miércoles, 14 de mayo de 2014

JUZGAN A UNA VIDENTE DOMINICANA ACUSADA DE FALSIFICAR DOCUMENTOS PARA AGILIZAR LA ENTRADA DE INMIGRANTES


Una mujer de origen dominicano, que ejerce como vidente en Xinzo de Limia, se enfrenta a una petición de siete años y tres meses de prisión, por un delito continuado de falsedad en concurso con otro contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Elsa Altagracia A.J. comparte banquillo con el ourensano Joaquín P.V., a quien considera cómplice de la misma trama de actuaciones tendentes a conseguir autorización de trabajo y residencia temporal para mujeres procedentes de la República Dominicana. La solicitud de condena para es hombre es de seis años y tres meses de prisión.
El fiscal sitúa los hechos que son objeto de juicio entre los meses de abril y septiembre del 2008, un período en el que se presentaron en la Subdelegación del Gobierno varias solicitudes de autorización de trabajo para extranjeras, cuyo destino laboral sería el servicio doméstico y en calidad de internas para atender a personas con enfermedades graves o profundas limitaciones. La acusada incorporaba a la documentación supuestas certificaciones médicas en las que se hacía referencia a graves dolencias, tanto de las personas que iban a ser cuidadas como de los empleadores, junto con supuestas certificaciones bancarias con saldos relevantes en las cuentas de quienes supuestamente pretendían emplear a las mujeres extranjeras. Se trataba, en todos los casos, de escritos hechos sobre copias falsas y no sobre documentos originales del Sergas.
Al segundo acusado se le atribuye haber facilitado a Elsa Altagracia copias de los DNI de su madre y de una empleada de hogar, con sendas actas de apoderamiento falsas, para tramitar la entrada de otras mujeres de origen caribeño.
La primera sesión del juicio, que continuará mañana con la declaración de más testigos, se limitó al testimonio de los acusados, que solo contestaron a las preguntas de sus propios abogados para exculparse y negar la obtención de beneficio alguno con su proceder. En el caso de Elsa, para asegurar que ella únicamente trató de ayudar a familiares que se encontraban en dificultades en su país. El coacusado, por su parte, dijo conocer a su compañera de banquillo de la consulta de vidente, que su madre estaba enferma y había aceptado el ofrecimiento de emplear a alguien.
Las testigos, por su parte, coincidieron prácticamente en todos los casos en afirmar que se habían sentido engañadas por Elsa, a quien conocían como clientes de la consulta de videncia. Todos tenían algún problema y aceptaron firmar solicitudes de contrato de trabajo ?en unos casos con intención de cumplirlos y en otros solo para ayudar- para que pudieran venir a España primas o parientas de Elsa.
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/ourense/2014/05/14/juzgan-vidente-dominicana-acusada-falsear-documentos-agilizar-entrada-inmigrantes/00031400083418145948614.htm