miércoles, 26 de febrero de 2014

PONE UN CANDADO EN LA BOCA Y QUEMA CON UNA PLANCHA A SU HIJO DE 4 AÑOS PORQUE ESTABA POSEIDO POR EL MAL


El nigeriano Chris Elvis, de 30 años, se hizo pasar por loco cuando lo fue a detener la Policía

El salvaje e incalificable crimen ha tenido como escenario a la nigeriana ciudad de Lagos, donde un padre -por llamarle en términos de mera descendencia- ha asesinado a su hijo de cuatro años, llamado Godrich, de una manera atroz: quemándole vivo con una plancha, a golpes, y tras haberle puesto en la boca un candado para que no chillara.

LE DABA MALA SUERTE
De acuerdo a 'Internacional Bussines Times', los hechos tuvieron lugar este 10 de febrero de 2014, según se ha sabido ahora, y el asesino afirma que actuó de tal guisa porque la criatura le daba "mala suerte" y era "el hijo de mal".

El incalificable Chris Elvis, de 30 años y de profesión vigilante de seguridad, -ya detenido y en prisión a la espera de juicio-, lo metió tras la mortal tortura en un bidón de plástico, lugar donde lo encontró su madre al regresar de realizar unas compras.
Fue ella quien llamó a la Policía, quien afirma que el homicida se hizo pasar por loco: "aunque enseguida vimos que era un cuento y que era alguien normal que fingía".

http://www.periodistadigital.com/mundo/africa/2014/02/26/pone-un-candado-en-la-boca-a-su-hijo-de-4-anos-y-lo-mata-abrasandole-con-una-plancha-porque-le-daba-mala-suerte.shtml