domingo, 3 de febrero de 2008

Videntes y crimen organizado: un nuevo fenómeno delincuencial

Les seguía el rastro la policía de Santander, Zaragoza, La Coruña, y Córdoba, ciudades por donde habían dejado su rastro de víctimas, pero fueron agentes del Grupo de Delitos Económicos de la Policía Nacional de Palma de Mallorca, los que el pasado mes de octubre establecieron un operativo de vigilancia en torno al nuevo domicilio de la banda. Los agentes esperaron el tiempo que fue necesario hasta confirmar que, según las informaciones que llegaban de varias comisarías de la península, el clan de los “santeros”, todos ellos brasileños, se había reunido al completo con Dora N., alias “Esmeralda”, y entonces procedieron a la redada de todo el grupo. El saldo, siete detenidos, más 3 menores, uno de ellos, también sospechoso de haber colaborado en las estafas.

Durante la inspección ocular del domicilio donde fueron detenidos los integrantes del clan de “santeros”, se incautaron casi más de 70.00 euros, presuntamente fruto de las 3 últimas estafas que habían cometido en la capital balear. Según los denunciantes mallorquines, a uno le habían cobrado 40.000 euros por un complejo ritual contra el supuesto “mal de ojo” que lo atormentaba; a otra de las víctimas 20.000 y 10.000 a una tercera. Además, el registro domiciliario descubrió un amplio muestrario de fetiches mágicos e imágenes de santos, que utilizaban en sus rituales. También se encontraron gran cantidad de joyas y objetos de valor, empeñados por algunos de los clientes estafados, para hacer frente a las costosas facturas requeridas por los videntes para abonar los rituales mágicos que deberían solucionar todos los problemas de los consultantes.

No era la primera vez que los agentes del grupo de Delitos Económicos se enfrentaba a casos de este tipo. En octubre de 1991, según consta en mi archivo, la misma policía de Palma de Mallorca ponía a disposición judicial a cuatro videntes brasileños que habían timado más de 11.000.000 de pts. a varios clientes. Los cuatro brujos, que utilizaban indistintamente los nombres de Madoca, Sara, Teresa, Marisa, Devora y Donarosa, mantenían consulta de astrología, tarot, espiritismo, etc, en Mahon, Manacor, Can Picafor y Palma.

Los detenidos fueron conducidos inmediatamente a los Juzgados de la Via Alemania, en Palma de Mallorca, mientras que los niños fueron puestos bajo la jurisdicción del servicio de protección de menores.

Concluía así el último caso de “estafadores en serie” que ha dejado un amplio rastro de victimas en casi media docena de ciudades españolas pero, lejos de los conocidos precedentes de falsos videntes que engañan a sus clientes, este caso nos permite comprender la evolución de los fraudes paranormales que se esta detectando policialmente en España, y resto de Europa, en los últimos cinco años.

Organizaciones criminales de videntes

Desde el punto de vista jurídico y policial se entiende por “crimen organizado”, según la última concordancia legal realizada por Naciones Unidas, “…las actividades colectivas de tres o más personas, unidas por vínculos jerárquicos o de relación personal, que permitan a sus dirigentes obtener beneficios o controlar territorios o mercados, nacionales o extranjeros, mediante la violencia, la intimidación o la corrupción…”

Por otro lado, el capítulo VI del Código Penal español, en su sección 1ª “de las estafas”, dice: “Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno ”. (Articulo 248)

Y mientras tradicionalmente las estafas esotéricas eran cometidas por individuos aislados que realizaban el timo personalmente o, en el mayor de los casos, con la colaboración de un cómplice, en los últimos años los analistas de este tipo de criminalidad hemos detectado una evolución es este tipo de delitos, y es la creación de bandas o colectivos, de tres o mas individuos, con conspiran utilizando la violencia, la intimidación o la corrupción, para cometer los delitos de estafa en el contexto mágico y esotérico.

Uno de los primeros casos se produjo en Barcelona, hace ya más de 15 años, cuando un grupo de inmigrantes latinoamericanos, fundamentalmente argentinos, fueron puestos a disposición judicial tras ser detenidos en la ciudad condal, acusados de numerosas estafas. El modus operandi de los timadores consistía en abrir varias consultas esotéricas en la provincia de Barcelona. Uno de los encausados se especializaba en astrología, otro en tarot, otro en quiromancia, etc. Cuando el cliente acudía a cualquiera de los estafadores este, tras cobrarle la consulta, le aseguraba que su problema era demasiado grabe y que iban a necesitar la colaboración de un colega, experto en otra disciplina esotérica mas poderosa. El cliente acudía a la consulta del cómplice, pagando una nueva cantidad, y era de nuevo remitido a otro cómplice, experto en otra habilidad mágica más poderosa, y más cara, que quizás podría ayudarle… y así hasta que el desafortunado desembolsaba hasta el último céntimo. Para alentar su credulidad los estafadores usaban burdos trucos de ilusionismo que hacian pasar por poderes mágicos.

Después del año 2000 se produjo un incremento en este tipo de casos, asociados con frecuencia a redes de inmigración ilegal. Por ejemplo, varios “doctores parapsicólogos” cubanos, fueron detenidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía especializados en sectas, en Oviedo, tras haber recibido la denuncia de una vecina de Gijón de 74 años, a quienes los falsos parapsicólogos cubanos habían estafado ya cientos de miles de euros.

En 2004, también agentes del CNP detienen en Pamplona a varios supuestos “brujos africanos” senegaleses, y a uno de Guinea Conakry que ya habían timado 97.000 euros a varios clientes. Especialmente deleznable el caso de un vecino de Pamplona, con sus capacidades psíquicas alteradas, que estaba dilapidando su herencia familiar con el que la policía califico de “grupo organizado” de estafadores. En el momento de producirse la detención sonó el movil de uno de los componentes de la banda. Se trataba de una vecina de Tafalla que ya había desembolsado quinientos euros y que solicitaba una segunda cita con los falsos brujos.

Un año después era el Grupo de Delincuencia Económica de la Jefatura de Barcelona, así como agentes de la Comisaría de Sabadell, los que desarticulaban una organización de falsos médiums y videntes, que ya había cometido estafas en Tarrasa, Tarragona, Pamplona, Jaen, Oviedo y Burgos. Tan solo en la Comunidad Foral de Navarra, y según los análisis económicos de la Jefatura Superior de dicha comunidad, esta banda organizada había estafado más de un millón de euros. Los siete detenidos eran de origen brasileño.

En otras ocasiones no fue tan sencillo, y las detenciones de estas redes organizadas no se consiguieron de forma tan sencilla, o fue después de largas persecuciones. En los últimos años falsos videntes, curanderos y médiums han pasado a engrosar las listas de “busca y captura” emitidas por la policía española. Como ocurrió en Málaga con el clan de los “Ristitisch” o los “Stefanos”, una organización de ciudadanos de nacionalidad brasileña y etnia gitana que habían instalado su consulta en la Calle San Andres de dicha localidad, dándose a la fuga tras varias estafas y en orden de busca y captura por el Grupo de Fraudes de la Brigada Provincial de Policía. O el caso de la también brasileña Ruth Vacite, cuña orden de busca y captura fue emitida, esta vez, por la policía de La Rioja, tras haber estafado más de 8 millones de las antiguas pesetas ejerciendo como vidente. La mayoría de estos estafadores fomentaba la credulidad de sus víctimas utilizando trucos de ilusionismo, como el diagnóstico con un huevo inyectado de tinta para diagnosticar el mal de ojo, supuesto control sobre el dolor, etc. Cualquier mago puede reproducir todos esos falsos efectos mágicos.

Con el paso de los años, y con la experiencia acumulada por los profesionales de las estafas esotéricas, los métodos se han perfeccionado y los delincuentes de la fe se han vuelto más escurridizos para la policía, y esto nos confirmaban en la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía en La Coruña, varios agentes de la Policía Judicial que trabajaron en el caso de la banda de la “santera”, desmantelada hace pocas semanas en Mallorca.

