viernes, 29 de junio de 2012

Aplazan el juicio contra el hijo de Satán por estafa para que reúna el dinero que adeuda


Las acusaciones aceptan que el esperpéntico estafador salga en libertad provisional para que consiga a través de programas del corazón más de 400.000 euros

Muy poco convencidos se fueron ayer algunos de los afectados que le reclaman dinero a Carlos Javier Rojas, conocido como el hijo de Satán, por la compra frustrada de vehículos de gama alta. La estafa de Autos Desi es la segunda causa que iba a sentar en el banquillo al antaño líder de una secta satánica que desarticuló la Guardia Civil. Rojas Luna regentó entre 2006 y 2007 un concesionario de vehículos en La Isla que llegó a ser patrocinador del Cádiz C. F.; la entidad deportiva también pasó a ser otra víctima más de este esperpéntico estafador al no abonarle dicho patrocinio que ya han reclamado judicialmente.

Ayer debía haber sido juzgado por un tribunal de la Sección Cuarta de la Audiencia y enfrentarse a penas que van desde los cinco años que solicita la Fiscalía a los diez que proponen las acusaciones particulares por un delito de estafa continuada.

Pero el letrado de la defensa sacó 'in extremis' una propuesta de acuerdo de su cliente, que en un principio buscaba una sentencia de conformidad que le permitiría una condena inferior; pero finalmente la negociación se quedó en un aplazamiento de la vista oral hasta el próximo 19 de noviembre. Eso sí, el hijo de Satán logró que las acusaciones aceptaran su puesta en libertad provisional para que reúna el dinero que les adeuda y pagarlo cuando se celebre la vista oral. «Sabemos lo que va a ocurrir. Este lo que quiere son unas vacaciones y no vamos a ver un duro», decía ayer uno de los afectados que acudía al juicio sin asistencia letrada.

El acuerdo, que cada víctima firmó, está sustentado en la promesa del acusado de que empleará los cinco meses que tiene de plazo aproximadamente en conseguir más de 400.000 euros que adeuda a la veintena de afectados. La cantidad que estafó a cada comprador oscila entre los 6.000 euros hasta cerca de los 40.000. Y según expresó su letrado en la sala, la intención de su cliente es ganar dinero a través de los programas televisivos del corazón. Una experiencia que ya vivió tras su sonado arresto por liderar una supuesta secta satánica. «¿Cómo va a conseguir tanto dinero de esa manera?», decía otra afectada que depositaba su confianza en la Fiscalía.

Precisamente los letrados de las víctimas fueron los que al principio se opusieron a alcanzar una sentencia de conformidad sin ningún tipo de garantía de cobro para sus clientes. La Fiscalía propuso un calendario de pago, pero Carlos Javier Rojas no presenta ningún tipo de aval ni suyo ni de su familia. Finalmente la negociación se cerró en un aplazamiento del juicio, que conlleva la puesta en libertad provisional del líder satánico. En caso de saldar la deuda, el juicio de noviembre se cerraría con una pena de dos años.

Hay que recordar que este individuo ya trató en dos ocasiones de burlar la Justicia, saliendo de Cádiz. Tras perpetrar la estafa de Autos Desi se marchó a Mallorca, donde se hizo pasar por escolta de la Casa Real. Y hace unos meses fue arrestado en Argentina donde se había marchado pese a tener causas judiciales pendientes. El tribunal ha ordenado que le retiren el pasaporte y la obligatoriedad de firmar cada quince días en los juzgados.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20120629/cadiz/aplazan-juicio-contra-hijo-20120629.html