sábado, 7 de junio de 2014

TESTIGOS REVELAN EN JUICIO IMPORTANTES ADEPTOS DE LA SECTA EL YUNQUE



Antiguos integrantes de El Yunque y familiares de miembros activos de esta secta secreta ultraderechista revelaron en sendos juicios celebrados el pasado mes de abril la identidad de las personas y plataformas civiles que sirven de tapadera a esa organización integrista católica, entre ellas Hazte Oír y el Instituto de Política Familiar, dos de las asociaciones más activas en las masivas movilizaciones ciudadanas de los últimos años contra la ley del aborto, el matrimonio homosexual y la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

La juez María Belén López Castrillo, titular del Juzgado de 1ª Instancia número 48 de Madrid, considera probada y "esencialmente veraz" la relación entre El Yunque y Hazte Oír, como informó ayer El Confidencial. La plataforma que preside Ignacio Arsuaga presentó una demanda de protección del derecho al honor contra Fernando López Luengos, vicepresidente de la asociación de cristianos laicos Educación y Persona, que en un demoledor y exhaustivo informe denunció cómo la secta secreta se ha infiltrado en el PP, la cúpula de la Iglesia, el grupo Intereconomía o la universidad San Pablo-CEU.

López Castrillo, en una sentencia dictada el pasado día 19, rechaza la demanda de Arsuaga y señala que es "un hecho contrastado y acreditado, a tenor de la prueba documental y testifical, la relación de miembros de Hazte Oír con El Yunque". El informe de López Luengos avalado por la juez revela que los objetivos de la secta ultracatólica son "la ocupación de parcelas de poder político y de influencia mediática cada vez mayores" y la creación de "redes de captación de jóvenes y adolescentes para la organización". El credo de El Yunque es "defender la religión católica y luchar contra las fuerzas de Satanás", incluso mediante el empleo de la violencia.

Durante el juicio, según las fuentes consultadas por este diario, al menos siete testigos revelaron con nombres y apellidos la identidad de los principales dirigentes de El Yunque en España. Entre ellos, Eduardo Hertzfelder, presidente del Instituto de Política Familiar; Jaime Urcelay, de Profesionales por la Ética; Liberto Senderos, de la Organización del Bien Común; Leonor Tamayo, del Grupo de Montaña Contracorriente; los miembros de Hazte Oír Álvaro Zulueta, su esposa Olga Cuquerella (hermana de la que fue secretaria personal de Iñaki Urdangarin, Julia Cuquerella), Marcial Cuquerella -hermano de los anteriores- o Luis Losada, subdirector del diario La Gaceta, del Grupo Intereconomía, y actual colaborador de 13 TV, la cadena de los obispos.
Jaime Urcelay. (Profesionales por la Ética)Jaime Urcelay. (Profesionales por la Ética)
Varios de esos testigos prestaron también declaración en contra de El Yunque y sus organizaciones satélite en la vista oral celebrada en el Juzgado de 1ª Instancia número 45 de Madrid el pasado 29 de abril por la demanda presentada por el abogado Pedro Leblic contra las cinco plataformas citadas anteriormente. Durante el juicio, la ex esposa de Losada, María Victoria Uroz, aseguró: "Conocí El Yunque siendo socia de Hazte Oír, en 2003. La persona que me reveló la existencia [de la secta secreta] es mi marido, que era directivo de El Yunque y me lo explicó. En 2012 me comentó que se estaba filtrando información a los medios de comunicación [en alusión a las noticias publicadas entonces por El Confidencial], y me dijo que lo iba a desmentir".
"Mi marido reconocía que sus actividades eran secretas e ilegales", añadió Uroz, "por eso me exigía guardar secreto y decía que estaba obligada a mentir. He tenido que mentir a sus padres, a su hermano, a mis padres. Él aplicaba la reserva mental, afirmando que como la gente no tiene derecho a saber quiénes estamos detrás de El Yunque, y perseguimos un fin que es que Cristo reine en la tierra, estamos autorizados a mentir".

Otro testigo, Inmaculada García, afirmó durante el juicio: "Los espantosos cursos preliminares, exclusivos y obligatorios para miembros de El Yunque, consistían en tres días de formación intensiva intelectual, física y psicológica. Lo único interesante de aquellas nefastas experiencias era la curiosidad de si conocería al siguiente conferenciante, porque todos eran miembros de El Yunque y aparecían vestidos con el uniforme de la organización. Entre los que vinieron, conocía bien a Arsuaga, Zulueta, su mujer Olga, Ondina Vélez y su marido, Pablo Gutiérrez...".

http://www.elconfidencial.com/espana/2014-05-31/testigos-revelan-en-un-juicio-la-identidad-de-los-miembros-de-la-secta-secreta-el-yunque_138970/