Según nos informan los policías, y al igual que había ocurrido en Santander, Córdoba o Zaragoza, los miembros de este “clan” de videntes acudieron a la ciudad con un plan muy elaborado para cometer sus estafas. Como en las otras ciudades, alquilaron un piso, en la Diego Delicado, y un bajo, concretamente el local C del número 7 de la calle Alcalde Sanjurjo, y procedieron a la impresión de folletos que varios de los implicados distribuían por las calles, locales y comercios de la ciudad, para reclutar clientes.

Uno de ellos, Renato N. R., contrató además varios anuncios en el principal periódico de la zona, en este caso La Voz de Galicia, que estuvieron publicándose interrumpidamente hasta el pasado 16 de agosto. En los archivos hemos localizado varios de dichos anuncios, con un texto muy parecido al de ofertas similares: “ ESMERALDA. Astróloga y vidente. Hecha las cartas de Tarot, caracoles y videncia de las manos. Trabajos garantizados al 100%.”, o “ Astróloga y Vidente Esmeralda, echa las cartas de Tarot. Caracoles y videncia de las manos. Hace cualquier trabajo. Seriedad y eficacia. Lllame para una consulta”….

Algunos de los vecinos del piso y el local de los falsos santeros, que no son víctima de la superstición absurda que hemos encontrado en muchos casos similares: “¿y si le digo algo y me echan un mal de ojo?”, han colaborado con quien esto escribe, facilitándome ejemplares de los “folletos publicitarios” más que dignamente impresos por la banda de la “santera”. Elida Fuentes, vecina del bajo B del local de la banda, recuerda que sus vecinos eran extremadamente discretos y que nunca llamaban la atención. Ni ellos ni sus clientes. Sin embargo otros vecinos nos sugieren que los restos de rituales y ceremonias mágicas encontrados por la policía local en el cercano mirador de la Torre de Hércules, y sobre el que nos informan en el Ayuntamiento de La Coruña que se han abierto diligencias en varias ocasiones, podrían haber sido fruto de esta organización.

Según esta teoría el local, en esa calle especialmente discreta y ubicada a muy corta distancia de la zona donde se han encontrado restos de ceremonias afroamericanas, no habría sido escogido ahí por azar. Ya que permitía desplazar al cliente a una zona especialmente sugerente y discreta, donde elaborar vistosos y aparatosos rituales mágicos, con sacrificios de animales incluidos, que justificasen las abusivas sumas que iban a cobrar, y que además sugestionarían al consultante, haciéndolo más manipulable.

En este caso en concreto, y según la nota facilitada a un servidor por la Comisaría de La Coruña, la banda liderada por “Esmeralda” constituye “un grupo perfectamente estructurado para la comisión de estafas, de las que todos ellos son partícipes ya que se llevan a cabo en el domicilio que habitan todos ellos, se desplazan todos juntos y disfrutan de los bienes ilícitamente conseguidos todos juntos, participando todos de la preparación, soporte, comisión de los hechos y disfrute de los obtenido mediante ellos”. En otras palabras, criminológicamente podríamos hablar, perfectamente, de bandas de crimen organizado cuya especialidad es la estafa esotérica, una nueva modalidad delictiva que, por desgracia, comienza a abundar en Europa.

Criminalidad esotérica

En el número 119 de la revista oficial del Cuerpo Nacional de Policía, quien esto escribe publicaba el resultado de un estudio sobre estafas asociadas a las creencias religiosas realizado en España durante más de un año. Tras publicar anuncios en diferentes medios especializados en temas paranormales, solicitando denuncias de personas que considerasen haber sido estafadas por videntes, pudimos realizar un estudio estadístico sobre los tipos de timo y estafas más habituales en este tipo de criminalidad. En aquel estudio publicado en la revista Policía hace más de 10 años, ya advertíamos sobre un nuevo tipo de engaño que acabábamos de detectar entre el universo de casos recogidos para nuestro informe: los “videntes nómadas”.

