miércoles, 17 de julio de 2019

"CULTOS SATANICOS" DE MANUEL CARBALLAL, LA PRIMERA INVESTIGACIÓN SOBRE LAS SECTAS SATANICAS EN ESPAÑA YA A LA VENTA

Manuel Carballal inició la investigación de los cultos satánicos en España a mediados de los años ochenta, tras la profanación de la iglesia Ntra. Sra. de Fátima en La Coruña. 

Uno a uno, y durante más de 20 años, identificó a las sectas y logias satánicas que realmente han existido en España, y consiguió entrevistar a sus líderes, sacerdotes y sacerdotisas: Lucifer´s Friends, Ocinatas Otluc, Nuevo Orden Dragano, Orden Iluminati, Templo de Set, Iglesia de Satán, etc. Nadie más lo hizo.

Por eso, todavía hoy, en los informes oficiales sobre sectas satánicas en España que periódicamente emite la Conferencia Episcopal, el Ministerio del Interior, etc. continúan mencionándose los mismos grupos, mezclados con otros que no existieron nunca, y que nadie se tomó la molestia de investigar sobre el terreno.

El satanismo moderno llegó a España en 1976 tras la muerte de Francisco Franco, de la mano del director de la Oficina de Turismo de la embajada de España en Los Ángeles. Un intelectual con un impecable currículum académico nacido en Melilla, en 1932, pero educado en Murcia. Fue el primer presidente de la Iglesia de Satán en España. Carballal lo identificó a mediados de los 90 cuando, tras una experiencia cercana a la muerte, abandonó La Iglesia de Satán para instaurar el Templo de Set en Madrid.

El siguiente presidente de la Iglesia de Satán fue otro intelectual, que llegó al satanismo desde la filosofia. Criminólogo, funcionario de prisiones y colaborador del Centro Superior de Información de la Defensa, todavía hoy vinculado a la política. Confió a Manuel Carballal la única entrevista que concedió nunca, como la mayoría de los líderes satánicos españoles... 


"CULTOS SATANICOS. Demonolatría, sectas satánicas y logias luciferinas en España" pone cara, nombre y apellido, por primera vez, al satanismo español... 

COMPRAR AHORA "CULTOS SATÁNICOS":

DESDE ESPAÑA


RESTO DEL MUNDO
 Con envío certificado a
 



No hay comentarios: