martes, 29 de noviembre de 2016

LA EXTRAÑA MUERTE DE UN CONSPIRANOICO


"Estoy en problemas. Si me pasa algo, investigad". Este es el mensaje que el británico Max Spiers, de 39 años, envió a su madre justo antes de morir de forma misteriosa. El hombre, padre de dos hijos, fue encontrado sin vida en el sofá de un apartamento en Varsovia (Polonia), donde se encontraba porque había ido a dar unas charlas sobre teorías de la conspiración y ovnis. 

Las causas de la muerte apuntan a que falleció tras ingerir un líquido negro que posteriormente vomitó. La muerte de este hombre es todo un misterio. No solo porque no se conozcan las causas reales, sino porque se dedicada a investigar teorías conspiratorias en las que involucraba al gobierno. Fue justo esta profesión la que lo dejó sin vida, según su madre, Vanessa Bates. 

La progenitora, de 63 años, es clara: "Sus enemigos lo querían muerto; se exponía demasiado, era peligroso para el gobierno". Max, conocido como un "supersoldado" por sus seguidores y considerado como un experto en conspiraciones, vivió en Estados Unidos durante unos años, pero regresó a su casa para quedarse con su madre. Unos días después voló a Polonia. 

Durante estos años, Max había estado trabajando con el escritor de ciencia ficción Madlen Namro y con Monika Duval, con quien se cree que durmió en su viaje a Varsovia: "Él estaba en casa de una mujer que hace mucho no veía, y ella me dijo que lo encontró muerto en el sofá", añade la madre. Además, el fallecido hizo una extensa investigación acerca de avistamientos de ovnis y de encubrimientos del gobierno. Las últimas semanas había estado indagando en las vidas de figuras reconocidas de la política, los negocios y el entretenimiento. 

"Max se estaba involucrando en áreas muy tétricas y peligrosas, y tenía miedo de que al ganar popularidad y fama pagase las consecuencias", detalla Vanessa. 

 El misterioso líquido negro 
Su muerte es fácilmente explicable por sus seguidores: ha sido asesinado por agentes del gobierno. Estos teóricos de la conspiración están convencidos de que los cazadores de ovnis se acercan demasiado a "la verdad" que los servicios secretos de los estados pretenden ocultar. 

"Las circunstancias son sospechosas, por ello animo a todos a que publiquen detalles de lo que realmente sucedió y a que convoquen la autopsia" o "Si no fuera cierto lo que él contaba, ¿por qué iban a matarlo?" son algunas de las frases que leemos en foros que frecuentaba Max. Vanessa está de acuerdo con estas afirmaciones: "Mi hijo se encontraba en buen estado de salud y de pronto muere en un sofá. Todo lo que tengo de las autoridades es un certificado de defunción que asegura que Max murió debido a causas naturales. 

Pero si no autopsia, ¿cómo pueden estar tan seguros? También se niegan a facilitarme cualquier documento relacionado con el caso". Max estuvo trabajando con Bases Project, encargado de investigar teorías conspirativas. Miles Johnson, amigo del fallecido y empleado del citado proyecto, lo tiene claro: "Una persona ha muerto aquí, y no creo que alguien que toma una medicación normal acabe vomitando líquido negro y falleciendo al poco tiempo". 

La familia pide la autopsia Max fue enterrado en el cementerio de Canterbury (Inglaterra). Los resultados de la autopsia, que se llevó a cabo en el condado inglés de Kent hace ya dos meses, no han sido revelados a Vanessa. La madre tampoco sabe si habrá una investigaciónacerca de la muerte de su hijo. "Su cuerpo no presentaba lesiones físicas obvias, pero podría haber muerto a causa de un lento y gradual envenenamiento, por eso los resultados toxicológicos de la autopsia son tan importantes para nosotros", añade esta. La familia solo quiere saber la verdad. 

"Los hermanos de Max, Josh y Becky, están hundidos, al igual que sus dos hijos. Todos queremos respuestas, y yo voy a seguir luchando hasta descubrir la verdad", añade Vanessa. La teoría que barajan los allegados de Max no es nueva. De hecho, la lista de envenenamientos a lo largo de los años es muy extensa. Aunque la mayoría de los casos han sido descartados por improbables, aún hoy quedan muchos crímenes sin resolver relacionados con el veneno.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-10-18/la-misteriosa-muerte-de-un-joven-teorico-de-la-conspiracion_1276133/