Este tipo de timadores establecían sus consultas en hoteles o casas de alquiler, manteniendo el consultorio durante un periodo de dos, cuatro, seis meses, y desapareciendo posteriormente sin dejar rastro, antes de que los clientes insatisfechos pudiesen reclamar. Pues bien, en la nota sobre la banda de la “santera” facilitada por la Jefatura de Policía de La Coruña hace pocos días se detalla el modus operandi de esta organización: “A la llegada a las ciudades: antes de alquilar un piso, se alojan en hoteles, con el fin de conocer "in situ" la ciudad donde van a actuar y así alquilar en barrios, donde estén situados céntricamente y bien comunicados. Realizan una campaña masiva de publicidad, tanto en la prensa local escrita así como mediante regado de pasquines, donde dan a conocer sus servicios a posibles víctimas con problemas personales de diferente índole, al hacerse pasar un miembro de la organización, normalmente mujer, por "videntes" o "curanderos". Este tipo delincuencial está perfectamente organizado y cada uno de sus miembros tiene una tarea específica en la preparación y ejecución de los hechos que van a perpetrar, siendo normalmente, como ya se ha dicho, las mujeres las que hacen de "astrólogas", "videntes" o "curaderas", tratando directamente con sus víctimas, y los hombres en cambio tienen una labor preparatoria previa para determinar la infraestructura necesaria en el lugar de acción. En un periodo corto de tiempo, habitualmente menos de un mes, y tras conseguir dinero o efectos de sus víctimas, se marchan del lugar precipitadamente, lo que dificulta enormemente ser descubiertos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pues las víctimas detectan la estafa una vez que dichas personas se han marchado, presentando acto seguido la correspondiente denuncia, si bien, en algunos casos no llegan ni a denunciar lo sucedido, bien por vergüenza o por miedo a posibles represalias”.
Pero en este caso en concreto, y sólo en la ciudad de La Coruña, al menos 4 víctimas se atrevieron a denunciar las estafas cometidas por esta organización, entre mayo y agosto de este año. Alguna de esas víctimas llegó a entregar en pago joyas familiares, valoradas entre 5 y 18.000 euros, y hasta a solicitar un crédito bancario para poder hacer frente a las minutas de los falsos santeros, que les amenazaban con todo tipo de desgracias, en caso de no realizar los supuestos “trabajitos” mágicos contra el mal de ojo que, supuestamente, pesaba sobre ellos.

Las denuncias por estafas esotéricas en 2007

Según el archivo de estafas esotéricas del autor, en 2007 se ha producido un incremento de operaciones policiales relacionadas con estafas esotéricas. Esto puede sugerir una mayor sensibilidad policial para con este tipo de delitos o bien que el aumento de denuncias es proporcional a un incremento en el numero de estafas cometidas. En febrero, por ejemplo, la Ertzaintza detuvo en Vitoria al “poderoso brujo africano” I. K., de 37 años, que había estafado 31.000 euros a una vecina de San Sebastián, tras someterla a una larga y costosa serie de rituales mágicos, llegando a cobrarle 300 euros por cada uno. Solos unos meses antes la misma policía autonómica de Euskadi había detenido a A. D., de 21 años, denunciado por haber estafado 5.000 euros uno de sus clientes, a través del timo de la “limpieza del dinero”, una de las formas de estafa que más se ha incrementado en España.

En junio agentes del Cuerpo Nacional de Policía detienen en Guadarrama (Madrid) al curandero Jorge Washington C. H., ciudadano ecuatoriano de 51 años, sobre el que ya pesaba una orden de busca y captura tramitada en Estados Unidos, donde el curandero había ejercido también como sacerdote, siendo acusado de abusos sexuales a menores. La detención se produjo en las inmediaciones del Complejo Cultural Residencial de Guadarrama, durante un retiro de “sanación interior”.

En octubre, y mientras el cerco policial se cernía sobre la banda de las “santera” en Mallorca, la Policía Judicial extremeña recibía varias denuncias contra la vidente Clara, una ciudadana brasileña recien afincada en Marida, tras abrir una consulta como vidente. Según el comisario Luis Ochagavia, la vidente había sido acusada de haberse apropiado de grandes sumas de dinero en efectivo, joyas y objetos de valor, de sus clientes.
Sin embargo el caso que ha eclipsado a todos los anteriores este año es el de la “vidente de los famosos”, Cristina Blanco. Conocida por sus intervenciones en televisión, y por contar entre sus clientes con afamados cantantes, actores y políticos, era condenada a 16 meses de cárcel, por el Juzgado de lo Penal nº 2 de Marbella, por el hurto de dinero, tarjetas de crédito y otros objetos de valor a sus clientes. Manuela Blanco, nombre real de la famosa vidente, era administradora única de la sociedad MICRISTA SL, en la que también figura como apoderado su marido Miguel Ángel Muñoz Martínez. Empresa, dedicada al estudio del esoterismo, la videncia, la astrología y el arte de la quiromancia, que gestionaba los ingresos de la vidente, y que le permitió adquirir una casa valorada en 138 millones de las antiguas pesetas en la elitista urbanización madrileña de Fuente del Fresno, y que esta año tuvo que cambiar por los calabozos de Marbella.

El negocio del "escepticismo" y los promotores de los charlatanes

Junto con los "viajes esotéricos" y el "ciber-ocultismo", el negocio del "escepticismo mediático" es el nuevo modelo de timo paranormal, cada vez más de moda. Lucrativas conferencias, rentables apariciones televisibas y subvenciones universitarias han convertido a exacadémicos o simples aficionados sin titulación, y en paro, en autoriades internacionales sobre cuestiones pseudocientificas. Y al igual que en el caso de los vendedores de misterios, no se requiere ninguna titulación para tan lucrativos negocios.
Pero en algunos casos el afan de lucro es tan desmedido que sobrepasa todo lo imaginable. Por ejemplo, resulta paradójico que autotitulados “divulgadores científicos” se profesionalicen en el pseudoescépticismo, beneficiándose de presupuestos universitarios, lucrativos artículos, libros, conferencias, programas de TV, etc, cuestionando videncia, curanderos o los “contactos extraterrestres”… Con solo una visita a la página web del autodenominado "periodista cientifico" (en realidad fotografo erótico) y extrabajador de la revista "cientifica" Contactos Extraterrestres, Mauricio Schwarz descubrimos que al mismo tiempo que rentabiliza sus artículos, conferencias, debates, etc, atacando a los videntes se lucra anunciando en sus páginas web a esos mismos videntes, curanderos y demás charlatanes del misterio. Como demuestran estas capturas de su web, en el caso de Mauricio Schwarz, no se trata de un anuncio aislado, sino de una practica tan habitual como lucrativa. El autodenominado periodista científico, conocido como el "hombre de la coleta" intenta desmarcarse alegando que no controla los anunciantes… pero el caso es que los mantiene para seguir cobrando, tanto de unos como de otros.

Como protegerse de los falsos videntes

Al incluir en google la palabra “vidente” aparecen más de 1.930.000 entradas. La mayoría, al menos las primeras páginas, son anuncios de profesionales de la adivinación que ofertan sus servicios, pero muchos de ellos son estafadores. En base al estudio publicado por el autor en la revista Policía, ya publicado en esta misma web, es posible seguir unas pautas para evitar las estafas esotéricas.

1. Los últimos casos procesados policialmente coinciden en que los falsos videntes realizaban campañas de publicidad no controlable lealmente, imprimiendo folletos que repartían en la calle, a través de buzoneo, etc.
2. Desconfíe del vidente que pasa consulta en un hotel o habitación alquilada. Procure siempre que la consulta sea un lugar "controlado".
3. Los precios por una consulta mántica (tarot, lectura de manos, astrología, etcétera) en el mercado esotérico oscilan entre los 20 y 60 euros. Una tarifa mayor puede indicar un abuso y una intención de estafa.
4. En caso de que le diagnostiquen un "mal de ojo" y le propongan un "trabajito" recuerde que, según la ley, un cobro injustificado de más de 300 euros está contemplado como delito de estafa; si la cifra reclamada es menor solo está tipificado como falta.
5. Desconfíe de aquellos videntes que por iniciativa propia se pongan en contacto con usted para advertirle de terribles desgracias que le esperan, de las que dicen pueden protegerles a cambio de dinero.
6. Jamás someta su dinero en efectivo, o joyas a rituales de purificación mágica, y si tiene el capricho de hacerlo utilice bolsas transparentes y no pierda el dinero de vista.
7. Siempre que sea posible acuda acompañado de un amigo a la consulta. Además de contar con un testigo presencial - que podría declarar en un juicio -, tendrá el consejo de alguien menos afectado por su problema, y por tanto más objetivo a la hora de detectar un posible timo.
8. Caso de entregar una gran suma de dinero a cambio de un trabajo de magia, exija un recibo o factura. Sólo así podrá demostrar el pago si se trata de una estafa. Si no le pueden expedir un recibo no pague en efectivo, hágalo con un cheque nominativo a nombre del vidente. Esto podría ser utilizado ante un tribunal como prueba.
9. Suponiendo que lo paranormal exista, estos fenómenos son aislados y escurridizos. Desconfíe del profesional que ostente alegremente supuestos poderes sobrenaturales, y si le es posible, consulte a un ilusionista. Cuidado especialmente con el truco de los huevos.
10. Y sobre todo, no tema denunciar una estafa. Ningún falso brujo que recurra al fraude tiene poderes mágicos reales para hacerle daño. De tener poderes no necesitarían recurrir al fraude.

Manuel Carballal
manuelcarballal.blogspot.com

3 comentarios:

Britense dijo...

Hola Soy Britense tarotista argentino y me dirijo a ustedes, para que juntos acabemos la corrupcion esoterica que hay en la red de internet. De aquellos que dicen ser videntes,tarotistas, chamanes, expertos en uniones y no son nada de lo que dicen, te cobran mucho dinero y se lo guardan en el bolsillo y Usted que fue quien invirtio ese dinero no obtiene resultado. Yo tengo pagina web http://www.britense.com.ar y alli hay uan seccion que se llama "FALSOS VIDENTES Y TAROTISTAS" donde podes publicar al supuesto hechizero que te estafo para evitar que otros sean estafados y asi le damos cada vez menos lugar a los Sin Verguenzas que juegan con los sentimientos y necesidades de la gente. Si fuiste estafado por favor publicalo, no le des lugar a que estafe otro.

Anónimo dijo...

Porque no hablas de los otros estafadores?:
http://zeteticismo.blogspot.com/2008/08/pseudo-escepticismo-por-dinero-el.html

Anónimo dijo...

ALBANO DOMINGOS VACITE TAMBIEN CONOCIDO COMO ARMANDAO ES EL ARTICULADOR JEFE DEL CRIMEN ORGANIZADO DE LA MAFIA DE LOS VACITE INTERNACIONALMENTE CONOCIDA , TODOS SON FALSOS BRUJOS DE BRASIL , ELLOS ACTUARON EN ESPANA Y PORTUGAL EN LOS ANOS 1990 Y 2000 :EN MADRID,ALICANTE,LA RIOJA,PALMA DE MALLORCA ,EN PORTUGAL VILA FRANCA DE CHIRRA,MATOSINHOS,VILA NOVA DE GAIA Y ISLA DE MADERA.
ACTUALMENTE ACTUAN EN MUCHAS PROVINCIAS DE ARGENTINA CON SU ESPOSA LEPA REGINA PETROVICH ( LA REYNA DEL SWUING) Y VARIOS FAMILIARES DE APELLIDO VACITE PERO MUCHAS VECES ACTUAN CON PASAPORTES FALSOS,
ENTRE EN GOOGLE Y LOS VAN A CONOCER MEJOR.
HOY RESIDEN EN LA CIUDAD DE SAO PAULO Y CIUDAD DE SANTOS.
LA POLICIA FEDERAL DE SAO PAULO LOS CONOCE MUY BIEN. CUIDADO