miércoles, 25 de febrero de 2015

CONGRESO DE ESPIAS EN GALICIA

Sarria es una hermosa ciudad, situada a 31 km de Lugo, plagada de historia. Villa natal de Gregorio Fernández, el Padre Sarmiento o Matías López, y poseedora de la Torre de la Fortaleza de los Marqueses de Sarria (único elemento de la Fortaleza y Monasterio de la Magdalena, del siglo XIII, que ha resistido el paso del tiempo). Sus 20 iglesias románicas albergan los recuerdos de los millones de peregrinos que han cruzado sus puertas camino de Santiago.  Uno de ellos, nuestro compañero Juan José Sánchez-Oro, lo hizo hace 20 años como uno de esos peregrinos a Compostela. Hoy ha regresado, junto con los principales especialistas españoles en Inteligencia, Servicios Secretos y periodismo de investigación.

Historia del espionaje
El Museo del Espía, la mayor colección del mundo de armas, cámaras, grabadoras, documentos y piezas históricas  relacionadas con el espionaje, organiza exposiciones sobre la historia de los Servicios Secretos en diferentes ciudades de España, y entre el 13 y 23 de febrero la Casa de la Cultura de la ciudad de Sarria acogió la exposición “Historia del Espionaje”, mostrando, por primera vez en Galicia, casi mil piezas históricas entre las que se encontraban auténticas joyas de incalculable valor.

Abría la exposición una vitrina dedicada a los “espías en La Biblia”, en la que destacaba una espectacular edición facsímil del Códex Vaticanus que recoge los “Papiros de Josué”, uno de los 12 espías enviado por Moisés a explorar Canaán. Así como un diorama que recoge, hasta el mínimo detalle, la “hazaña” de Judith, la joven y atractiva viuda judía que se “infiltró” en la tienda del General Holofernes, jefe de las tropas de Nabucodonosor II que asolaron al pueblo judío, seduciéndolo y cortándole la cabeza una vez ebrio. Judith, la heroína de Betania, es considerada una de las primeras espías de la historia, un ícono nacional en Israel… y en el Mosad.

La historia del espionaje continúa, en las salas de la Casa de la Cultura de Sarria, con las vitrinas dedicadas a “El arte de la guerra” de Sun Tzu,  Alí Bey o Eugenio de Aviraneta, destacando una carta original manuscrita, redactada por el espía y conspirador masón de siglo XIX. 

Contemporáneos de Aviraneta, pero al otro lado del océano, fueron los espías que ayudaron a ganar la Guerra Civil americana, y que también tienen un lugar predominante en esta exposición, en la que se incluyen las armas “que conquistaron el oeste”, como el Colt 45 o el Winchester, que posan en la vitrina junto a las historia de Belle Boyd  o Pauline Cushman. Espías del Sur y del Norte respectivamente.

La I y II Guerra Mundial, como no podía ser de otra manera,  tiene un protagonismo especial en la historia del espionaje. Y un amplio espacio en esta exposición. Los servicios secretos aliados, como la OSS norteamericana (precursora de la CIA)   o el SOE británico, libraron una guerra secreta, paralela a los combates armados, con la siniestra Abwehr nazi o el astuto Kempei Tai japonés.  Y algunas piezas de un valor documental extraordinario, cuentan su historia. 

Armas de fuego como la Mauser C-96, o la legendaria pistola Luger nazi. Armas blancas, como  la daga oficial de las SS, o la letal daga de muñeca de los agentes de la OSS. Sistemas de comunicación como el Heliógrafo, estaciones portátiles de sonografía, radios clandestinas japonesas o, por supuesto, la Máquina Enigma.

Completan esa parte de la exposición uniformes de la resistencia francesa, pasaportes, documentos, objetos con compartimentos ocultos para el transporte de mensajes clandestinos, armas camufladas, y un sinfín de ingenios utilizados por los agentes secretos de uno y otro bando.

