestrador. El gran escándalo que la prensa generó en torno al caso, convirtieron a Ranucci en culpable antes de que éste llegara a juicio. Recibió la pena de muerte. Otros hechos también localizan a Fourniret como el posible culpable de la muerte de la niña. Estaba de vacaciones en Marsella en junio de 1974, conducía un auto del mismo color (gris), tenía 32 años y tenía, a diferencia de Ranucci, un pasado de ataques sexuales. Fourniret usó muchos trucos, similares al de la mentira de la búsqueda del perro. Además, Rambla no mostró signos de haber sido violada. Fourniret, de vez en cuando, eyaculaba frente a sus víctimas en vez de atacarlas sexualmente.

La historia del “monstruo de las Ardenas” llega a su fin hoy, 28 de mayo de 2008, al ser condenado, junto con su esposa y cómplice, a la pena de cadena perpetua, en un tribunal de Paris.

Información de Agencias, Archivo del Crimen y Wikipedia

4 comentarios:

Albert1971 dijo...

Realmente estos ultimos dias las noticias que nos traen los informativos son terribles. Es increible que en pleno siglo XXI sigan pasando estas cosas. ¿Es que la policia no hace nada?

BCN092 dijo...

La policia hace todo lo que puede, pero a veces los jueces y los abogados ponen mas complicaciones a la policía que los mismos criminales. Usted habla sin conocer los problemas que tiene la policía para poder hacer su trabajo.

Anónimo dijo...

Vaia personaje mas hijo de puta

Anónimo dijo...

Ste tio vaaaa tripaooooo. Mata a tus hijos degeneraaoo