martes, 26 de marzo de 2013

LA REVISTA GRATUITA "EL OJO CRITICO" CUMPLE 20 AÑOS DE VIDA

.

.
 
El affaire UMMO, el gurú Sai Baba, el origen viral del “OVNI gallego”, el Caso Daro, el mentalista Ricardo Schiaretti, el “cirujano psíqico” Andres Ballesteros, el cronovisor, las Piedras de Ica, los “aviones” del templo de Abydos, el “astronauta” de Fergana, las niñas del Camposanto, el mito de los OVNIs nazis, los “diablos” de Haití, el caso Billy Meier, el fraude de los “escépticos”, la desclasificación OVNI, el “milagro” de los caminantes sobre fuego, el OVNI de Petit-Rechain, los poderes “sobrenaturales” de los monjes Shaolin, las operaciones psicológicas del CESID con sectas o ufólogos, los drones de California, el caso Amaury Rivera, el falso OVNI de Félix Rodríguez de la Fuente… resulta difícil resumir los cientos de supuestos misterios y sucesos paranormales, que han sido resueltos a través de las páginas de EL OJO CRITICO.

1993-2013 20 años de investigación crítica
En 1993 había mucha actividad en el mundillo paranormal español. El grupo Aztlan, y su contacto, Genom, vivían su mejor momento. El sacerdote Francois Brune nos acercaba al mas allá de la muerte, con la TCI, y el Houbble al más allá del espacio, con la primera foto de un agujero negro. Ese mismo año el cirujano psíquico Stephen Turoff era procesado por intrusismo profesional y fallecía el “hermano Pedro”, uno de los médiums más influyentes del espiritismo español. Pero también Marcelo Truzzi, Richard Broughton y Stanley Krippner participaban por primera vez, que no por ultima, en un congreso español de parapsicología científica, y los OVNIs llegaban al Parlamento Europeo, tras el congreso ufólogico de Italia y la redacción del “informe Regge”.   

También en 2013 y mientras el Dr. Jiménez del Oso dirigía la revista Espacio y Tiempo, precursora de la actual Enigmas, en televisión su vacío era llenado por Andrés Aberasturi (Antena 3) y Felix Gracia (Tele5) quienes se repartían la audiencia del misterio. Pero fué Gracia quien consiguió sentar en el mismo plató este año, por primera y última vez, a J.J. Benitez y a Vicente Juan Ballester Olmos frente a frente, gracias, todo hay que decirlo, a las hábiles gestiones de Javier Sierra.

Andreas Faber Kaiser, único investigador al que EOC ha dedicado un número monográfico, se debatía entre la vida y la muerte (su artículo en el número 56 de Mas Alla es histórico), y J.J. Benítez publicaba “Materia Reservada” y “Mis enigmas favoritos”, que llevaban su forma de ufología al gran público. Al mismo tiempo Nacho Cabria publicaba, con la fundación Anomalía “Entre Ufólogos, Creyentes y Contactados”, destinado a otro perfil de amantes de la ufología.

Y en medio de todo eso, surge una nueva publicación. Un humilde boletín hecho artesanalmente, que compartía espacio con otros muchos fánzines similares editados en la época: “El Colegio Invisible”, de Javier Sierra; “La última hora”, de Iker Jiménez y Lorenzo Fernandez; “Frontera Científica”, de Ricardo Campo y Jose Gregorio González, o “Desclasificado”, del LACIP, entre otros. Hoy todos ellos, menos EOC, desaparecidos.

El numero 0 de EOC se abría con un artículo titulado “Medios de comunicación y misterio”, que era toda una declaración de intenciones. Las reflexiones del editor cuajaron en algunos colegas de otros países, hasta el punto de que el primer artículo de EOC era reproducido incluso por publicaciones internacionales, ferozmente escépticas, como “La nave de los locos” (número 3, pag. 11). A partir de ese momento, con mucha frecuencia escépticos y pseudoescépticos han reproducido una y otra vez informaciones publicadas en EOC, aunque prefiriendo omitir ante sus colegas el origen de dichas informaciones.

Entre creyentes y charlatanes: el punto de equilibrio
En ese mismo número 0, y según sus detractores, EOC desenterraba también el “hacha de guerra” al no limitar las críticas a sectas, videntes o vividores del misterio por un lado, o a los negativistas, pseudoescépticos y charlatanes de la pseudociencia por el otro. Sino que se atrevía a cuestionar a algunos de los divulgadores más famosos y mediáticos del momento, como Antonio José Ales. En aquel número 0 EOC denunciaba, con pruebas irrefutables, el fraude de los supuestos “tornillos” de un OVNI estrellado en el Sahara divulgado por Ales. Aquella primera crítica a uno de los más famosos divulgadores españoles del misterio, ya en su primer número,  marcó EOC como una publicación políticamente incorrecta y totalmente independiente.

A partir de entonces, y durante varios años, los primeros trabajos de EOC eran obviados en los círculos paranormales españoles, mientras publicaciones francesas, italianas, británicas o americanas reproducían o comentaban algunos de aquellos primeros reportajes. Fue lo que ocurrió con “Un origen sexual del fraude UMMO”, publicado en portada del número 1, y que fue comentado por diferentes revistas especializadas como Lumieres dans la nuit (Francia) o Giornale dei misteri (Italia) entre otros.

No todo es falso
Pero EOC no es una publicación contra lo paranormal. En sus páginas encontramos extensos informes sobre casos como el de Mónica Nieto o el de Nina Kulagina, sobre los incidentes OVNI protagonizados por pilotos españoles, sobre sucesos anómalos, etc, que no han encontrado una explicación convencional hasta la fecha. Quizás por esa razón, a principios de la segunda década del siglo XXI, EOC fue la publicación escogida por fuentes cercanas a la desclasificación OVNI para recibir cientos de documentos militares no desclasificados sobre OVNIs que nunca antes habían sido publicados. Fue el auténtico Ufoleaks español.

 EL OJO CRITICO es una revista gratuita que puede descargarse trimestralmente desde www.ojo-critico.blogspot.com y desde las mejores web sobre anomalías.

Cuña EL OJO CRITICO: