domingo, 1 de noviembre de 2015

EL CLAN DE LOS PUCCIO: LA "SAGRADA FAMILIA" DEL CRIMEN ARGENTINO LLEGA AL CINE


El apellido Puccio aún despierta pavor en Argentina. Y sin embargo, miles de personas intentan entrar en la intimidad de este clan cada día para conocer los horrores que escondían en su casa.

El Clan, del director de cine Pablo Trapero, se ha convertido en todo un fenómeno social en Argentina, superando el millón de espectadores en menos de dos semanas de proyección.

Esta película, basada en los hechos de una familia que hace 30 años secuestró y asesinó a varias personas del adinerado barrio de San Isidro, en Buenos Aires, ya ha superado en su estreno a otros éxitos del cine nacional, como Metegol, de Juan José Campanella, o Relatos Salvajes, de Damián Szifron.

La cinta narra la vida de la familia Puccio -con el siniestro Arquímedes Puccio a la cabeza- en la que varios miembros fueron condenados por participar en los años 80 en una red de secuestros extorsivos, manteniendo a las víctimas encerradas en la propia casa donde vivían.

Image caption Tres hombres murieron y una mujer fue rescatada de manos de los Puccio.

Entre los secuestrados había incluso compañeros del equipo de rugby Club Atlético de San Isidro, donde jugaba Alejandro, uno de los hijos de los Puccio, quien ayudó a planear y ejecutar los raptos.
"Esta película está en boca de todos en Argentina, un país donde por lo general triunfan -en las notas policiales o en la ficción- las historias truculentas con muertes violentas", explica el corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, Ignacio de los Reyes.

"Es difícil conseguir buenas entradas para ver la película y hasta en los exteriores de la casa donde vivió el clan en San Isidro se toman fotografías que luego circulan por redes sociales, como el que visita un lugar turístico", añade.

"Percibo en el cine cierto miedo, de película de terror, más que de thriller o drama, por sentir que están espiando en la casa del horror y en la intimidad de una familia que dista mucho de ser como cualquier otra. Creo que parte de eso es lo que más sorprende al público", le dijo el director Pablo Trapero al diario La Nación.

También en televisión
Image caption Los Puccio mantuvieron a sus secuestrados encerrados en casa.

Además de contar con una historia tenebrosa y de haber recibido buenas críticas -y una gran dosis de promoción publicitaria- El Clan tiene en su elenco a dos de las figuras más reconocidas del país.

Guillermo Francella, uno de los actores más taquilleros de Argentina, a quien la revista estadounidense Variety define como la mayor estrella del cine nacional junto a Ricardo Darín, da vida a Arquímedes Puccio, exmiembro de los servicios de inteligencia argentinos que lideró la banda de secuestradores.

Por su parte, Peter Lanzani, un ídolo de los jóvenes y adolescentes tras su paso por series de éxito en la televisión, interpreta a Alejandro Puccio, el rugbier que fríamente ayudó a capturar a algunos de sus compañeros de equipo, sin despertar la sospecha de sus amigos.

Tal es el éxito de la historia que hasta se prepara el lanzamiento de una serie televisiva donde se desarrolla la vida de esta familia, titulada Historia de un Clan.

Esta vez, con distintos actores, pero igualmente reconocidos en el país: Alejandro Awada, que interpreta a Arquímedes, Cecilia Roth como la madre de la casa, Epifanía, y "El Chino" Darín (hijo de Ricardo Darín), como Alejandro.

El Caso Puccio
Image caption El patriarca del clan murió en 2013 tras pasar 20 años en prisión.

Con motivo del estreno de la película, Argentina se ha vuelto a fascinar con todo lo relacionado con esta familia.

Cada día aparecen notas sobre el destino de cada uno de los miembros del clan o entrevistas con los familiares de las víctimas de la familia:

Ricardo Manoukian, de 23 años, y amigo de Alejandro; Eduardo Aulet, otro jugador de rugby del barrio; Emilio Naum, conocido de Arquímedes que acabó muerto en un forcejeo cuando estaban secuestrándolo; y la empresaria Nélida Bollini, que fue hallada con vida en la casa de los Puccio en la redada que puso fin al clan, en agosto de 1985.

El patriarca del clan Puccio, Arquímedes, fue condenado en 1985 a cadena perpetua pero acabó saliendo de prisión 12 años después por un programa de beneficios penitenciarios, y falleció en 2013.
Alejandro, también condenado a cadena perpetua, murió en 2008 por una neumonía tras haber protagonizado varios intentos de suicidio.

La madre del clan, Epifanía, nunca fue condenada porque no se pudo probar su participación y se cree que vive en algún lugar de Buenos Aires.

Del resto de la familia, uno de los hijos, Daniel "Maguila”, que fue arrestado cuando iba a cobrar un rescato pero nunca cumplió su pena, se fue del país y no se sabe con seguridad donde está.
El otro varón, Guillermo, se fue de Argentina cuando la familia tenía encerradas a sus víctimas en casa.

Y de las dos hijas, Silvia murió en 2011 y Adriana era una adolescente cuando se descubrieron los crímenes de sus familiares.

El Clan competirá en septiembre en la sección oficial de Venecia, después de haber superado en su estreno a todas las películas argentinas de éxito y a grandes producciones de Hollywood como la más reciente entrega de Misión Imposible, con Tom Cruise.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150824_argentina_el_clan_puccio_fenomeno_irm