miércoles, 11 de julio de 2007

Técnicas psicológicas en la investigación criminal y 2


Curso: Métodos y técnicas de investigación criminal en España 5

Psicópatas y crimen: aspectos biológicos, psicológicos y psicosociales

Según palabras del moderador, Jorge Sobral, "hoy que florecen los proyectos de investigación y las subvenciones para dichos proyectos, y que el término psicópata se ha convertido en coloquial, Mª Angeles Luengo González nos lleva años de ventaja". Y es que la Catedrática de Personalidad y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Santiago lleva mucho tiempo dedicada al tema.

María Angeles Luengo González inició su conferencia explicando que ya en el siglo XIX se empezó a utilizar el término psicopatía al referirse a una enfermedad mental que no se ajustaba a los patrones típicos, con ausencia de delirio, alucinación, etc. Mas tarde, en 1913 se introdujo el termino “imbecilidad moral” en Inglaterra, para referirse a la actitud de los criminales compulsivos. Desde entonces se ha estudiado mucho y existe un consenso internacional en cuanto al término psicopatía, y en cuanto a que el PCL-R es una herramienta ideal para evaluar al psicópata y predecir su conducta criminal. Menos consenso existe en cuanto al origen de la psicopatía y su tratamiento.

Mª Angeles Luengo dejó claro, antes de continuar, que no todos los psicópatas son criminales, ni todos los delincuentes son psicópatas, y a continuación recomendó 3 libros, cuyos títulos servirán para referenciar 3 aspectos relevantes de la psicopatía:

-“La mascara de la cordura”, de H. Cleckley (1941 y 1988)
-“Sin conciencia”, del Dr. R. Hare (2000)
-“El psicópata”, de V. Garrido (2000)


Según escribió Cleckley, los psicópatas enmascaran su auténtica psique presentándose como individuos absolutamente normales, sino que incluso pueden ser extremadamente encantadores y seductores. No tienen delirios, no alucinan, no padecen ansiedad, no son neuróticos.

Estadísticamente , según Luengo, puede existir un psicópata entre cada 100 personas, preferentemente varón, ya que la psicopatía es menor en las mujeres. Pero eso no significa que ese 1% sea un homicida múltiple o un criminal, ya que la psicopatía puede expresarse a través de la crueldad de un empresario, la ambición desmedida de un político, etc.

Como expresaba el Dr. Hare, a quien tuve la oportunidad de conocer hace unos años, la ausencia de conciencia es otra de las características del psicópata. Incapacidad para sentir culpa o remordimiento.

Mª Angeles Luengo utilizó el caso de Ted Bundy (http://manuelcarballal.blogspot.com/2007/03/ted-bundy-el-asesino-que-inspir.html) para ilustrar otro concepto: “El psicópata es un camaleón en la sociedad”, y a continuación expuso los criterios básicos, presentados por Clackley, para identificar al psicópata:

-Apariencia exterior de normalidad
-Falta de respuesta al castigo y sistemas de control social
-Insensibilidad afectiva (Afasia emocional)
-Constatación de que la conducta delictiva no es la característica esencial para definir la psicopatía, etc.

Según Luengo, y parafraseando a otros autores: “Los psicópatas conocen la letra de la canción, pero no la melodía”. Pueden hablar de sentimientos y emociones, pero no comprender el significado de esas palabras.

El PCL-R continúa siendo, hasta la fecha, el mejor instrumento de evaluación, y en cuanto a los ítems de este test los principales son:

-Facilidad de palabra
-Sensación desmesurada de autovalia
-Necesidad de estimulación constante y tendencia al aburrimiento
-Mentirosos patológicos
-Estafador y manipulador
-Ausencia de remordimiento
-Afectos superficiales
-Insensibilidad afectiva y ausencia de empatía
-Estilo de vida parasitario
-Pobre control de la conducta
-Conducta sexual promiscua
-Problemas de conducta en la infancia
-Ausencia de planes/metas realistas a largo plazo
-Impulsividad
-Irresponsabilidad
-No aceptan la responsabilidad de sus acciones
-Frecuentes relaciones maritales cortas
-Delincuencia juvenil
-No respetan la libertad condicional
-Versatilidad criminal

Sin embargo, a pesar de estos 20 items existen otras fuentes de información colateral importante para el PCL-R:

- Archivos de tratamiento
-Archivos de régimen
-Testimonios de sentencia

Mª Angeles Luengo expuso, a continuación, los estudios de laboratorio sobre el campo de las psicopatías, realizados hasta ahora. A saber:

-Menor respuesta a estímulos afectivos
-Incapacidad de captar la atención cuando compiten señales de recompensa y castigo
-Incapacidad para interpretar el tono emocional del lenguaje
-Incapacidad para inhibir respuestas que han sido previamente recompensadas (similar a lo que ocurre con personas que han sufrido una lesión en el lóbulo temporal)

Partiendo del supuesto, más universalmente aceptado, de que la psicopatía no se “cura”, en opinión de Luengo “lo único que se puede hacer por ahora, es apartarlos de la sociedad”.