La Guerra Fría supuso la aplicación definitiva de la tecnología al espionaje. Y en esta exposición se incluyen prácticamente todas las cámara espía utilizadas por el KGB, Mosad, CIA, MI5 o Stasi durante los años del espionaje más duro en Europa. Así como maletines espía, gadgets de agentes de inteligencia, y una impagable colección de mini grabadoras de bobina entre las que destaca, sin duda, el maletín completo del Minifon Protona con todos sus accesorios. El más emblemático, el micrófono oculto en un reloj de pulsera, utilizado por los agentes del KGB, y recientemente popularizado a través de la serie de TV “The Americans”.

Espías en el siglo XXI
En la siguiente sala encontramos el espionaje en la actualidad. La CIA, el MI6 o el SVR (antiguo KGB), están muy presentes en esta exposición a través de docenas de piezas históricas. Pero sin duda las vitrinas que más despertaron la curiosidad de los visitantes son las dedicadas al CESID y el CNI, los servicios secretos españoles de la democracia. Entre las piezas más valiosas destacan los pasaportes falsos utilizados por David R. Vidal, o el auténtico falso DNI del Coronel Juan Alberto Perote, usado por el “James Bond” español durante sus misiones de contraespionaje en la antigua URSS. Así como los “libros de estudio” y los apuntes originales, donados por un joven militar español que pasó las pruebas de ingreso al CNI, y que muestran, por primera vez en la historia, como se forma y entrena un espía español en el siglo XXI. Nunca antes un ciudadano español pudo ver documentos como esos.

El terrorismo internacional, objetivo prioritario de todos los servicios secretos mundiales, también ocupa un lugar destacado en la exposición. Uniformes, armas, publicaciones internas, dioramas, etc. relatan la historia del terrorismo en el siglo XX y XXI, desde las FARC colombianas, la RAF alemana, o el IRA irlandés, hasta los actuales yihadistas de Al Qaeda o el ISIS. Dedicándose en la exposición, a manera de homenaje, una vitrina completa a la revista Charlie Hebdo, la víctima más reciente de un atentado yihadista en suelo europeo.
 
La dimensión sociológica del espionaje está representada en esta exposición, a través de una valiosa colección de carteles de cine originales, desde los años 40 hasta la actualidad, rememorando las mejores películas de espías de la historia. Incluyendo, por supuesto, la saga de James Bond, en la que destacan algunos carteles de cine originales autografiados por actrices como Ursula Andress, la “chica Bond” por excelencia. Juguetes infantiles, comics, literatura y figuras de acción, completan esa sociología del espionaje.

I Jornada de Inteligencia
Además de una enorme exposición, donde podemos ver con nuestros propios ojos piezas de las que solo hemos oído hablar en los libros de historia, en esta ocasión El Museo del Espía organizó una jornada de inteligencia y unos talleres de formación en Seguridad Informática para niños y padres, tan interesantes como prácticos. El Concejal de Cultura, Don Francisco Pérez, y el alcalde de Sarria, José Antonio García López, presentes y/o presentadores en los diferentes actos, agradecieron el esfuerzo de El Museo del Espía para montar una exposición tan ambiciosa, y reunir a semejante elenco de conferenciantes, en un tiempo record.

Abrió la jornada nuestro compañero Juan José Sánchez-Oro, historiador y Formador Microsoft Certified Trainer en desarrollo de sistemas informáticos, con un escalofriante análisis sobre la Seguridad Informática en el siglo XXI, y sobre el uso de las redes sociales por parte del Estado Islámico. Proyectando, ante una acongojada audiencia, los videos propagandísticos del ISIS y revelando el maquiavélico ingenio con que los terroristas yihadistas utilizan las redes sociales.


El Coronel Juan Alberto Perote, confirmado como ponente, debió excusar en última instancia su asistencia a causa de un problema familiar grave, ocupándose David C. Castillo, Comisario del Museo del Espía, de detallar el proceso de captación, formación y entrenamiento de los agentes operativos del CNI en la actualidad. Una información inédita del espionaje español que no había visto la luz hasta ahora.

David R. Vidal fue durante 12 años el responsable de una red de más de 25 informadores del CNI en 16 países, y actualmente dirige la primera Academia de Inteligencia privada en España: Global Chase. El fue el encargado de aclarar las diferencias entre Inteligencia y Espionaje, dibujando el mapa internacional, sin evitar asuntos de actualidad, como la guerra de Ukrania, la crisis económica o el “Pequeño Nicolas”.

