viernes, 31 de julio de 2015

PROSTITUTA MATA EN DEFENSA PROPIA A PRESUNTO ASESINO EN SERIE


 Neal Falls murió mientras trataba de ahorcar a una trabajadora del sexo

Neal Falls, un estadounidense de 45 nacido en Oregón (EE.UU.), ha causado una gran controversia después de morir a manos de una prostituta. Y es que, las autoridades norteamericanas le han identificado como un posible asesino en serie. Así lo afirma la versión digital del diario «Clarín», desde donde se ha señalado que la mujer acabó con su vida con la misma pistola que él pretendía usar para obligarla a ahorcarse.

Al parecer, esta curiosa historia se sucedió después de que Falls contactara con la prostituta (cuyos datos personales no han sido facilitados) a través de un anuncio publicado en la red. Tras acordar un precio y un lugar para el servicio, ambos se reunieron en la casa de la mujer, ubicada en Clarleston. No obstante, lo que parecía un trabajo normal se convirtió en extraordinario para la chica cuando descubrió a su cliente.

«Me di cuenta de que ya había hecho algo porque me dijo que iba a ir a la cárcel por mucho tiempo. Entonces, supe que me iba a matar», explica la prostituta en declaraciones recogidas por el diaria sudamericano. La mujer no estaba equivocada pues, a los pocos minutos, Falls sacó una pistola y una soga con la que, según la mujer, pretendía ahorcarla. Con todo, parece que en este caso su plan salió horriblemente mal, pues la chica empezó a forcejear con él y, finalmente, consiguió dispararle y acabar con su vida. Ella, por su parte, acabó con un hombro dislocado y una vértebra rota.

Un asesino en serie

Tras tener constancia del suceso, la policía investigó el pasado y la casa de Falls. La sorpresa de los agentes no pudo ser mayor cuando hallaron en su vivienda todo tipo de armas como cuchillos, esposas y una pala. A su vez, también les sobresaltó que en uno de los bolsillos del cadáver apareciera una lista con otras 10 prostitutas aún vivas. Todo ello hizo sospechar a las autoridades que el sujeto pensaba cometer varios asesinatos en un futuro.

Por otro lado, también iniciaron una investigación para saber si esos posibles crímenes podrían estar relacionados con una serie de desapariciones y homicidios sucedidos entre 2000 y 2008 en Ohio, Nevada y otra veintena de estados. «Por el hecho de que tuviera 45 años, usara esas herramientas, y pretendiera cometer un crimen tan organizado y violento, es poco probable que fuera su primer crimen», ha explicado el teniente de policía de Charleston, Steve Cooper.