martes, 25 de agosto de 2015

LE ARRANCA LOS OJOS A SU HERMANA EN UN RITUAL EXORCISTA


La víctima tiene 22 años y padece desórdenes psiquiátricos que su familia atribuyó a un "mal que tenía en el cuerpo". En medio de un ritual, su hermana mayor la mutiló. 

Una joven de 22 años fue sometida por su familia a un brutal ritual con el que se pretendía “quitarle el mal del cuerpo”, y que incluyóarrancarle los ojos con un objeto punzante. 

La víctima está internada y la Justicia penal intervino en el caso, que ocurrió en una localidad del sudoeste del Chaco. 

La historia que conmociona a los chaqueños ocurrió en General Pinedo, una pequeña ciudad situada cerca del límite entre Chaco y Santiago del Estero, y salió a luz cuando esta semana ingresó al hospital local una joven que tenía el rostro ensangrentado y daba desesperantes gritos de dolor. Médicos y enfermeros, al recibirla, descubrieron que no tenía los globos oculares. De inmediato se comunicó la situación a la Policía, que al constatar el estado de la chica puso al tanto al fiscal de turno. 

La joven fue identificada como Yanina Juárez. Su padre, al ser interrogado, dijo que a su hija los ojos le habían sido arrancados como parte de un “exorcismo” practicado en la vivienda familiar. La investigación llevó a determinar que en el salvaje ritual la responsable de arrancarle los ojos a Yanina había sido una hermana mayor. Según fuentes policiales y judiciales, ella admitió que ejecutó la brutal agresión “porque una voz interior decía que había que hacer eso” para “liberar del mal” a Yanina. 
Aparentemente, todo comenzó a raíz de problemas psiquiátricos de Yanina, que a veces la llevaban a deambular perdida por las calles. En su casa lo interpretaron como un caso de posesión satánica, y recurrieron a una iglesia evangélica por ayuda. Allí algunos pastores y fieles rezaron por la joven, y recomendaron seguir orando por ella. Pero días después, al no ver mejorías, en la casa familiar se decidió encarar un exorcismo del que habrían participado sus padres y hermanos, pero también otras personas. 

Allí una hermana mayor de la víctima habría dicho que “una voz desde adentro” le decía que a Yanina había que quitarle los ojos para que se recuperara. Y eso hizo. 

La Justicia busca determinar quiénes tomaron parte del atroz ritual y qué rol cumplió cada participante. Por ahora, la única detenida es la hermana que mutiló a Yanina, pero se cree que la víctima debió ser sujetada entre varias personas mientras sufría las heridas. 

“Es un hecho aberrante, nunca tuvimos un caso así”, dijo el procurador general de la provincia, Jorge Canteros. Él contó que hasta el personal policial quedó espantado al ver el estado en el que Yanina ingresó al hospital, donde su estado es estable y se recupera lentamente. 

http://www.clarin.com/sociedad/brutal-ritual-arrancaron-ojos-chaco-exorcismo_0_1416458617.html