martes, 4 de agosto de 2015

AUTORIZADA EXHUMACION DE LA ULTIMA VICTIMA DE JACK EL DESTRIPADOR POR NUEVA TEORIA


Un juez inglés ha permitido que se examinen los restos de Mary Jane Kelly para validar una nueva teoría sobre la identidad de este asesino


Cuando los agentes encontraron el cuerpo de la bella prostituta de 25 años Mary Jane Kelly no pudieron creerse lo que el asesino le había hecho. Y es que, le había rajado el estómago, le había extirpado los pechos y una buena parte de la cara y había esparcido sus órganosa lo largo de toda la habitación.

Este fue el último crímen de Jack el Destripador, un asesino en serie que, en 1888, aterrorizó las calles del barrio de Withechapel al acabar con la vida de, al menos, cinco mujeres mediante un horrible método: arrancando sus entrañas. Su identidad sigue siendo, a día de hoy, un misterio, así como la brutalidad con la que perpetró su último «trabajo».

Al menos hasta ahora, pues una teoría ideada por el doctor Weston Wynne-Davies podría dar respuesta a las dos incógnitas anteriores. Así lo afirma el diario «Daily Telegraph», donde este británico ha señalado que Jack el Destripador era realmente un periodista llamadoFrancis Spurzheim Craig que solo pretendía asesinar a Mary Jane Kelly (su esposa) y utilizó el resto de muertes para enmascarar su venganza.

Tal es su convicción, que este inglés ha logrado obtener un permiso judicial del Ministerio de Justicia del Reino Unido para exhumar los restos de la mujer y llevar a cabo un análisis comparativos de sus restos.

La teoría

Wynne-Davies cree que Craig quiso vengarse de Kelly cuando supo que ésta había vuelto a la prostitución poco antes de que ambos contrajeran matrimonio en 1885. Al parecer, consideró esto como un ultraje y decidió acabar con su vida de la forma más horrible posible.

Sin embargo, para no levantar sospechas mató en primer lugar a cuatro de sus amigas. Así habría logrado, en principio, que la policía metropolitana no sospechara de él. A su vez, este investigador afirma que el Destripador también fue el periodista que filtró la historia a la prensa para, así, lograr que su personaje pareciese un asesino en serie.

Por otro lado, Wynne-Davies afirma ser el sobrino nieto de la prostituta, algo que quiere confirmar mediante un análisis comparativo de su ADN y el de los restos de Kelly. 

Para ello, ya ha obtenido un permiso específico del Ministerio de Justicia británico. Con todo, este solo se hará efectivo cuando presente una carta de un laboratorio de ADN dispuesto a realizar las pruebas. De llevarse a cabo, esta sería la primera vez que se desentierren los huesos de una de las mujeres asesinadas por el Destripador.

En palabras del solicitante, saber que a ambos les une este vínculo le permitirá avanzar en su investigación, reforzará su teoría y permitirá averiguar qué descendientes y qué familiares tuvo esta prostituta. Y es que, la policía apenas cuenta con información detallada de Kelly.

En este sentido, el investigador arguye que, de esta forma, también se darán los primeros pasos para saber si su presunta tía abuela fue la última mujer asesinada. Según él, de ser así se podría corroborar que todo fue una venganza planificada desde el principio.

Sean cuales sean los resultados, estos irán a engrosar el libro que Wynne-Davies publicará dentro de unos meses sobre la verdadera identidad del Destripador. Con todo, esta es solo otra teoría que se suma a las decenas que existen sobre Jack. De hecho, hace algunos meses se dio a conocer otra que afirmaba que este criminal nunca había existido y había sido una invención de la prensa.


http://www.abc.es/cultura/20150803/abci-jack-destripador-exhumar-misterio-201508031504.html