martes, 29 de julio de 2014

JUAN CARLOS AGUILAR, EL FALSO MONJE SAHOLIN, APUÑALADO EN PRISION


Juan Carlos Aguilar, el falso monje shaolín acusado del asesinato de dos mujeres en Bilbao, fue herido de gravedad en la cabeza y el cuello por otro recluso de la prisión de Dueñas (Palencia), que le atacó con un cepillo de dientes afilado, según confirmaron a ABC fuentes del centro penitenciario. El ataque tuvo lugar ayer a la hora del paseo, sobre las 17 horas, cuando Aguilar se hallaba en sus horas de patio junto a otros «quince o dieciocho» internos más. Uno de ellos, de origen canario y de perfil psiquiátrico, se abalanzó sobre el falso shaolín con el objeto punzante, que previamente había pasado sin ningún problema el detector de metales. Aguilar fue trasladado de inmediato al hospital Río Carrión de la capital palentina, ingresado de urgencia con heridas de pronóstico reservado debido a que la puñalada del cuello estuvo «a punto de afectarle la carótida», según las fuentes consultadas.

El falso maestro «shaolín», profesor experimentado de artes marciales, no pudo sin embargo defenderse ante el ataque del preso, muy corpulento, de 1,90 metros de estatura y 130 kilos de peso. Cuatro funcionarios que reaccionaron de inmediato para aplacar al agresor también recibieron lesiones hasta que lograron reducirle, tras ajustarle una sujeción mecánica. Aguilar fue llevado a la enfermería del penal de Dueñas, donde le pusieron dos grapas para cerrar la herida de la cabeza, aunque dada la profundidad de la herida del cuello se le trasladó de inmediato al hospital.
«Fue directo a por él, sin mediar palabra. El motivo según parece es que Aguilar es muy mediático y según dijo después, pensó que agrediendo a un famoso posiblemente le trasladarían a un psiquiátrico», aseguraron a ABC fuentes de la prisión, que destacan la tranquilidad en la reacción del agredido. «No es conflictivo, no presenta ese perfil de agresividad que sí tienen otros internos. Él es más bien tranquilo, excesivamente tranquilo», insisten desde el centro penitenciario, que confirman que hasta ahora no había tenido ningún otro incidente en la prisión pese a que es «muy conocido» por el resto dado su historial mediático.

Aguilar fue detenido el 2 de junio del año pasado por la Ertzaintza mientras agredía hasta la muerte a una de sus dos víctimas en su gimnasio de Bilbao, dos chicas de origen colombiano y nigeriano, con las que tuvo contacto a través de círculos de la prostitución. Los investigadores hallaron los restos descuartizados de la primera víctima en su centro de formación de artes marciales.

Desde julio pasado permanece interno en la prisión de Dueñas a la espera del juicio, que se abrirá en otoño. Se halla en régimen cerrado, en una celda individual, aunque durante las 4 horas diarias de patio sí coincide con otra quincena de internos, con los que mantiene una «actitud distante», según las fuentes. «No se relaciona con nadie, no es el típico preso delincuente común. Está apartado. Le acusan por los delitos que tiene, pero hasta ahora no había protagonizado conflictos», señalan desde la cárcel. El resto del tiempo, Aguilar permanece «tranquilo» en su celda, donde lee y ve la televisión. 

http://www.abc.es/espana/20140729/abci-monje-shaolin-pualada-201407282218.html

MAS SOBRE JUAN CARLOS AGUILAR EN El Archivo del Crimen: