viernes, 21 de noviembre de 2014

CHISAKO KAKEHI, LA ULTIMA ASESINA EN SERIE DETENIDA EN JAPON


Hacía tiempo que las sospechas recaían sobre la amable anciana de 67 años Chisako Kakehi, que aunaba en su persona dos interesantes circunstancias: se había convertido sorpresivamente en multimutimillonaria y era cuatro veces viuda. Eso explica que en una entrevista realizada con Kakehi el pasado marzo, meses después de que su último marido, Isao, de 75 años, falleciera de forma fulminante, Kakehi ya declarara al diario 'The Asahi Shimbau': "Sólo nos tenemos el uno al otro. ¿Por qué tendría que haberle matado?".

La respuesta parece radicar en la herencia. Ayer, la policía de Kyoto procedía a arrestar a la mujer después de que los investigadores hallasen restos de cianuro en una bolsa de basura del domicilio de ésta en Muko, donde falleció su último marido el pasado 28 de diciembre de una parada cardio-respiratoria, apenas dos meses después de haber contraido matrimonio. La autopsia reveló altas dosis de cianuro en la sangre del fallecido, y la investigación giró rápidamente en torno a su viuda, con un largo historial de funerales en su vida y una jugosa fortuna: según la agencia Jiji Press, se estima que Kakehi ha sido beneficiaria de múltiples seguros y herencias por un valor combinado de más de 100 millones de yen,unos 6,5 millones de euros.
 
Tras hallar restos de cianuro también en pertenencias de la viuda, ayer se localizaron capsulas vacías y envoltorios de medicamentos en polvo en la residencia de Kakehi en Sakai: la policía sospecha que la anciana los rellenaba con cianuro o espolvoreaba el producto sobre la comida de forma que su marido no se apercibiera de estar siendo envenenado.

Sorpresas
La investigación policial ha descubierto nuevas sorpresas: en las muestras del cadáver de otro hombre que mantuvo una estrecha relación con Kakehi, de 71 años y fallecido en marzo de 2002 tras desplomarse cuando conducía una motocicleta, ha sido detectado el mismo tipo de veneno. Otro varón relacionado con la apodada como viuda negra, éste de 75 años, cayó muerto cuando ambos comían en un restaurante.
En total, seis hombres relacionados con la mujer han perdido la vida en condiciones que ahora se consideran sospechosas. El primero de ellos, su primer marido, murió en 1994 a la edad de 54 años, según la agencia Jiji. En 2006, su segundo marido fallecía de infarto cardíaco con 69 años, mientras que el tercero perdía la vida a los 75 en 2008, antes de las muertes de sus dos parejas sentimentales anteriormente mencionadas.

La viuda, que desmintió haber jugado ningún papel en el fallecimiento de su último marido, afirmó sin embargo que comprendía por qué estaba siendo arrestada, según declaraciones de la policía citadas por el rotativo Asahi Shimbun. Interrogada por un reportero de este diario japonés, aseguró que "lamentaba su destino".

De confirmarse su papel en todas las muertes, Kakehi se consagraría como la viuda negra más letal de Japón, por delante de Kanae Kijima, quien en 2012 fue ejecutada por los asesinatos de tres hombres de 41, 53 y 80 años a quienes conoció por Internet.


Monica G. Prieto

http://www.elmundo.es/internacional/2014/11/20/546df8f122601d48038b4583.html