sábado, 11 de febrero de 2017

CASO "DIEGO ANYER", LA PISTA DE LA "VIDENTE" SE CONFIRMA CON EL REGISTRO DE 13 TELEFONOS MOVILES


El juez de Instrucción Tres de San Vicente, Gerardo Casco, ordenó que 13 celulares incautados en el marco de la causa por el asesinato de Diego Anyer (20) fueran sometidos a pericias por parte de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas del Poder Judicial (SAIC). 

Se busca establecer si hubo conexiones reveladoras entre el sospechoso y la víctima y entre el acusado y su entorno. Además, saber si el teléfono del principal imputado estuvo en la zona donde mataron de un balazo al muchacho. Anyer fue encontrado muerto a un costado de la ruta nacional 14, en el kilómetro 698, con un balazo en la cara. Fue el miércoles 18 de enero, alrededor de las 22. 

Los detectives ratificaron que la principal hipótesis es la que conduce al joven de 19 años que fue imputado por el crimen. Es la misma pista que tomó repercusión nacional porque surgió luego de que el fallecido se le apareciera a una chica de 14 años para revelarle quién había sido el homicida. Fuentes judiciales precisaron que los investigadores ya trabajaban sobre esa hipótesis, pero las visiones de la adolescente aportaron un dato clave: la identidad de una testigo clave, de 12 años. La nena dijo que su novio (al ahora arrestado) le confesó haber sido quien ejecutó a Anyer. 

Es más, declaró que el joven le había anticipado que iba a darle su merecido a la víctima, a quien acusaba de intentar seducir a la niña. Esa testigo clave detalló que la noche del asesinato su novio acudió a su casa y luego de golpearle la ventana le contó que había cumplido con escarmentar a Anyer. Incluso dijo que le mostró un arma. Ese revólver nunca apareció, pese a los múltiples allanamientos que se realizaron para dar con él. Se cree que el sospechoso lo hizo desaparecer esa misma noche. 

La nena de 12 años y el acusado residen en Dos de Mayo. Las fuentes dijeron que apenas sucedió el hecho, testimonios orientaron las pesquisas hacia el ahora imputado, que incluso fue demorado. Pero luego lo liberaron al cabo de unas pocas horas. Estuvo excarcelado hasta que la adolescente que tuvo visiones volvió a ponerlo sobre el tapete. Anyer había recibido dos amenazas de muerte días antes del asesinato. Una había provenido de un hombre que había tenido un romance con su madre y que quería retomar la relación. 

El sujeto acusaba a Diego de oponerse a ese noviazgo. La otra intimidación era la del muchacho quien actualmente está acusado por el homicidio: la aparente intención de Anyer de cortejar a su novia había sido el motivo de la intimidación. La amenaza del novio celoso fue la que se impuso como hipótesis, más aún luego de la aparición de la llamada “vidente”. 

A propósito de la “vidente”, el juez Casco dispuso para ella asistencia psicológica. Los profesionales que la atendieron ratificaron que no tiene problemas mentales y que está diciendo la verdad. La chica le dijo al juez que dos veces se le apareció Anyer para darle detalles de su muerte. Y admitió que tal circunstancia se había transformado para ella en una carga muy grande. Una vez que estén listas las pericias de la SAIC, el magistrado decidirá si le dicta o no la prisión preventiva al acusado. 

http://misionesonline.net/2017/02/09/asesinato-de-diego-anyer-se-consolido-la-pista-de-la-vidente-y-ordenaron-peritar-13-celulares/