jueves, 26 de enero de 2012

El vidente-pederasta Anthony Smith es encontrado muerto en su celda



En el momento de su detención, EL ARCHIVO DEL CRIMEN ya se ocupó del caso del pederasta británico Anthony Smith, que se hacía pasar por vidente y sanador en varias poblaciones españolas (ver: http://manuelcarballal.blogspot.com/2010/05/el-pederasta-que-decia-tener-poderes.html).

Hoy Smith vuelve a ser noticia, al ser descubierto su cuerpo en la celda donde cumplía condena.

Pederasta, vidente y marido de la parricida de Lloret

Martin Smith, el pederasta cuya pareja asesinó a sus dos hijos en un hotel de Lloret de Mar en mayo del 2010, ha sido hallado ahorcado en su celda de la prisión HMP de Manchester. El antiguo médium, de 46 años y uno de los 10 pederastas británicos más buscados, fue condenado a 16 años de prisión el pasado mes de marzo por violación y abusos sexuales reiterados de la hija de su anterior compañera entre los años 1995 y 2005.

Smith había huido a España junto a su mujer, Lianne Angela Smith en el 2007, cuando se hallaba en libertad condicional, pendiente de juicio en Inglaterra. Con ellos se llevaron a Rebecca, la hija de Lianne, fruto de una anterior relación. En Barcelona nació un hijo de ambos, Daniel. Después de dos años de búsqueda internacional, Smith fue detenido el pasado 7 de mayo en un piso de la Travessera de Gràcia de Barcelona. Horas después de que la Audiencia Nacional tramitara su extradición a Gran Bretaña, el pasado 24 de mayo, su compañera asfixióa la niña de 5 años y al pequeño de 11 meses.

La policía de Manchester está investigando la muerte del recluso, pero todo indica que se trata de un suicidio.

Ocultos en Barcelona

El parricidio de Lloret conmocionó no solo a la sociedad española sino también a la británica. Martin Smith y Lianne Angela Smith habían huido de Gran Bretaña en diciembre del 2007 para evitar que él fuera condenado por violación y abusos sexuales y vivía oculta en Barcelona desde febrero del 2008. Antes de instalarse en la Travessera de Gràcia, habían vivido en un piso de la calle de los Sagristans, en el corazón del barrio Gótico. Fuentes cercanas al caso señalaron que la mujer sabía que su marido estaba en busca y captura por violación y abusos sexuales y que durante los dos años que duró la fuga le estuvo encubriendo.

La detención de Smith por parte de los Mossos d'Esquadra precipitó los hechos y llevó a su esposa a asesinar a sus hijos. Durante la reconstrucción del doble crimen en la habitación de un hotel de Lloret, la mujer declaró que mató a sus hijos porque temía perderles tras el arresto de su marido. En concreto, comentó que temía que "vinieran de Gran Bretaña a quitárselos". De hecho, las autoridades británicas tenían abierto un proceso para retirarle la custodia de los menores. Otros dos hijos de la mujer ya no estaban con ella y residen en Gran Bretaña. Por eso, todo apuntaba a que el proceso de retirada de custodia iba a acelerarse.


Begoña Arce
(El Periódico)