La psicopatía en menores

La Dra. Estrella Romero fue premio extraordinario de doctorado, y premio de la Xunta de Galicia a la mejor investigadora joven. Y el objeto de su disertación uno de los aspectos menos conocidos de la psicopatía: la expresada en menores.

Según Romero, el concepto psicopatía, como otros análogos, se diagnostican a partir de los 18 años, pero no es descabellado pensar que aparecen antes de esa edad. No se trata de algo espontáneo. Y si pudiésemos conocer sus antecedentes en etapas de la vida, con una personalidad en fase mas maleable, podríamos predecir el daño. ¿Podemos detectar la psicopatía en niños=

La aplicación de psicopedia en jóvenes y niños se usa con mucha reserva, por temor a las implicaciones sociales del término “psicópata” y la repercusión que podría tener en un menor. No esta claro que ítems psicopáticos podemos detectar en niños, ni si se expresan diferente en la experiencia diaria de un niño/adolescente. Así que transpolar esos ítems se prefiere hablar de rasgos psicopáticos.

Los autores de la PCL han desarrollado una versión para sujetos de 13-18 años (PCL-YV: young version) publicada recientemente muy semejante a la PCL adulta. Estos son los valores:

- Características afectivas: Fallas de remordimiento
Afecto lábil
Dureza/falta de empatía
No aceptar la responsabilidad en sus acciones

- Características interpersonales: Manejo de la imagen para impresionar
Sentido desmesurado de la autovalía
Mentira patológica
Manipulación para lograr ganancias personales

- Conducta impulsiva y antisocial: Búsqueda de estimulación
Orientación parasitaria para aprovecharse del prójimo
Falta de metas realistas
Impulsividad
Irresponsabilidad
Dificultades para el control de la ira
Conductas problemáticas tempranas
Conducta criminal severa
Violaciones sobre la libertad condicional
Versatilidad criminal

La Dra. explicó a continuación como al analizar la biografía de algunos de esos jóvenes psicópatas se han detectado componentes violentos y antisociales a edades muy tempranas: Transtornos de Conducta Disruptiva (TCD), una gama heterogénea de alteraciones de la conducta con indicadores como estos (siempre externos):

-Venganza
-Crueldad con los animales
-Destrucción de la propiedad
-Desobediencia
-Mentiras para obtener beneficios
-Robos de cosas de valor
-Inicio de peleas

Los estudiosos diferencian los TCD en dos grupos: de Inicio Temprano (5% varones): menos favorable, menos frecuente, a veces en edad muy temprana, etc; y los de Inicio Tardío (30% podría mostrar indicios): normalmente se acaban con la madurez, asociados a la rebeldía adolescente, etc.

Los TCD de Inicio Temprano tienen características temperamentales de impulsividad extrema, necesidad extrema de cambio de interés, a veces con antecedentes familiares, hereditarios, “relaciones coercitivas”, etc.

Al acceder al colegio llegan mal equipados para adaptarse a las rutinas. A veces son rechazados por los propios profesores, lo que produce mas desavenencias familia-escuela, lo que lleva al fracaso escolar, problemas con los compañeros, etc. Al llegar a la adolescencia podemos tener individuos con poca empatía por la familia, la escuela, la sociedad… Efecto “bola de nieve”; un problema acarrea otro.

Según la Dra. Romero, en esos niños con TCIT, hay un subgrupo de especial riesgo. Por un lado con transtornos de conducta y por otro con hiperactividad (dificultades extremas de atención para terminar tareas, para fijar atención, impacientes, etc, e inquietud motora). Estos son niños especialmente problemáticos, con indicadores de conducta antisocial más severa, edad de inicio más temprana, y frecuente historial antisocial en los padres. Serían los psicópatas incipientes. Es una hipótesis sobre la que se sigue trabajando, pero hasta que pasen 20 o 30 años y se someta a esos niños al test de Hare no estará demostrada. Algunos especialistas discrepan y opinan que aunque tengan una actividad violenta no implica psicopatías.

Los niños disruptivos altos en dureza emocional presentan problemas de comportamiento mas grabes, mas contactos con la policía (detenciones), agresión proactiva, etc. Las particularidades de personalidad de esos niños disruptivos son:

- Menos sensibles al castigo
- Menos miedo
- Menos impacto de los estímulos emocionales

Es importante aclarar, subraya la Dra., que estas particularidades temperamentales no son definitivas; el contexto social adverso es influyente. Importante desarrollar fatores de protección ambientales.

Actualmente se trabaja en un programa de protección a niños disruptivos para prevenir comportamientos psicopáticos.


