martes, 29 de mayo de 2012

Madre que arrancó los ojos a su hijo no era "satánica", sino Testigo de Jehova


CD. NE­ZA­HUAL­CO­YOTL, Méx, 27 de ma­yo.- In­dig­na­ción, co­ra­je, im­po­ten­cia y sin po­der dar cré­di­to al ri­tual sa­tá­ni­co que fue efec­tua­do en es­te mu­ni­ci­pio, exis­te en­tre ve­ci­nos, fa­mi­lia­res y se­gui­do­res de Tes­ti­gos de Je­ho­vá, don­de la se­ño­ra Ma­ría del Car­men Ríos Gar­cía y su fa­mi­lia no so­la­men­te te­nían la in­ten­ción de sa­car­le los ojos al pe­que­ño Fer­nan­di­to, si­no que pre­ten­dían ase­si­nar­lo a él y a otros 11 ni­ños pa­ra con­su­mar su ri­tual que ofre­cían a sa­ta­nás.

De­bi­do a ello, una so­bri­na de las mu­je­res de­te­ni­das, de­nun­cia el te­mor que tie­ne si lle­gan a sa­lir li­bres, pues re­cuer­da que cons­tan­te­men­te le de­cían que iba a ma­tar tam­bién a sus dos hi­jos.

En tan­to, el pa­dre del me­nor Fer­nan­do, ex­pli­có a las au­to­ri­da­des que des­de el pa­sa­do do­min­go 20 de ma­yo, acu­dió a de­nun­ciar la pri­va­ción ile­gal de la li­ber­tad del pe­que­ño Fer­nan­do, de­bi­do a que des­de ese día, le im­pi­die­ron ver­lo, pues te­nía dos me­ses de ha­ber­se se­pa­ra­do de la ma­dre de Fer­nan­di­to, de­bi­do a que era una fa­mi­lia muy con­flic­ti­va que ac­tua­ba fue­ra de lo nor­mal, si­tua­ción que ya era in­ves­ti­ga­da por per­so­nal de se­gu­ri­dad pú­bli­ca y pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia.

Al res­pec­to, el pas­tor de la igle­sia de Tes­ti­gos de Je­ho­vá, del sa­lón Krit­zel que se lo­ca­li­za en la ca­lle de Gra­cia­no Sán­chez, en la Co­lo­nia Eji­do de San Agus­tín, de es­te mu­ni­ci­pio

-aun­que se man­tie­ne her­mé­ti­co so­bre el ca­so-, ex­pli­có a las au­to­ri­da­des de se­gu­ri­dad pú­bli­ca y pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia de es­ta en­ti­dad, que en su igle­sia, só­lo se pre­di­ca la pa­la­bra de Je­ho­vá.

De acuer­do a la ver­sión de tes­ti­gos y ve­ci­nos, des­de la no­che del pa­sa­do do­min­go 20 de ma­yo, Ma­ría del Car­men Ríos Gar­cía, de 28 años de edad, la hi­ja de és­ta, Lis­beth y otros fa­mi­lia­res, em­pe­za­ron a so­nar ca­zue­las, ca­ce­ro­las, ade­más de can­tar de ma­ne­ra ex­tra­ña, gri­tar pa­la­bras ra­ras e in­vo­car a sa­ta­nás y a Je­ho­vá.

Los ve­ci­nos, ex­pli­ca­ron que ese ti­po de ri­tua­les eran cons­tan­tes en esa fa­mi­lia, los cua­les los efec­tua­ban en su do­mi­ci­lio, ubi­ca­do en el se­gun­do ni­vel de una ve­cin­dad. Agre­ga­ron que des­de el pa­sa­do do­min­go, esas reu­nio­nes las rea­li­za­ban ca­si to­das las no­ches, has­ta el pa­sa­do jue­ves, cuan­do tras vol­ver a rea­li­zar un ri­tual de sa­ta­nis­mo, la se­ño­ra Ma­ría del Car­men Ríos Gar­cía, le arran­có los ojos a su pe­que­ño hi­jo Fer­nan­di­to con la ayu­da de Lis­beth, her­ma­na del me­nor, to­do por­que de­so­be­de­ció y no ce­rró los ojos en los mo­men­tos en que en­tra­ban en tran­ce.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cielos! que sorpresa!!! ciertamente ha de haber correlación entre transtorno mental y los hechos porque si pertenecer a movimiento satánico alguno y de pertenencia cristiana, o se le ha ido la pinza, o hay alg que falta por saber. ¿Ha practicado ouija? ¿leía sobre temas afines al satanismo o luciferismo pues también se asemeja en postulados a ello? Lo preocupante es el niño, privado de la visión por culpa de su ¿madre? no, ese nombre no merece. Hay que diucidar, que en movimientos exigentes, como los testigos de jehová, suelen darse extremos opuestos. Fijémonos en el medioevo español. Donde la iglesia estaba perennemente presente en las vidas de la gente, y sin embargo, no hacían mas que hablar del demonio y decir que estaba en todas partes, cuando solo estaba en sus corazones. Así en nombre de Dios pero actuando como siervos de satanás llevaban a la hogera a inocentes y perseguían justos acusados falsamente por cohetáneos por envidia u odio, moneda gratuita. Cuando lo divino se demoniza, es como el filo de una navaja. Igual que el fervor: ¿donde termina la cordura y comienza la locura? En este caso debe haber algo más. Nadie ofrece cánticos y sangre a satanás porque sí. Ha podido intrapolar elementos vislumbrados en alguna fuente animista o afin. Gracias por ofrecernos seguimiento de la noticia. Pero ¿por qué nadie puso sobre aviso a las autoridades cuando los vecinos detectaban semejantes fiestas con cacerola?

Anónimo dijo...

NO SEAN AMARILISTAS IJOSEPUTA

pharaon dijo...

Esta secta es peligrosa. Usted debe proteger a su familia. Lea los comentarios. Es edificante.

http://jehovahh.canalblog.com/