viernes, 4 de febrero de 2011

Se pide la colaboración ciudadana para identificar a los agresores de los porteros de un club en Galicia


La Guardia Civil mantiene abierta la investigación para esclarecer el apuñalamiento a los dos porteros del club Peinador de Mos que resultaron heridos graves la pasada Nochebuena.

Los cuatro agresores no son conocidos en la zona ni por los implicados por lo que la Guardia Civil ha difundido el vídeo grabado por la cámara de seguridad del club para tratar de identificar a los sospechosos. Piden a todas las personas que puedan aportar algún dato sobre las personas que aparecen en las imágenes que marquen el número de teléfono 062 y, en caso de que el informador lo desee, se garantizará su anonimato.

En la madrugada del pasado 24 de diciembre cuatro personas que trataban de acceder al club increparon a los porteros y en medio de la discusión uno de ellos sacó un cuchillo de grandes dimensiones, similar a los que se usan en la caza, y asesteó tres puñaladas a uno de los porteros, Vasil de 28 años, que quedó en coma. El otro portero, Alexandre, de 26 años, también resultó herido de gravedad, ya que recibidó seis cuchilladas en el tórax y las extremidades.

Asi describieron los compañeros el suceso

Cuando llegó a España pensando en trabajar, Alexander Borisof, (Bulgaria, 1984) nunca pensó que sería víctima de una agresión tan brutal como la que sufrió en la madrugada del pasado día 24. Su trabajo como portero de un club en la carretera de acceso al aeropuerto nunca le había supuesto ningún problema en sus seis meses de experiencia. Sin embargo, aquella noche cuatro personas se enfrentaron con él y su compañero Vasil y acabaron ambos ingresados en el hospital con graves heridas de arma blanca. Mientras se lamenta por su amigo, en coma inducido en el hospital, es ayudado por otro trabajador con sus problemas con el español para poder responder.

-¿Cómo se desencadenaron los hechos?

-Estábamos trabajando todos normal: dos dentro de la sala, dos en la puerta y uno parando los coches porque no había sitio para aparcar dentro. Es que estas fechas estamos siempre a tope. Por eso no se han podido tomar los datos de la matrícula, la cámara no grabó porque aparcaron fuera, eso hace más difícil encontrarlos. Entonces llegaron y empezaron a discutir con nosotros por el precio de la entrada.

-Ese día de forma excepcional se cobran diez euros, ¿es normal que haya problemas?

-Nunca había pasado algo así. Los diez euros incluyen una copa, así que pagas por la consumición. Pero los cuatro que llegaron empezaron a insultarnos y a preguntar quiénes nos creíamos que eramos para pedirles dinero, porque ellos eran españoles. Vasil, que habla mejor español, les explicó que si no pagaban se tenían que ir porque había mucha gente. Entonces empezaron a llamarnos de todo y a empujarnos.

-¿Cómo evoluciona su compañero?

-Lo último que sabemos es que le van a ir despertando del coma poco a poco. Ya retiraron parte de los medicamentos y tienen que ver si se acuerda de todo y si puede mover bien el cuerpo. Él recibió heridas muy graves. Cuando los intentó echar uno de ellos sacó el cuchillo que tenía escondido en la pierna, que tenía unos 30 centímetros, y después de atacarme a mi le golpearon a él. Uno de gafas lo agarró y después el otro le clavó el cuchillo tres veces, una en el estómago, otra en la espalda y otra en la cabeza. Esa es la más grave. Ahora la vida de mi amigo está en peligro por solo 40 euros.

-¿Cuáles son los daños que le causaron?

-Me dieron un corte en el cuello que necesitó ocho puntos. También me clavaron el cuchillo dos veces en la mano y necesité que me operaran. Además, tengo dos cortes en la pierna y en el estómago, donde también me tuvieron que operar. Tendré que esperar seis semanas para curarme.

- ¿Cómo era el autor de las puñaladas?

-Estaba entrenado, se notaba que era muy fuerte y venía a pelear. Después de apuñalar a Vasil dijo que nos iba a matar a todos. Yo corrí detrás de él y nos peleamos allí cerca, pero estaba herido y no podía caminar bien. Mientras uno de mis compañeros llamó a la ambulancia al ver al otro portero en el suelo lleno de sangre. Espero que lo cojan. Sin duda es un asesino, venía ya preparado. Si llega a entrar en el local no sabemos qué hubiera pasado y a cuanta gente hubiera hecho daño.

- ¿Recibió ayuda el asaltante de sus amigos?

-Los otros tres también pelearon. Uno llevaba gafas, el otro era viejo y con bigote y el tercero era alto y fuerte. Son de algún pueblo de por aquí, pero no son clientes habituales. Nosotros nunca tuvimos problemas así.

-¿Tenía experiencia trabajando como portero?

-Nunca había trabajado de noche, empecé este verano pasado. Antes estuve en la construcción y en otras cosas así. En este tiempo he visto mucho racismo. La gente nos confunde con rumanos y solo con los que hacen cosas malas, pero en todas partes hay gente buena y mala.

Para ver el video de la cámara de seguridad del local, con las imágenes de los agresores, pinchar aquí: http://www.lavozdegalicia.es/vigo/2011/02/03/00311296735747003665554.htm (O pegar el enlace en tu navegador)