lunes, 6 de octubre de 2014

YEZIDIS: "NO SOMOS UNA SECTAS, SOMOS UNA NACION"



Ereván, Armenia, 27 Sep (Notimex).- En las afueras de Ereván se encuentra la sede de la Yezidi National Union of Armenia, la asociación más importante del pueblo yazidí*.

Conocidos por su espíritu pacífico y solitario, los adoradores de los Siete Ángeles acusan a los peshmerga kurdos y a los Estados Unidos de no haber hecho lo suficiente para salvar a sus hermanos de los ataques del Estado Islámico en el Kurdistán iraquí**.

En Zovo Zovunii vive un centenar de familias yazidíes. Este pequeño barrio está a poco más de tres kilómetros del centro de Ereván, la capital de Armenia.

A ambos lados de la carretera principal se suceden casas modestas y cercados que encierran, amontonadas, a cientos de ovejas.

Una de las pocas casas de dos pisos pertenece a Tamoyan Aziz, el presidente del Yezidi National Union of Armenia. Un amplio salón en la planta baja del edificio alberga la sede de esta asociación, fundada hace ya 25 años.

Me recibe Khdr Hajoyan, el joven vicepresidente factòtum, quien después de las cortesías habituales va directo al grano: "Quiero que a tus lectores les llegue este mensaje: nosotros, los yazidíes, somos principalmente una nación. Muchos se equivocan al hablar de "la religión yazidí": nuestra religión se llama sharfadin, que significa "la religión de la verdad.

“Tenemos una historia de más de seis mil años y todavía nos definen como una ‘pequeña secta’; es absurdo. Hablamos una lengua propia, que se llama ezdiki. Y, por último, nuestra tierra de origen, la provincia de Sinjar y sus alrededores, en realidad no pertenece al Kurdistán iraquí, sino a los yazidíes, desde hace miles de años. Como ves, la religión, la cultura, la lengua y el territorio convierten a un gran grupo de personas en una nación. Somos la nación de los yazidíes".

En los últimos años los yazidíes han obtenido algunos reconocimientos importantes. En 2002 Armenia les concedió el título de "nación separada", mientras que la Unión Europea ha reconocido el ezdiki como lengua oficial.

"En la época de Saddam Hussein nos clasificaban como ‘árabes’ para falsear el equilibrio étnico de la región. Fuimos marginados y discriminados social y culturalmente. Después de la caída de Saddam, en 2003, los kurdos consiguieron que fuésemos reconocidos como parte del pueblo kurdo.

“En 2005 estuvimos cerca de crear el Estado Yazidí. En todo el Kurdistán iraquí se celebró un referéndum para nuestra independencia, pero obtuvimos sólo el 35 por ciento de los votos. Me temo que en parte se debió a un fraude. ¿Entiendes la situación en la que estamos? Nuestra identidad es aniquilada por cualquiera que llegue al poder en Irak”.

La diáspora yazidí ha llegado a todos los rincones del mundo, pero según Khdr es en Armenia donde los yazidíes han podido y sabido ambientarse mejor.

“En Armenia somos unos 50 mil. Aquí hemos fundado el primer periódico de los yazidíes, que se publica tanto en nuestra lengua como en armenio, y tenemos una página de Facebook muy seguida. Siempre hemos tenido muy buenas relaciones con el gobierno de Ereván, que suele financiar nuestros eventos. En el Parlamento tenemos a varios de nuestros representantes, voces autorizadas en el panorama político nacional”.

Khdr se levanta y camina nervioso por el salón. Tiene sólo 25 años, pero ya posee el carisma de un gran líder. Se bebe un vaso de agua de un trago, se acomoda de nuevo y reanuda el discurso:

“En el Kurdistán los peshmerga (el ejército kurdo) nos abandonó literalmente en manos de aquellos locos fanáticos del Estado Islámico. Nos habían prometido que nos defenderían con sus propias vidas si hacía falta porque los yazidíes son kurdos -dice con una sonrisa-, y en lugar de eso se fueron corriendo. Según nuestras fuentes, han muerto más de cinco mil yazidíes, mientras que mil 550 han huido a Siria, 10 mil a Turquía y 16 mil a Irak. A los kurdos no les importamos en absoluto. De hecho, sólo somos una carga para ellos”.

Khdr hace otra pequeña pausa. “¿Y los Estados Unidos? ¿Me puedes explicar por qué han tardado tanto en intervenir? Si hubiesen actuado desde el primer momento, y no después de diez días, no estaríamos aquí hablando de miles de muertos y desplazados.

“Tenemos constancia de más de 70 actos de genocidio perpetrados por los hombres del Califato. ¿Sabes cómo nos matan? Nos meten en un hoyo y nos entierran vivos. Se salvan sólo los que se convierten al Islam sunita.

“A los niños no los matan y los convierten al sunnismo, mientras que a las mujeres y niñas, de todas las edades, las aguarda tal vez el peor final. Unas tres mil han sido secuestradas, y al menos a 300 de ellas las han vendido como esclavas en el mercado de Mosul (la segunda ciudad de Irak, que desde principios de junio está en manos del Estado Islámico) y en Siria. Con sólo 700 dólares te llevas a casa una esclava. Más de 70 han preferido suicidarse en lugar de terminar así”.

*Yazidí es un término que significa literalmente "los que apagan las antorchas", uno de los muchos rituales religiosos de este pueblo. En total son alrededor de 500 mil miembros y están presentes en Irak, Armenia, Georgia, Siria, Turquía e Irán. Creen en un Dios primordial, que creó el universo y que se manifiesta en los Siete Ángeles, el más importante de los cuales es Tawisi Malek, el Ángel Pavo Real.
Su religión deriva de antiguos sistemas religiosos de Mesopotamia, e incluye las abluciones sagradas, la prohibición de comer ciertos alimentos, la circuncisión, el ayuno, la peregrinación por devoción, la interpretación de los sueños y la transmigración de las almas.

Su sociedad se divide en tres castas; los matrimonios entre miembros de diferentes castas están prohibidos, así como entre un yazidí y un no-yazidí. Una persona es yazidó sólo de nacimiento.

**En los últimos dos meses los yazidíes del Kurdistán iraquí se han convertido en blanco de la potente organización del Estado Islámico, antes afiliada a Al-Qaeda. No hay cifras fiables sobre el número de víctimas, pero se cree que podrían ser entre tres mil y cinco mil.

Ya en 2007, en las ciudades iraquís de Kahtaniya y Jazeera, fueron víctimas de un violento ataque reivindicado por Al-Qaeda en el que 500 personas murieron y más de mil 500 resultaron heridas.

Luca Pistone

http://www.notimex.com.mx/acciones/verReportaje.php?clv=181999