jueves, 20 de enero de 2011

Santeria al servicio del narcotráfico


La seguridad era una de las mayores preocupaciones de la banda desarticulada en la operación Colapso. Esa obsesión llevaba a la burgalesa Ana María Cameno, joyera de profesión legal, a realizar ritos de santería cubana antes de tomar decisiones importantes relacionadas con el negocio, una práctica que compartía con sus socios, los hermanos colombianos Néstor Mario y Carlos Mauricio Gutiérrez Ramírez.

En el registro de su vivienda, además de grandes cantidades de dinero en efectivo y de una pistola en la mesilla de noche del marido, los agentes encontraron una habitación con toda la iconografía lista para sus ritos, además de velas y las figuras más diversas.

Escoltas permanentes

Los cabecillas contaban además con expertos en medidas de seguridad destinadas a eludir la acción policial. Esa obsesión hacía que empleasen escoltas que continuamente les daban cobertura, tanto en su actividad delictiva como en su vida cotidiana.

Además, utilizaban otros medios técnicos como micrófonos direccionales o gafas de sol con las lentes cubiertas con cinta aislante negra, que fueron halladas en buena parte de los vehículos usados por la organización y que eran de obligado empleo para el acceso a los pisos de seguridad y al laboratorio por el personal asociado al grupo, para que no localizaran su ubicación.

Un móvil por cliente

La preocupación enfermiza por las medidas de protección de la banda investigada en esta operación también queda acreditada por otro dato: a sus dos principales responsables le fueron intervenidos más de 470 teléfonos móviles. Cada uno de ellos, según los investigadores, les servía para comunicarse con un cliente determinado y cada poco tiempo los cambiaban por razones de seguridad.

En los 32 registros domiciliarios efectuados fueron intervenidas dos armas semiautomáticas de fabricación rusa y varias partidas de droga dispuestas para ser distribuida en los locales controlados por Lauro. Además de cocaína, encontraron hachís y pastillas de MDMA.

De los 25 detenidos hasta el momento, 20 se encuentran en prisión provisional sin fianza y el resto han quedado en libertad con cargos.

http://www.lavozdegalicia.es/SSEE/print.jsp?idContenido=0003_201101G19P17993&idSeccion=B67863C80A80B198004568F84346CA98

2 comentarios:

Sonja dijo...

Concretamente se habla de sacrificios animales, ¿tienen algo que ver con estos rituales los femicidios de Juárez?

Anónimo dijo...

Estos rituales no tienen nada que ver con los asesinatos de Ciudad Juarez Sonja. En Mexico estan pasando muchas cosas, y esta es solo una de ellas.