viernes, 11 de diciembre de 2015

MUJER MUERE DURANTE UN EXORCISMO EN ALEMANIA


No es un episodio de 'El último exorcismo' del alemán Daniel Stam, sino real como la vida misma. La policía ha encontrado muerta en la habitación de un exclusivo hotel de Fráncfort, la capital de las finanzas alemana, a una mujer de 41 años con claros indicios de haber sido sometida a un ritual de exorcismo.

La víctima, cuya nacionalidad no ha sido revelada, presentaba hematomas por todo el cuerpo, especialmente en el pecho y en el estómago, aunque se cree que pudo haber muerto por asfixia, ya que le metieron una toalla en la boca para evitar los gritos.

"La mantuvieron atada a la cama durante más de cinco horas, golpeando en las zonas del cuerpo donde creían que se había agarrado el diablo", relató la Fiscalía de Fráncfort y añadió que "a tenor de las heridas, las presiones en la garganta y el estado del cuerpo, "la mujer debió sufrir un tremendo dolor", de ahí que intentaran ahogar sus gritos.

Tras el ritual, los exorcistas llamaron a un sacerdote católico coreano, quien al ver lo sucedido, bajo a la recepción del hotel y dio la alarma.

Cinco personas, entre ellas dos menores de edad, han sido detenidas bajo la sospecha de haber participado en el acto, que tuvo lugar el sábado pasado y del que aún se desconoce si fue una práctica consentida.

Los detenidos, ya en prisión preventiva, son una mujer de 44 años, que ha reconocido que se trató de un exorcismo, sus hijos de 21 y 19 años, así como dos adolescentes de 15 años, uno de ellos hijo de la víctima, a la que todos creían estar poseída por el demonio.

La policía que investiga el caso ha evitado una segunda víctima. Durante el registro de la vivienda que tenía alquilada la detenida en Sulzbach, en las proximidades de Fráncfort, los agentes encontraron a una mujer encerrada con llave en una habitación, hambrienta, aterida y a punto de morir.

Carmen Valero