lunes, 20 de agosto de 2012

Muere Amparo Cuevas, la vidente de El Escorial

Amparo Cuevas, la «vidente» a la que supuestamente se le apareció la Virgen hace más de treinta años en Prado Nuevo, en la localidad madrileña de El Escorial, ha muerto hace unas horas tras una larga enfermedad. [Pincha aquí para ver las imágenes del fenómeno Amparo Cuevas]

Pedro Besari, portavoz de la congregación Virgen de los Dolores, fundada en torno a la figura de la supuesta vidente, ha confirmado hoy a Efe la noticia y ha añadido que mañana domingo, a las 19.00 horas, se celebrará su funeral. Será, precisamente, en la capilla construida en el citado Prado Nuevo, de modo que el funeral por Cuevas inaugurará el recinto.

Construcción de la capilla

El cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, aprobó en abril pasado la construcción de una capilla en Prado Nuevo, donde supuestamente se apareció la Virgen a la vidente, y en junio el Ayuntamiento de El Escorial autorizó la edificación. Con su decisión, Rouco otorgaba a Cuevas una de las supuestas peticiones de la Virgen, que el 14 de junio de 1981 le habría pedido que construyese en Prado Nuevo una capilla para meditar la Pasión de su Hijo.

Desde entonces sus devotos acuden a rezar y a escuchar allí –dicen– las palabras de la Virgen, hasta ahora granadas a través de su intermediaria, Luz Amparo, que además grababa su voz para ser reproducida por altavoces.

En 2006 numerosos familiares de sus seguidores pidieron el «apoyo incondicional» de las autoridades para combatir las supuestas «estafas» de esta «secta destructiva».

Supuesto maltrato psicológico

La Asociación de víctimas de las supuestas apariciones de El Escorial denunció en 2008 que unos quince menores sufrían supuesto maltrato psicológico, físico en algunos casos, en una vivienda unifamiliar que pertenece al entramado de fundaciones de Cuevas.

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid consideró inadecuada la situación del grupo de menores y su uso en los supuestos fenómenos sobrenaturales protagonizados por la vidente.

La Inspección de Trabajo ha visto desestimada en varias ocasiones ante los tribunales su pretensión de que las fundaciones de la vidente de El Escorial tengan que cotizar a la Seguridad Social por la atención a los ancianos que prestan las Reparadoras (religiosas seglares) en las residencias de Amparo Cuevas.

Más peregrinos y simpatizantes

A pesar las denuncias por supuesta estafa y actuaciones sectarias –la mayoría con resoluciones favorables a los demandados– el número de peregrinos procedentes de distintas regiones españolas ha ido creciendo de manera constante, junto con los de otros países como Portugal, Francia, Argentina, México e Italia.

La Asociación Internacional de amigos de Prado Nuevo cuenta con más de 100.000 simpatizantes, según la información facilitada a Efe por sus portavoces.

En 1985, el entonces arzobispo de Madrid, Ángel Suquía, afirmó que no constaba «el carácter sobrenatural de las supuestas apariciones y revelaciones» en Prado Nuevo. El 2 de abril pasado, lunes Santo, Rouco autorizó celebrar el Triduo Pascual en el local «Ave María», junto al lugar de las supuestas apariciones.

Entierro multitudinario

Con el adiós a Luz Amparo Cuevas se cumplió ayer precisamente la petición que la vidente de El Escorial aseguró que le hizo la Virgen en la finca Prado Nuevo hace 31 años. El 14 de junio de 1981, mientras trabajaba en el huerto, Cuevas se acercó a beber agua a la fuente junto a un fresno y allí la encontraron, en trance, repitiendo las palabras marianas que pedían un templo en honor a la Pasión de Cristo. Desde entonces, miles de peregrinos han acudido hasta el lugar para presenciar las apariciones que, hasta en 376 ocasiones, presuntamente vivió Amparo hasta 2002.

Después llegó la confianza de la Iglesia –que de momento no ha confirmado el «caracter sobrenatural» de las visiones de Cuevas– para que se rindiera culto a la Virgen en la finca y se crearan varias asociaciones benéficas que, entre otras obras de caridad, gestionan asilos para ancianos. El último logro de la vidente de El Escorial fue conseguir la autorización del cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y del Ayuntamiento de El Escorial para cumplir con la petición mariana y construir el templo de la Virgen de los Dolores.

Sin embargo, Amparo no vivió lo suficiente para verlo inaugurado y ha sido su funeral la triste ocasión para estrenar la capilla. E incluso así, la expectación ha sido tan grande que no se ha podido abrir para acoger a los centenares de fieles que ayer acudieron a despedirse de la vidente en una multitudinaria misa a la que no se ha permitido el paso a nadie ajeno a la congregación, especialmente a los medios de comunicación y a los numerosos detractores de la obra de Amparo que también acudieron hasta El Escorial.

Acompañado por los fieles, que acudieron armados con paraguas para combatir el intenso calor y con sillas plegables para presenciar la ceremonia, el féretro desfiló por delante del fresno donde Cuevas tuvo su primera visión y ante el que se rezó una oración, antes de que fuese depositado frente a la capilla, en un terreno anexo a la finca de Prado Nuevo. Allí se celebró una misa funeral, acompañada por los cánticos de los devotos y se repartió la Eucaristía.

La incógnita: la tumba de la vidente
Juan Carlos Bueno, presidente de la Asociación de Víctimas de las Apariciones de El Escorial, presentó ayer una denuncia ante la Guardia Civil en la que advertía de la posibilidad de que el cuerpo de la vidente fuese enterrado en Prado Nuevo. Por su parte, Pedro Besari, portavoz de la congregación Virgen de los Dolores, indicó a LA RAZÓN que la decisión sobre el entierro corresponde a la familia, si bien no confirmó si tendría lugar en El Escorial o en la localidad natal de Cuevas –Pesebre, en Albacete–. «El lugar se hará público porque, como otras personas que han muerto en olor de santidad, los fieles querrán visitar la tumba», aseguró.

ABC/La Razón










Más vídeos en Antena3




1 comentario:

Anónimo dijo...

Falso contacto mariano validado por la iglesia ante la crisis de fe imperante que hace que se agarren a un clavo ardiente. Fenómeno de histeria colectiva por osmosis psíquica. Si Dios o la Virgen se quisieran manifestar, lo harían A TODOS y no a una sola persona y que solo ella ve. Hay que ir a orar a los templos marianos milenarios. La oración es fuente de energía que entes del otro lado desean para pervivir, entes malignos, claro. Este caso no es de Dios. Hay otro caso, en el que dos niños o niñas andaban hacia atrás a gran velocidad de rodillas, no recuerdo en que localidad, tampoco era mariano, sino en este caso, satánico. Ojo con las videncias, etc. Por otro lado, la explotación de la gente, el mercadeo de dinero... sospechoso. La virgen ya tiene suficientes templos en el mundo, edificados sobre otras edificaciones donde anteriormente se realizaban cultos paganos....