Tras un breve receso, en el que los asistentes, principalmente funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pudieron disfrutar de un café y unos bollos, cortesía del Exmo. Ayuntamiento de Sarria. Estableciéndose además fascinantes tertulias en los pasillos, donde afloraron las experiencias personales de muchos miembros de los Servicios de Información españoles, asistentes al simposio.

Infiltrados
Retomó las conferencias la apasionante exposición de Fernando Rueda, Profesor de Periodismo en la Universidad San Pablo CEU y el más relevante espiólogo español. Rueda utilizó su última novela “El regreso de El Lobo”, como hilo conductor para detallar la figura el infiltrado. Su exposición sobre la vida, obra y trayectoria de Mikel Lejarza “Lobo”, llena de anécdotas y detalles que nunca antes se habían expuesto, dejó a toda la audiencia absolutamente impresionada.

Tras él llegó el turno de José Antonio Vázquez Taín, probablemente el juez más conocido de Galicia, tras instruir los casos de narcotráfico más relevantes de las últimas décadas, y otros casos no menos mediáticos como el robo del Códice Calixtino, el crimen de Asunta, etc. Taín deleito a los presentes con una larga exposición llena de experiencias y vivencias personales, reivindicando, sin ningún pudor, el esforzado trabajo de los agentes de policía y guardia civil, que luchan día a día contra el crimen. Y para los que la Información es una arma tan vital y trascendente como la reglamentaria.

Cerró la sesión de la mañana el periodista Antonio Salas, autor de best-sellers como “Diario de un skin”, “El Palestino” u “Operación Princesa”, que por razones de seguridad intervino por video-conferencia desde la sede de Editorial Planeta en Barcelona. Salas detalló su experiencia personal como infiltrado en el terrorismo internacional, proyectado algunas de las imágenes de cámara oculta grabadas por él durante su infiltración. Y detallando las semejanzas y diferencias entre el periodista encubierto y el agente encubierto a nivel policial o de inteligencia.

Resulta destacable que entre el público, en estas últimas conferencias, se encontraba la jueza Dña. Pilar de Lara. La foto de Vázquez Taín y Pilar de Lara, sin duda los dos jueces gallegos de más proyección mediática nacional, charlando en un rincón de la sala de conferencias, es una de las imágenes más notables y sorprendentes que nos dejó esta jornada.

Tras una impagable comida, en la que algunos colaboradores, como Miguel Angel Rúiz o David Cuevas, pudieron “interrogar” a fondo a los mejores especialistas en espionaje y servicios secretos del país, se retomó la jornada de la tarde con una exposición fuera de programa, que no fue anunciada por razones de seguridad. Igual que por razones de seguridad se prohibieron las fotografías, y se desconectó el servicio de straming que, por cortesía de Global Chase estuvo emitiendo todas las conferencias on-line para todo el mundo a través de https://campus.intel.press.


Esas precauciones estaban justificadas. Ya que el siguiente conferenciante, al policía David Madrid, continúa amenazado por los grupos de extrema derecha españoles, en los que se infiltró y cuya experiencia detalla en el libro “Insider: un policía infiltrado en las gradas ultras”. Madrid ofreció, complementando al periodista Salas, la experiencia personal del infiltrado, esta vez desde el ámbito policial. Concluyó esta I Jornada de Inteligencia con una animada mesa redonda en la que periodistas, policías, informáticos y ex espías del CNI debatieron sobre diferentes aspectos de los servicios de información e inteligencia, y sobre las nuevas amenazas de las que deben protegernos, en este convulso siglo XXI.

La próxima exposición de El Museo del Espía, organizada en colaboración con la Universidad Popular José Hierro y el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes se titula "Mujeres Espía", y estará a disposición del público (entrada gratuita), del 27 de febrero al 23 de marzo, en la Sala Martín Chirino de San Sebastián de los Reyes (Madrid)



http://www.museodelespia.com/news-and-events/exito-abrumador-de-la-ia-jornada-de-inteligencia-de-el-mde/

1 comentario:

pepe1 dijo...

Menudo farsante y peliculero, el tal Antonio Salas, eh juajuajua