La técnica del perfil criminológico en la investigación de psicópatas y agresores en serie

Casualmente, pocos días antes de celebrarse este curso de criminalística, quien esto escribe entrevistaba a Vicente Garrido, en relación a su último libro (“La mente criminal”). Entrevista que subiré a la página en los próximos días. Y algunos elementos de esa entrevista fueron presentados también por Garrido en su conferencia, la ultima de esta mañana, titulada “El perfil criminológico en la investigación de psicópatas y agresores en serie”. Me atrevería a decir que su “clase magistral”, era una de las conferencias más esperadas del curso.

Vicente Garrido, profesor titular del Instituto de Criminología de la Universidad de Valencia, es autor de numerosos libros sobre estas materias (“El psicópata”, “El rastro del asesino”, o el reciente “La mente criminal”, entre otros), y el primer criminólogo español que colaboró directamente, con un perfil de personalidad, en la investigación policial de un asesino en serie.

Carrido comenzó definiendo el perfil criminológico como uno de los ámbitos más inciertos, por incipientes, de la colaboración criminológico-policial, para a continuación diferenciar los dos tipos básicos de asesinos en serie, ilustrados con ejemplos de conocidos seriales españoles:

1: Psicópatas: Rodriguez Vega, Ferandiz, Galan, el “asesino del parking”, G. Romero
2: Psicóticos: Garcia Escalero, ¿Javier Rosado?

Hecho esto, diferenció entre psicópatas integrados y no integrados:

- Psicópatas no integrados (que cumplen condena en prisión)
- Psicópatas integrados no delincuentes
- Psicópatas integrados delincuentes (no capturados todavía): Maltratadotes
Violadores en serie
Asesinos en serie, etc.

En este sentido desmitifica la creencia popular de que los seriales matan por reconocimiento siempre (Tony King, Ferrandis, etc, no querían ser capturados sino seguir matando impunemente), aunque algunos como Galán se entregaron a la policía precisamente para tener ese reconocimiento.

Garrido apuntó, en este sentido, otras posibles motivaciones:

-Sexo o/y sadismo (la principal motivación)
-Venganza (Ej. Asesinos del Tarot)
-Crímenes por lealtad (parejas homicidas)
-Lucro
-Terror (Ej: Unabombrer. No se incluyen los terroristas)
-Poder y control (Presentes en todas las demás)

En este ultimo supuesto puso como ejemplo la evolución de la conducta criminal del atracador y asesino conocido como “el solitario”, que aún no ha sido capturado.

Ilustró la enorme variedad de tipos de asesinos con ejemplos tan diferentes como el de Harold Serman (el Dr. Muerte), Ted Bundy (necrófilo violento) y Gilberto Chamba (erotofonofílico)

El perfil criminológico es, según expuso Garrido, una técnica que busca describir, explicar y predecir las características demográficas (edad, sexo,ocupación) y psicológicas (rasgos de personalidad, motivación, estilo de vida), de la persona que ha cometido el delito y de la que se desconoce identidad. Con tal fin se recoge información de la escena del crimen, victima, testigos y documentos relacionados con el caso. El perfil criminológico es útil en los casos de no relación víctima-agresor, y en los casos de agresores seriales.

Objetivos del perfil criminológico:

-Describir las características del posible sospechoso
-Definir las áreas probables de escenarios del crimen y residencia del agresor (perfil geográfico)
-Vincular diferentes crímenes (Ej: Ferrandis, Galán, etc)
-Orientar la investigación por nuevos caminos
-manejar el empleo de los médios
-Apoyar el interrogatorio del sospechoso

Fundamentos del perfil criminológico:

1: El concepto de “rastro de conducta” (Transpolación del principio de Locard: “El asesino se lleva algo y deja algo”)
2: La idea de que el criminal se expresa en la escena del crimen
3:La creencia en la consistencia del actuar criminal (patrones del crímen)
4: La idea de que el agresor mostrara en su vida diaria convencional aspectos que ha revelado en la escena del crimen.

En 1920, y en su obra “La investigación criminal y el método científico” Locard dijo: “Es imposible que el delincuente actue, y sobretodo con la intensidad que requiere cometer un crimen, sin dejar rastro de su presencia”. Este principio criminológico, ampliado en 1923, es transpolado por Garrido a la psicología criminal, para explicar la esencia argumental del perfil criminológico.

Elementos esenciales para realizar el perfil.

A- Estudio de la escena del crimen: - Modus Operando (actos necesarios para la comisión
del delito)
- Firma: Elementos expresivos que reflejan
necesidades y fantasias psicológicas del agresor.
- EC1:Contacto
- EC2:Agresión
- EC3: Abandono del cadáver

B-Victimología (Ej.: Caso del asesino del parking)
C-Perfil geográfico:

Garrido reiteró varias veces que técnicas como el perfil criminológico ayudan, pero la detención la hace siempre la policía. Aunque, en España, la policía aun ve con mucho escepticismo el perfilado.
Manuel Carballal