miércoles, 30 de julio de 2008

La hipocresía de los médios: España permite la pedofília en comic

Las viñetas «Lolicon», en las que aparecen adultos manteniendo relaciones sexuales con menores, son de libre acceso Países como Suecia, Noruega, Gran Bretaña, EE UU y Canadá las han prohibido Un dibujo no es real, pero las historias que cuentan animan a los pedófilos a cometer abusos sobre menores.

Los cómics japoneses siempre han estado rodeados de polémica. Son muchos los que han criticado la violencia de algunas de sus historias o el marcado carácter erótico de otras. Sin embargo, cuentan con millones de seguidores en todo el mundo, que celebran convenciones anuales por todo el planeta para intercambiar impresiones y debatir sobre sus héroes preferidos. En el otro extremo, están las animaciones «hentai», que nada tienen que ver con el género «anime». Dan un paso más allá y el erotismo característico del «manga» da paso a la pornografía pura y dura.
Dentro de esta especialidad, surgen desviaciones como «Lolicon», de dudosa legalidad. «Lolicon» (que surge de la unión de dos palabras japonesas y significa «complejo de lolita») es un fenómeno surgido en Japón al hilo de «Lolita» -la novela de Vladimir Nabokov-, que se caracteriza porque está protagonizado por personajes femeninos de rasgos infantiles, manteniendo relaciones sexuales con adultos. Vacío legal El nombre de este movimiento es tan clarificador que en el país del sol naciente «Lolicon» se aplica a las personas que siente atracción por las mujeres menores de edad.
Este tipo de «anime» está protagonizado por hombres mayores de edad y casi siempre se basa en relaciones homosexuales con un niño, aunque el sexo con niñas es cada vez más habitual. Este tipo de pornografía es ficticia, por lo que en España no es considerado material pornográfico o pedófilo. En la legislación española existe un vacío legal en este sentido, como ocurre con los relatos pedófilos, y cualquier persona, sea mayor de edad o no, puede acceder a estos contenidos desde cualquier ordenador. Sin embargo, los seguidores del movimiento «Lolicon» defienden que el argumento central del cómic no es la relación sexual pedófila y alegan que se trata de ficción, a pesar de que los personajes parezcan menores de edad.
Así, en varias web especializadas en el fenómeno «Lolicon» pretenden negar lo evidente, e indican que todos los personajes son mayores de edad, a pesar de su aspecto infantil. La estrecha línea que separa lo legal de lo ilegal no ha servido para poder llegar a un acuerdo internacional sobre estos contenidos, y cada país ha tenido que redactar sus propias leyes «antilolicon», en las que «prohíben cualquier tipo de ilustración de menores de edad en actos sexuales porque podrían incitar a la futura pedofilia».
Paco Rodríguez

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Los cerdos que acosan a niños tambien merecían la pena de muerte.

Anónimo dijo...

Hola Manuel.
A propósito de lo que explicas, te quiero comentar lo que me pasó la semana pasada en Imagenio. Por motivos que no vienen al caso llegué un poco tarde a casa y se me ocurrió ir zapeando por los canales. Era la una y media de la madrugada del sábado pasado. Cuál no sería mi sorpresa y sofocón cuando en el canal 30 (Buzz) de dibujos animados japoneses vi que ponían dos capítulos de porno duro con violación y todo tipo de humillaciones a una niña por parte de siete u ocho hombres. Me dio un patatús, porque esa cadena, al ser de dibujos animados entra dentro de las que a veces puede ver mi hija de 8 años. ¿Y si un día por cualquier motivo, aunque sea tarde, por ser de dibujos animados se pusiera a verla y viera aquello? Porque ni siquiera se trata de una pareja haciendo el amor, sino de delitos sexuales depravados. De momento, sin decirle nada le he puesto el pin paterno para que no pueda entrar en ella. ¿Y los demás canales, me pregunto? ¿Cómo dejan poner eso en un canal libre de dibujos animados?
Creo que voy a escribir a la Telefónica.
Saludos y adelante, me gustan mucho tus reportajes.
Ana

Anónimo dijo...

Tú has contratado ese servicio, no es un canal libre. Y, que yo sepa, los "dibujos animados" japoneses nunca han estado orientados a los niños. Los padres son los que deben cuidar de sus hijos, no la televisión.

Apát Lajos dijo...

Decir que esos dibujos "incitan" a la pedofilia es como decir que las mil películas de asesintatos, guerras y masacres que ven los críos, los incitan a cometer asesinatos. Es una estupidez y un razonamiento propio de meapilas. Un pedófilo lo es, con o sin dibujos. El problema está en cada uno, no en las cosas que lo rodean.

Anónimo dijo...

Hola soy la anónima 2 Ana, a anónimo 3: Es la primera vez que leo una estupidez como esa. Una gran parte de dibujos animados japoneses han estado orientados a niños. Desde Heidi, Oliver y Benji e infinidad de otros. Yo no he "contratado" dibujos animados pornográficos, yo contraté un paquete general de canales, y en ningún sitio informan de eso. Ni siquiera en la explicación que da el propio canal pone nada sobre ello.
Por otra parte ya es patético que haya personas que les resulte agradable y empalmante ver en dibujos animados o no, violaciones de mujeres. Eres un cínico.

pedro dijo...

quie en su sano jucio esta despieeto ala una de la madrugada en espacia un niño tu exajeras

Anónimo dijo...

me da tristeza ver que se critique tan duramente las obras de ficción. aunque no estoy de acuerdo con la pedofilia, el caso es que la ficcion es solo eso y el que la disfrute esta en su derecho de ver estos dibujos cuando quiera. No podemos pedir que retiren algo solo porque no nos guste, usando la excusa de que "puede incitar". En ese caso también podrian censurar el mentado libro Lolita de Vladimir Nabokov, una de las consideradas obras maestras de la literatura. Abramos los ojos, si continuamos pidiendo que retiren todo lo que no nos gusta, terminaremos viviendo en un mundo donde no habrá libertad de expresión alguna. Acaso quieren volver a los dias de quema de libros?

Anónimo dijo...

En esta sociedad tan decadente ya nadie tiene conciencia de que es lo bueno y lo malo, ya todo esta justificado. La psicologia, cambió lo malo por el trauma, ahora no existen los malos sino los traumados. Ya no existe la pedofilía en los dibujos animados sino la libertad de expresión. Ya no tenemos limites... los limites se los llevo la corriente de un mundo demasiado permisivo.

Anónimo dijo...

La ignorancia hace ver cosas como lo que no son, el lolicon es totalmente ficticio, solo un monton de politicos sin nada que hacer podria tratar de ilegalizarlo, como la analogia que apat mencionó, entonces si alguien ve peliculas de asesinatos, el sería un asesino, si alguien juega counter-Strike seria un terrotista. Yo veo lolicon y no por eso siento ganas de ver pedofilia. en lo que respecta a mi lo consumo porque me canse de que siempre que veia hentai todas las personajes eran iguales (con grandes atributos), por lo que senti curiosidad y bueno... me gustó. Inclusive se a hecho estudios en japon que desde que este genero aparecio se ha disminuido los casos de violaciones a menores de edad, y si quieren busquenlo, finalmente si todos nosotros nos pondriamos a prohibir todo lo que no es de nuestra preferencia sexual llegara el dia en el que el sexo se prohibira en la sociedad y la raza humana se extinguira. Eso ultimo es broma perosigue siendo una posibilidad

Anónimo dijo...

A veces hay personas ke les gusta
el porno duro esos hombres son un
buen poco de cerdos violadores que
les gunta humillar a las niñas y
aprovecharse de su inocencia y
virginidad y no vuelven a ser felices

Anónimo dijo...

cuando quieran violar a una niña violen las mas carnudas y jugosas

Anónimo dijo...

En el otro extremo, están las animaciones «hentai», que nada tienen que ver con el género «anime»

Decir esto es no tener ni la más remota idea sobre manga y anime, por lo que este artículo pierde todo mi interés.

Anónimo dijo...

Hay anime que vale la pena ver, como los caballeros del zodiaco o dragon ball z, pero el lolicon es para enfermos de mierda sin cerebro he dicho y me da igual si me van a madrear montón de imbéciles

Anónimo dijo...

Por eso estamos como estamos, miren el comentario anterior que es el ejemplo perfecto de la ineptitud y estupides. Realmente la libertad de expresion no existe en la tierra a causa de estas lacras, que solo empañan a la sociedad con su limitada neurona que de nada sirve que exista, y por eso se les considera enfermos mentales. Los que creen que las historias ficticias son consideradas un peligro es porque no tienen la capacidad de razonamiento de una persona normal y estudiada. ¡Haganme el pinche favor!